Preocupa a náuticos la nueva baja altura del puente Nichupté

Posted on noviembre 22, 2009, 11:51 pm
4 mins

CANCÚN, MX.- La remodelación del Puente Nichupté, mejor conocido como Calinda, ha incluido la colocación de estructuras metálicas para darle soporte, lo que reduce provisionalmente su altura y ha despertado la inquietud de algunos propietarios de embarcaciones.


El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), durante el desarrollo de la obra cuya inversión rebasa los 35 millones de pesos, afirmó a través de su delegado regional, Eduardo Muñiz Urquiza, que la estructura del puente no descendería, sino se elevaría algunos centímetros para permitir la entrada de embarcaciones de mayor calado.
No obstante, la instalación de elementos metálicos que sirven actualmente para dar soporte a la arteria, mientras se cimienta y eleva el brazo vial, entorpecen el paso de embarcaciones que anteriormente libraban la altura del puente, lo que ha sembrado preocupación entre algunos navegantes.
El presidente de Asociados Náuticos de Cancún (ANC), Roberto Díaz Abraham, dijo al respecto que no ha recibido reportes de empresarios del ramo, afiliados al organismo, por lo que consideró que será necesario que el Fonatur aclare el tema antes de que concluya la obra para conocer el resultado final de los trabajos.
“Supongo que es similar la altura porque hasta la fecha no ha habido ningún problema o comentario negativo al respecto”, indicó.
De acuerdo con datos del Fonatur, el proyecto de remodelación del puente consta de tres etapas. La primera se dirigió al reforzamiento de la subestructura, ubicada en la parte marítima.
La segunda fase, que concluye el 12 de diciembre, está orientada al reforzamiento de la superestructura en un cuerpo (lado lagunar) del puente, mediante la colocación de nuevas trabes.
En este lapso se ha avanzado en la aplicación de placas de concreto para reforzar la estructura del puente.
La tercera etapa se realizará en el 2010 y consistirá en el reforzamiento de la superestructura del cuerpo que da hacia el mar.
Si bien el tránsito se ha visto alterado desde que arrancaron los trabajos, en días y horarios específicos la navegación prevalece sin mayores modificaciones, excepto que se ha solicitado a los capitanes de embarcaciones privadas y prestadores de servicios turísticos que guarden precauciones cuando naveguen por debajo del puente, ya que hay hombres trabajando.
Fonatur construyó el puente Nichupté en la década de los 70. El primer cuerpo (lado laguna) de la estructura se construyó en 1972 y el segundo (lado mar), en 1978.
En 1999 se llevó a cabo una inspección y evaluación de la estructura con lo que se dictaminó que su vida útil en ambos cuerpos presentaba algunas deficiencias y requería atención y obras de reforzamiento en el mediano plazo.
De este modo, el fondo programó la obra como parte del Programa Operativo Anual 2009, a fin de salvaguardar la seguridad de la infraestructura turística de Cancún. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)