Liberan a policías involucrados en secuestro de ejidatario

Posted on marzo 29, 2010, 11:55 pm
13 mins

CANCÚN, MX.- Tres de los cuatro policías municipales que fueron detenidos por haber participado en el cobro del rescate por el ejidatario que fue secuestrado Humberto Horacio Lara González, fueron liberados por el juez Segundo de lo Penal la mañana de este lunes. ¡Por falta de elementos..!

Apelará Procuraduría liberación

Tres policías involucrados en el secuestro del “Indio Blanco” fueron liberados por el juez segundo de lo penal, a lo que el procurador de Justicia Bello Melchor Rodríguez se mostró sorprendido y dijo que apelarán ante la resolución del poder judicial, ya que había suficientes elementos para que no salieran de prisión.
Alrededor de las 10 de la mañana de ayer tres de los agentes de la Policía Municipal a cargo del general Urbano Pérez Bañuelos, los cuales fueron detenidos por elementos judiciales cuando cobraban el rescate de Humberto Horacio Lara González, (a) “El Indio Blanco”, fueron liberados por el juez segundo de lo penal, quien lleva la causa 123/2010 instruída por secuestro.
Los elementos de la Policía Municipal liberados son Esteban de la Cruz Ramírez, (a) “El Azul”, quien es el brazo derecho del comandante Reynaldo Reyes; otros de los que salieron de la cárcel fueron Javier Cruz Trejo y Ezequiel Cruz Olán, y al único que se le dictó auto de formal y segura prisión fue al comandante asignado a la región donde se iba a realizar el pago, Reynaldo Reyes de Aquino.
Como consecuencia de la amplia cobertura que Quequi ha dado a los sonados casos de policías delincuentes, la familia de esta casa editorial ha sufrido ya amenazas, intimidaciones y represalias por parte de policías al mando del general Urbano Pérez Bañuelos, secretario de Seguridad Pública de Benito Juárez.
Ante la ola de amenazas de que han sido objeto reporteros, fotógrafos y personal de circulación de esta casa editorial por parte de policías del general Urbano Pérez Bañuelos, Quequi pide la solidaridad de los demás medios de comunicación de esta ciudad a fin de garantizar la integridad física de nuestro personal y el respeto irrestricto a la libertad de expresión.
Desde hace unos días, Quequi ha dado cuenta de los actos de corrupción y delincuencia organizada en que han incurrido algunos policías de Cancún, cuya corporación es responsabilidad de su titular general Urbano Pérez Bañuelos; este hecho no ha sido del agrado de los mandos policiacos y se han tomado represalias.
La detención de cuatro policías y la fuga de otros dos elementos a bordo de una patrulla de la propia Secretaría de Seguridad Pública, cuando intentaban cobrar el rescate de un secuestro, fue noticia de primera plana para casi todos los medios de comunicación. Quequi fue más incisivo en el caso y fue más a fondo por lo delicado y preocupante que ha sido para la ciudadanía el hecho de que los propios policías sean quienes asalten y secuestren en esta ciudad a bordo de unidades oficiales y armas de la propia corporación.
El seguimiento que se ha dado a este y otros casos similares que han costado despidos y detenciones de malos policías, así como la depuración de cadetes con negros antecedentes que se habían infiltrado en la Academia de Policía de Cancún, ha irritado la sensibilidad de los mandos policiacos.
Regidores del cuerpo colegiado del Cabildo benitojuarense han denunciado las irregularidades que han aflorado en la Secretaría de Seguridad Pública de Cancún e incluso adelantaron que llamaran a comparecer al general Urbano Pérez Bañuelos, declaraciones y publicaciones que han incomodado al militar y jefe de la Policía.
Como resultado de las amenazas de policías, Quequi hace responsable al general Urbano Pérez Bañuelos y al policía Gabriel Ballesteros de cualquier atentado en contra de nuestro personal y exigimos el respeto a la libertad de expresión que nos confiere la Constitución Política Mexicana en su artículo 7º. constitucional.
Ante la oleada de intimidaciones derivadas de nuestras publicaciones, el departamento jurídico de este matutino interpondrá este martes ante la Fiscalía Especializada para Delitos contra Periodistas una denuncia pública en la que queden asentados los hechos, amenazas e intimidaciones, considerando los antecedentes con que acostumbra a conducirse el general Urbano Pérez Bañuelos, actual secretario de Seguridad Pública de Benito Juárez. (Fuente: Enfoque Radio)

Sólo permanece encarcelado Reymundo Resyes de Aquino, (a) “El Jabalí” a quien le dictaron auto de formal prisión.
La Procuraduría de Justicia reaccionó e informó que apelará la decisión del juez, toda vez que la consignación del expediente se hizo con los elementos suficientes que señalan la participación de los inculpados en el secuestro del ejidatario.
Al vencerse la ampliación del término constitucional, el juez Segundo de lo Penal Benjamín Navarrete Silva, dictó auto de formal prisión en contra del policía municipal Reymundo Reyes de Aquino (a) “El Jabalí”, uno de los cuatro policías detenidos por haber participado en el cobro del rescate por el ejidatario Humberto Horacio Lara González.
Sin embargo, Esteban de la Cruz Ramírez (a) “El Azul”, Javier Cruz Trejo y Ezequiel Cruz Olán; fueron notificados del auto de libertad por falta de elementos otorgado por el juez en mención.
Los abogados y familiares de los tres policías liberados acudieron desde muy temprano a la cárcel de esta ciudad, para esperar a que los policías salieran de la prisión después de haber permanecido una semana detenidos.
El abogado Elías Abdala Delgado defensor de Esteban de la Cruz Ramírez (a) “El Azul”, comentó que están confiados en que el auto de libertad de su cliente sea ratificado después de que el Ministerio Público del Fuero Común apele la decisión del juez Segundo de lo Penal.
“Se decretó la falta de elementos, le fue notificado hace unos momentos y tiene que estar pendiente de la situación jurídica hasta que cause estado, el ministerio público tiene todo el derecho de meter un recurso de apelación, pero confiamos en que va a ser confirmado por la alta sala.
“Podría cambiar la decisión pero tenemos plena confianza en que no va a ser así porque está plenamente demostrado que estas personas estaban trabajando, laborando, tenían una jerarquía superior que fue las que les indicó que se fueran para llevar a cabo un servicio, un auxilio; ellos acudieron a eso con la necesidad de su deber y al respecto no se pudo estar pensando que se estaba relacionando a alguna cosa que después el juzgado de por si está investigando y el que quedó a cargo del auto de formal prisión, tiene también derecho a defenderse.
Podríamos pensar que él tuvo sus motivos extra oficiales, pero sin tener nada que ver con la situación jurídica de la investigación del secuestro, no sabemos, eso va a aflorar hasta que se decrete el juicio, la sentencia final”, dijo.
Al salir de la cárcel, el primero en irse a bordo de un vehículo que lo esperaba, fue Ezequiel Cruz Olán.
Javier Cruz Trejo por su parte, se dijo contento por la decisión del juez y espera poder seguir trabajando como policía, pues tan sólo tenía cuatro meses de haber ingresado a la corporación.
“Bien, gracias a Dios que se resolvió y bien, dándole gracias primeramente a Dios, a nuestra madre Guadalupe y esperemos que todo siga bien. Bien muy bien, ninguna queja de nada. Unicamente si nos van a seguir brindando el apoyo de trabajar con ellos, pues agradecido y si no, pues lo que determine el mando en este caso” dijo.
Por su parte, Esteban de la Cruz Ramírez (a) “El Azul”, se dijo inocente de los cargos que le imputaban y aseguró que todo fue un “teatro” armado por los policías judiciales que los detuvieron, y agregó que no desea seguir trabajando como policía municipal pues la corporación les volvió la espalda.
“No cometimos ningún delito, no cometimos ningún secuestro y gracias a Dios se comprobó que somos inocentes. Creo que fue injusto por parte de los judiciales porque ellos fueron los que hicieron todas las investigaciones.
Fue cuestión de la policía judicial, todos ellos fueron los que armaron el teatro. No quiero seguir trabajando como policía porque nos dieron la espalda” comentó.
Apelación
Después de darse a conocer la decisión del juez Segundo de lo Penal Benjamín Navarrete Silva, el director de control de procesos Humberto Vaquedano Parra, informó que la Procuraduría de Justicia emitirá una apelación al dictamen del juez para que el caso se vaya a la sala del tribunal y el auto de libertad pueda ser revocado en la segunda instancia superior.
La Procuraduría de Justicia reiteró que el expediente fue consignado al juez con los elementos suficientes que demostraban la culpabilidad de los policías porque fueron detenidos en flagrancia e incluso, se aseguró que dos de ellos estaban confesos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)