Necesita Cancún drenaje pluvial, aunque sería obra muy costosa

Posted on noviembre 09, 2009, 11:52 pm
10 mins

CANCÚN, MX.- Benito Juárez, carece de un sistema de drenaje pluvial para hacer frente a contingencias por lluvias intensas que dejan varias zonas de la ciudad inundadas, como ocurrió el fin de semana con el paso del huracán Ida.

Pretende alcalde obtener apoyos del Fonden para reparar baches

CANCÚN, MX.- El presidente municipal, Gregorio Sánchez indicó que buscarán el apoyo del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) para el bacheo emergente de las calles de la ciudad y para lo que se requiere de una inversión de entre 40 y 50 millones de pesos.
Dijo que estos recursos serían para todas las calles por las que no ha pasado el “dragón” y que requieren una mejora urgente, por lo que indicó que en caso de recibir los apoyos a más tardar las calles estarían en buenas condiciones.
El presidente municipal reconoció que se tuvieron afectaciones y hubo destrozos en las calles, en donde se espera que a la brevedad pueda pasar el “dragón” y puedan construir vialidades con cinco centímetros de grosor.
Cabe señalar que ayer por la mañana el presidente municipal estuvo acompañado del secretario de Obras y Servicios Públicos, Julián Ricalde Magaña y del director de Servicios Públicos, Wilbert Esquivel para realizar un recorrido por las colonias y calles más afectadas por la lluvias.
Se reconoció que las zonas más afectadas por estas lluvias son las calles que están en el interior y en las que no ha pasado el “dragón”, por lo que ahora se tendrá que trabajar en su mejora.
El presidente municipal indicó que van a solicitar los apoyos del Fonden y aunque no saben lo que se les pueda entregar, consideran que requieren de entre 40 millones de pesos a 50 millones de pesos.
Se indicó que entre las calles que tendrán que ser bacheadas son las ubicadas en las 90 y 100, esto en tanto se les pone pavimentación.
Una de las primeras colonias que se visitaron fue la Donceles 28 en donde se indicó que siempre se inunda como resultado de estar en una zona baja, y aunque se está trabajando de manera coordinada con Puerto Cancún, han presentado al Congreso del Estado un proyecto por 24 millones de pesos para construir cárcamos y puntos de bombeo, esto con el fin de extraer el agua y poder enviar el agua a la laguna.
Por su parte el secretario de Obras y Servicios Públicos, Julián Ricalde Magaña externó que han solicitado apoyos de la SINTRA y la Seplader para la mejora de las calles que sufrieron afectaciones por las lluvias.
Indicó que la mañana de este lunes recibió una llamada de Víctor Alcérreca, del titular de SINTRA con la intención de apoyar a Cancún en los daños que se hayan registrado y quien se espera esté el próximo jueves en la ciudad, con la intención de verificar en lo que apoyarán a Benito Juárez.
El director de Servicios Públicos, Wilbert Esquivel reconoció que con las lluvias las zonas más afectadas fueron la Donceles 28, Lombardo Toledado, El Crucero, la zona a la altura del Hospital General y la zona de acceso a Tierra Maya, en donde incluso siguen trabajando brigadas para dar atención a las familias de esta zona.
El funcionario municipal reconoció que las calles que sufrieron problemas son las que no han sido repavimentadas y se estima que faltan aproximadamente un 30 por ciento de las calles para que se hagan estas obras.
Una de ellas es la avenida José López Portillo ya que se está a la espera de que les otorguen los recursos del Fondo de Infraestructura y Desarrollo Económico para que le puedan dar mantenimiento a esta vialidad.
Indicó que se estima que con las lluvias se tienen unos 500 baches, cantidad que considera menor si se toma en cuenta que para el 2008 se tenían unos 400 mil baches, esto de acuerdo a un estudio que se realizó. (Fuente: El Periódico)

Roberto Robles, gerente de planeación de proyectos y obras de Aguakán, aseguró que en Cancún hace falta un buen sistema de drenaje pluvial, sin embargo reconoció que para su habilitación las autoridades tendrían que invertir una suma importante de recursos económicos al ser una obra costosa, debido a que es similar a la infraestructura del drenaje sanitario.
Aunque dijo que por el momento es necesario realizar más pozos de absorción y dar un buen mantenimiento a los ya existentes, pues considera que con ello sería suficiente parar evitar inundaciones en varias áreas de la ciudad.
Roberto Robles, subrayó que es responsabilidad del Ayuntamiento la habilitación de los pozos de absorción y el desazolve de los mismos, ya que Aguakán que es la empresa concesionaria del servicio de agua potable, únicamente tiene a su cargo la red de drenaje sanitario y el tratamiento de aguas negras en sus plantas.
Explicó que al carecer de un sistema de drenaje pluvial, los pozos de absorción en temporales como las que se vivió el fin de semana no se dan abasto, a pesar de que están localizados en los puntos estratégicos de la ciudad, es decir, en las zonas bajas.
Al ser cuestionado sobre los inconvenientes que causaron las inundaciones en varias áreas de la ciudad, dijo en esta ocasión la autoridad municipal ordenó el desazolve inmediato de los pozos de absorción.
Destacó que el operativo durante la contingencia funcionó y recalcó que Aguakán en ese rubro no tiene ninguna ingerencia directa, y sólo actúan cuando detectan algún problema, como si los pozos se llenan y el personal de la Comuna abre las coladeras del sistema del drenaje sanitario, para que el agua se absorba.
En ese sentido aseguró que el drenaje sanitario rebosa, debido a que no esta diseñado para captar el agua pluvial, por lo que el personal de la empresa va trabajando detrás del municipio, incluso para tapar las coladeras y evitar accidentes.
Sin contar que las plantas de tratamiento de las aguas negras también se saturan, porque el líquido que reciben es más diluido, por lo tanto requieren de nuevos sistemas, pues el que operan esta diseñado para cierta carga orgánica.
El gerente de proyectos y obras de Aguakán, afirmó que la ciudad puede evitar inundaciones con el solo hecho de habilitar más pozos de absorción y brindarles el mantenimiento adecuado, sin embargo, recalcó que dicha tarea corresponde a la autoridad municipal.
Cabe mencionar que la contingencia por el huracán Ida, evidenció que falta mucho por hacer en cuanto al control de las zonas bajas de la ciudad de Cancún, debido a que el sábado que fue cuando cayó mayor cantidad de agua se tuvo que iniciar un operativo emergente para el desazolve de pozos de absorción para limpiar las calles.
Las avenidas más afectadas fueron la Tulum, Yaxchilán, Chichen Itza, López Portillo, y las colonias Donceles 28 y Lombardo Toledano, donde aún hay acumulamiento de agua, incluso al rebosar el drenaje sanitario persisten los fétidos olores. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)