Espiaban a políticos y periodistas; apuntan evidencias a Gregorio; habría más casas

0
3

CANCÚN, MX.- Tras el cateo militar a una casa de la SM 20 que fungía como centro de espionaje, presumiblemente al servicio del Ayuntamiento de Benito Juárez, donde elementos del Ejército ubicaron y aseguraron un sofisticado equipo para espiar a políticos, empresarios y periodistas, se confirmó que entre los más vigilados estaban José Alberto Gómez Álvarez, director del diario Quequi y promotor internacional de box; Renán Castro Madera, coordinador del diario Por Esto; Gerardo García, director de El Periódico y David Romero Vara, director de Enfoque Radio, así como una larga lista de políticos y precandidatos a puestos de elección popular.

Mantiene Ejército bajo vigilancia centro de espionaje

CANCÚN, MX.- Como un error grave calificó el procurador de Justicia, Francisco Alor Quezada, la actitud del ex director de Tránsito, Manuel Vera Salinas, quien intentó negar el acceso de elementos castrenses al interior del departamento que funcionaba como centro de espionaje en un condominio de la Supermanzana 20.
En tanto, por segundo día consecutivo el departamento señalado permaneció fuertemente custodiado por elementos del 64 Batallón de Infantería.
El funcionario estatal también reconoció el trabajo del Ejército Mexicano y de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), pues dijo que fue gracias a ellos que se logró ubicar este centro de operaciones, sin embargo, reconoció que hasta el momento no se ha puesto en contacto con algún alto mando de la milicia para tratar de coadyuvar en las labores que se encuentran relacionadas con este caso.
“Esto es resultado de toda esa estrategia en inteligencia militar y obviamente es un asunto delicado en función de hasta donde dicen los medios de comunicación, yo no he tenido ningún contacto con el general, pero hasta donde dicen los medios parece que ahí había aparatos de última generación donde pudieran estarse generando intercepción de llamadas, espionaje y una serie de intenciones que hasta donde se sabe, esto está a cargo de la instancia de la SIEDO, yo creo que tenemos que darle el mérito a la SIEDO porque además se darán a conocer otras cosas más”, señaló el primer abogado del estado.
Asimismo, Alor Quezada, calificó como negativo el comportamiento del ex director de Tránsito Manuel Vera Salinas, quien el día del cateo se presentó a los condominios “Xcaret” para tratar de evitar el ingreso de los soldados al departamento marcado con el número 401.
“Es un error garrafal porque el Ejército entra y pide acción y se le tienen que dar todas las facilidades, viendo que va preparado y documentado, como siempre lo ha hecho el Ejército, y no está haciendo acciones de carácter ilegal, no sé si siga siendo funcionario municipal o si era funcionario, lo primero que tenía que haber hecho era darle todas las facilidades al Ejército”, dijo.
Finalmente, el funcionario reconoció que fue durante su administración como alcalde de Benito Juárez, que se dio la contratación del polémico Vera Salinas, sin embargo, recalcó que en ese tiempo desconocía algún tipo de conducta negativa de esta persona, incluso dijo que fue el actual secretario de Seguridad Pública Estatal, Miguel Agel Ramos Real, quien lo trajo a la ciudad de Cancún.
Vigilancia permanente
Con una cantidad menor de elementos pero con la misma consigna, personal castrense mantiene asegurado el departamento 401, ubicado en los condominios “Xcaret” en la Supermanzana 20, manzana uno.
Por segundo día consecutivo vecinos de la zona donde fue desmantelado este miércoles un centro de espionaje, fueron testigos del intenso movimiento de elementos del Ejército Mexicano.
Al igual que el primer día en la que arribaron al domicilio ya mencionado, los efectivos se apostaron en diferentes puntos del condominio, mientras que un grupo reducido permanecía en el interior del inmueble.
Al respecto, habitantes de la zona dijeron sentirse temerosos por cualquier tipo de enfrentamiento que se pudiera llegar a dar, pues señalaron que en días anteriores observaron a personas sospechosas llegar a los condominios.
Señalaron también, que de este lugar observaban salir de manera regular a tres mujeres dos de ellas de apariencia joven, pero que a simple vista no se notaba que pudieran pagar la renta de un lugar como este, considerado de alta plusvalía.
Finalmente, hasta el cierre de esta edición la vigilancia en el lugar continuaba y a las afueras de los condominios se podía observar estacionada una tanqueta de militares.(Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

La estructura de espionaje que fue asegurada estaba equipada con tecnología de punta, sistemas digitales de intervención telefónica a celulares y aparatos convencionales, grabadoras de audio y video, y una unidad móvil para seguimiento a personas. Se considera que hay otras dos casas que pronto serán cateadas porque se realizan las mismas operaciones de espionajes.
Además de los periodistas y directores de medios de comunicación de Cancún, cuyas fotos se encontraban pegadas en una pared sobre una cartulina, también se encontraron fotografías de Marcos Lozano Ocman, ex secretario particular del gobernador Félix González y actual director del Consejo de la Juventud y el Deporte de Quintana Roo (Cojudeq)
En el sitio cateado con apoyo de efectivos del 64 Batallón de Infantería, se encontró que en los equipos y papelería aparecieron indicios de intervención a colaboradores, dirigentes políticos y empresarios, el precandidato al gobierno de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo y los ex contendientes priístas Eduardo Espinoza Abuxapqui y Andrés Ruiz Morcillo, según indica el reporte del cateo.
En el lugar, Condominios Xcaret de la supermanzana 20, calle Jaleb, departamento 401, los militares aseguraron un bolso de la madre de uno de los hijos del alcalde con licencia Gregorio Sánchez Martínez, que había estado en el lugar.
El sofisticado equipo se presume era operado por personal al servicio del municipio de Benito Juárez, a las órdenes del teniente Manuel Vera Salinas, ex director de Seguridad Pública en Oaxaca y actual asesor de seguridad de la oficina del edil con licencia.
De acuerdo con información extraoficial, los militares se mostraron impresionados por las proporciones del centro y su cobertura, ya que además de grabaciones telefónicas incluía intercepción de correos electrónicos, monitoreo permanente de conversaciones en restaurantes y sitios públicos y transmisiones perfectamente encubiertas.
También se incautaron dos camionetas Van con cristales polarizados desde las cuales se daba seguimiento fotográfico, radiofónico y espectrográfico y de video a determinados personajes y el material se transmitía en tiempo real al centro del condominio Xcaret.
Los elementos del 64 Batallón de Infantería rompieron las cerraduras del domicilio ubicado en la supermanzana 20 con la presencia de agentes del Ministerio Público Federal adscritos a la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales Contra Delincuencia Organizada (SIEDO), señala el informe.
HACKERS EX MILITARES
Entre el inventario reportado está el hallazgo de 20 sistemas de escaneo telefónico adicionados con micrograbadoras, pantallas de sonido digital, ecualizadores de audio digitalizadores y tecnología de espionaje de manufactura israelí.
Cuando se informó en el Ayuntamiento del operativo militar, el coordinador de seguridad del alcalde Gregorio Sánchez, Manuel Vera Salinas, se presentó en el lugar escoltado por agentes subalternos, presuntamente ex militares, para tratar de impedir el cateo y evitar que la información trascendiera.
El teniente Vera Salinas sostuvo un altercado con oficiales a cargo del operativo y trató de hacer valer el hecho de que se trataba de una oficina adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública; sin embargo, los agentes del Ministerio Público Federal exhibieron la orden de cateo, al parecer emitida por un juez federal.
En la relatoría de la diligencia se describe el seguimiento de personajes vitales en delegaciones federales, gobierno estatal, partidos políticos y periodistas en pizarras electrónicas, grabadoras de audio y video; tenían incluso agendas de actividades de prácticamente todos los actores de la escena pública.
Investigadores profesionales, expertos en la materia y técnicos trabajaban como “asesores de la oficina del presidente municipal” y habían integrado archivos personales de todos los personajes tomadores de decisiones y líderes de opinión, con fotografías y datos personales.
En el operativo se incautaron archivos clasificados en memorias USB y unos 100 discos compactos que incluían relaciones y contenido de llamadas, conversaciones grabadas, correos electrónicos “hackeados” a empresarios, políticos, funcionarios y periodistas, según un trascendido del reporte militar.
POSTURA DE LA PROCURADURÍA
Por su parte, Francisco Alor Quesada dijo que “por más esfuerzo que hiciéramos nunca íbamos a dar con los grupos criminales, si la Policía de los tres órdenes de Gobierno estaba siendo monitoreada por el centro de espionaje ubicado en el departamento 401, en los condominios Xcaret de la supermanzana 20, calle Jaleb”.
De esta manera lo expresó ayer el primer abogado del estado, Francisco Alor Quesada, el cual reveló que la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) atrajo las investigaciones con relación al centro de espionaje donde se vincula a personal de la presente administración, sobre todo al ex director de Tránsito, Manuel Vera Salinas.
Ante esta situación, el procurador de Justicia Francisco Alor Quesada opinó que este es un asunto delicado, muy grave del cual no se puede emitir opinión a la ligera.
Al ser cuestionado sobre el teniente Manuel Vera Salinas, el cual colaboró en su administración cuando fue alcalde de este municipio, respondió que “Vera Salinas llegó a mi gobierno, pero ni él ni el actual secretario de Seguridad Publica estatal, el vicealmirante Miguel Ángel Ramos Real, son responsables de las acciones del señor”, después de haber concluido su gestión.
Reconoció que el vicealmirante Ramos Real trajo a Vera Salinas, y explicó que en su momento nadie le reclamo, que incluso se pidió informes a la Secretaría Nacional de Seguridad Pública por los fuertes rumores de que el funcionario estaba relacionado con la matanza de campesinos en Oaxaca. Y es que dijo que Vera Salinas en su administración nunca fue requerido o en su defecto el vicealmirante, que también es un ex marino, nunca le dijo nada. (Fuente: diario Quequi)

Comentarios en Facebook