Arman taxistas nuevo escándalo en la zona hotelera al disputar transporte de turistas

Posted on febrero 27, 2010, 11:55 pm
16 mins

CANCÚN, MX.- Nuevamente integrantes del sindicato de taxistas, dieron la nota mala el sábado por la mañana, cuando después de llevar a cabo una marcha de protesta en la zona hotelera de Cancún, decidieron cerrar el paso de entrada y salida del hotel Royal Sands, pero no conformes con eso, además bajaron a 150 turistas de las combis que los transportaban y los obligaron a subir a los taxis, en medio de gritos e insultos.

Manifestación y bloqueo, otra vez

CANCÚN, MX.- Encabezados por su líder, Manuel Pérez Mendoza, taxistas del sindicato “Andrés Quintana Roo” realizaron una manifestación y bloquearon la entrada del hotel “The Royal Sands Resort & Spa” acusando al hotel de monopolizar el transporte en la zona hotelera al dar un servicio de transportación con camionetas, de la agencia Thomas Moore, así como con autobuses, que no es precontratado sino que es vendiendo directamente dentro del hotel, con lo cual dejan sin trabajo a los taxistas.
Ayer, algunos turistas “disfrutaron” de un “espectáculo” con la manifestación de los taxistas, al pasar entre los operadores los extranjeros simplemente sonreían, algunos otros se extrañaban de lo que estaban viendo y no entendían, pero varios de ellos tomaban fotos y los chafiretes posaban inocentemente pensando que los “apoyarían”, pero lo que no pensaron es que las imágenes de los turistas actualmente son subidas a Internet y van acompañadas de comentarios, que en esta ocasión serán negativos por la mala imagen que dieron los taxistas con esta protesta, ya que incomodaron a varios turistas en sus vacaciones.
Pero no todos los turistas sonreían ante esta situación, la mayoría, si no es que todos los huéspedes, que iban de salida, mostraban su molestia y preocupación ya que el retraso causado por la manifestación de los taxistas quienes impedían la salida o entrada de las camionetas que los transportarían al aeropuerto les podría causar perder su vuelo.
Este sábado a las 9:30 de la mañana un centenar de taxistas se dio cita en el callejón ubicado a un costado del hotel “The Royal Sands Resort & Spa”, para realizar una manifestación por una serie de arbitrariedades en el hotel en mención que ha “privilegiado” a la agencia Thomas Moore para que ésta transporte a los turistas.
Los operadores se dividieron en dos grupos y mientras unos 50 se plantaron a la entrada del “The Royal Sands Resort & Spa”, el otro grupo circuló a bordo de sus unidades sonando su claxon en todo momento sobre el bulevar Kukulcán a la altura del hotel.
Todos los taxistas mostraban pancartas consignas como: “El taxista también tiene familia”, “Fuera Thomas Moore, Monopolio”, “Somos transporte con calidad y buen servicio”.
Iniciada la manifestación llegaron dos unidades de la policía turística, para agilizar el tráfico, pero al ver que había una circulación fluida y que los taxistas se estaban manifestando pacíficamente, se retiraron del lugar minutos después, lo cual fue un grave error, porque fue entonces cuando comenzaron a hacer de las suyas los chafiretes y se calentaron los ánimos.
Al no ser atendidos por un representante del hotel los taxistas, incluidos los que circulaban en sus vehículos, mismos que dejaron estacionados, optaron por bloquear el acceso del hotel a todas las camionetas de las transportadoras, asimismo cerraron el paso en la entrada a proveedores del hotel y del restaurante Hacienda Sisal, también propiedad del “The Royal Sands”.
Únicamente le dieron el paso a aquellas que presentaban su orden de servicio precontratado, lo cual estaba verificando un inspector de la Dirección de Comunicaciones y Transportes de la Secretaría de Infraestructura y Trasporte (Sintra).
El momento de mayor tensión se vivió cuando una camioneta Van de una agencia intentó entrar al hotel a recoger a un grupo de turistas, pese a que se encontraban los taxistas bloqueando la entrada, la reacción de los chafiretes fue de lanzar latas de refrescos llenas contra la unidad al mismo tiempo que la golpeaban con las manos; incluso hubo un taxista que golpeó en varias ocasiones al operador de la camioneta a través de la ventana.
Ante esta situación y en vista de que los taxistas no dejarían pasar a ninguna camioneta, Javier Vales, gerente operativo del hotel, le comunicó a un oficial de la policía turística, que llegó minutos después del conato de bronca, que cerraría al bulevar Kukulcán si los taxistas seguían bloqueando el acceso al hotel.
Inmediatamente llegaron ocho unidades de la policía turística, así como varios elementos motorizados para que esto no sucediera, incluso llegó el director de la policía turística, el coronel de infantería retirado Humberto Antonio Vargas Torres, quien se limitó a observar la situación y no dio declaración alguna.
También se hicieron presentes cinco camionetas de la policía estatal, quienes permanecieron al igual que los de la policía turística mientras estuvieron los taxistas en el hotel.
De manera más “ordenada” los taxistas no dejaban salir a ninguna camioneta con pasaje y obligaron a bajar a los turistas y abordar las unidades del Sindicato de Taxistas con el compromiso de que sería gratis su traslado, aunque posteriormente hubo quejas de que varios taxistas sí cobraron el traslado.
A las 13:00 horas llegó Sergio López Villanueva, director de Comunicaciones y Transportes de la Secretaría de Infraestructura y Trasporte (Sintra) y junto con Manuel Pérez Mendoza, líder del sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” entraron al hotel para dialogar con Francisco Villanueva, gerente de la agencia de viajes Thomas More y Javier Vales, gerente operativo del hotel The Royal Sands; momentos después llegó para integrarse a la reunión, Rodolfo Vallín Lugo, titular de la Secretaría de Infraestructura y Trasporte (Sintra) en la Zona Norte.
La reunión se prolongó y se informó que será hasta este lunes cuando se dé a conocer el acuerdo al que llegaron las partes involucradas. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Los taxistas de este destino, nuevamente vuelven a poner en riesgo la imagen de Cancún, pues la mañana de ayer tuvieron un enfrentamiento con operadores de la empresa de transporte de turistas Tomas Moore.
Poco después de las 9:30 horas, se observó un contingente conformado por 50 taxis e igual número de taxistas a pie, que marchaban lentamente, por la zona turística, a la altura del hotel antes mencionado, provocando que dicha arteria se congestionara, por cerca de una hora, sin que la Policía Turística hiciera algo al respecto.
Sin embargo, al ver que sus peticiones no eran tomadas en cuenta, decidieron que a modo de presión, cerrarían los accesos del Royal Sands, y no permitirían que las camionetas que transportaban a los turistas, salieran o entraran.
No conforme con ello, los taxistas bajaron a los turistas y los obligaron a subirse a sus vehículos.
Más de 150 turistas que a esa hora llegaban a su centro de hospedaje o bien que salían al aeropuerto, vivieron esta situación, sin que nadie les explicara qué pasaba.
Fue cuando llegaron elementos de la Policía Estatal y municipal en varias patrullas y los taxistas dejaron de agredir a los visitantes.

Desacuerdo

Los taxistas indicaron que su protesta es porque la empresa Tomas Moore, monopoliza el servicio de transporte, y no les dan oportunidad de que el turista elija con quién se quiere ir.
“Nuestros ingresos han bajado hasta un 80 por ciento, y a pesar de que estamos de 12 a 14 horas trabajando, apenas y hacemos dos corridas al día”, afirmaron.
Debido a esto, los taxistas expresaron que tuvieron que llevar a cabo estas acciones, de quitarles turistas a la otra transportadora, e incluso les ofrecieron viajes gratis al aeropuerto y Playa del Carmen con tal de que los operadores de Tomas Moore no los lleven. Sin embargo, después se supo, que los taxistas sí cobraron dichas corridas.
Francisco Villanueva Muñoz, gerente de la empresa Tomas Moore, desmintió que ellos tengan un monopolio, pues sólo atienden al 35 por ciento de los turistas, y los taxistas un porcentaje similar.
“Lo que pasa es que ellos quieren siempre más, y ahora desean quitarnos clientes”, expresó.
Comentó que muchos de los turistas, desde su país de origen, contrataron el servicio de transportación a una agencia de viajes, porque han escuchado que los taxistas abusan del visitante y quieren evitar eso.
“No pueden obligar a un turista a viajar con ellos, si no lo desean, además no se compara el servicio que ofrecemos en la agencia de viajes, al de los taxis, los cuales no hablan inglés, no tienen unidades adecuadas y tienen un mal trato con el turista”, afirmó.

Afectación turística

Sin embargo, más que un problema local, este enfrentamiento provocará una reacción más fuerte, pues los turistas que vivieron esta situación, se fueron con una pésima imagen de este destino turístico, y no van a regresar, o van a pasar esta información negativa a otros turistas, indicó Villanueva Muñoz.
Por su parte Mark Carrey, cónsul de la Gran Bretaña para la Península de Yucatán, urgió a ambos bandos a sentarse en la mesa del diálogo, porque este tipo de enfrentamientos y sobre todo, involucrar a los turistas, deja un efecto negativo de Cancún a nivel internacional, y como está la situación económica, hace falta que vengan turistas, y no ahuyentarlos.
Por la tarde, arribaron a las instalaciones del hotel, Manolo Pérez, secretario del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, además de Sergio López de Sintra, quienes durante varias horas negociaron la forma de que ambos transportistas puedan trabajar sin llegar a este tipo de situaciones. (Fuente: El Periódico)

Espantan al turismo, dice cónsul del Reino Unido

Mark Gerard Carney, Cónsul del Reino Unido de la Gran Bretaña en Cancún, con sede en el hotel “The Royal Sands Resort & Spa”, señaló que es una lástima que se presente este tipo de situaciones que lo único que hacen es espantar al turismo y que podría repercutir con un “warning” contra los taxistas de Cancún, lo cual afectaría nuevamente la imagen de Cancún y más ahora con las recién recuperadas playas.
“Es una pena que sucedan estas cosas, siempre hay que platicar las cosas para darles solución, hay turistas que quieren salir, que tienen que tomar un vuelo y otros que vienen llegando y con todo esto que está pasando, pues no es bueno para la imagen de Cancún y menos porque esto se verá en varias partes del mundo a través de Internet”, comentó el cónsul británico.
Señaló que todo esto genera una reacción negativa de los turistas hacia el destino, “hemos platicado con algunos turistas y están molestos porque no puede entrar el transporte que los trasladaría al aeropuerto y temen perder su vuelo, y tienen razón porque ellos son los más afectados”.
Mark Gerard Carney dijo que siempre hay dos lados en cualquier situación y esto afecta tanto a los taxistas como a los restauranteros, hoteleros y a la gente de Cancún, porque es la imagen de Cancún la que se está dañando.
“Se deben de sentar a dialogar para no afectar la imagen del destino, porque tanto aquí como en el mundo se está viviendo una crisis económica, y en el caso muy especifico de Cancún se tienen planeada una recuperación pero este tipo de situaciones lo hacen difícil”, finalizó. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)