Violento atraco en Chetumal

0
48

CHETUMAL, MX.- Un intento de asalto a mano armada al establecimiento comercial denominado “El Rey del Dulce” dejó como saldo dos personas heridas, una de ellas con dos impactos de bala, en hechos ocurridos ayer a las 15:30 horas en esta capital. Hay dos detenidos.


De acuerdo con la versión de Juan Reyna Lara, propietario del negocio, los asaltantes entraron al local, ubicado en el cruce de la Calzada Veracruz con Marciano González, de la colonia Adolfo López Mateos, aparentemente como cualquier comprador.
Sin embargo, en un descuido, los delincuentes se dirigieron a la caja y amagaron con un arma de fuego a la cajera, a quien le dijeron que se trataba de un asalto y que entregara todo el dinero, o de lo contrario la iban a matar.
“La cajera entró en pánico y comenzó a gritar. Fue entonces cuando uno de los trabajadores, Luis Romero Bermusa, se acercó para tratar de calmar a los hampones, pero uno de ellos accionó en dos ocasiones su arma de fuego y lo hirió en el brazo derecho y pierna izquierda”, explicó.
Reyna Lara dijo que los delincuentes se tornaron desesperados y nerviosos, pues después de herir a Romero Bermusa no sabían qué hacer, ya que ni siquiera intentaron tomar el dinero de la caja.
“Cuando me fijé que los delincuentes estaban como “anonadados” debido a los gritos de la cajera y de los clientes que estaban en el interior, intenté calmar los ánimos, por tal motivo me acerqué hasta donde estaban los delincuentes y le dije a la cajera que se calmara y que entregara el dinero, pero uno de los asaltantes me golpeó en repetidas ocasiones con la cacha de su arma en la cabeza”, mencionó.
Al no cumplir con su objetivo, ambos asaltantes salieron huyendo del inmueble, uno de ellos a pie, mientras que el otro abordó un automóvil compacto Volkswagen, color blanco, donde era esperado por otro delincuente.
Minutos más tarde, elementos de las Policías Estatal y Municipal Preventiva, así como efectivos de la Policía Judicial del Estado, arribaron al lugar de los hechos y se entrevistaron con los testigos, quienes dieron las características de los malhechores.
De inmediato establecieron un amplio dispositivo de búsqueda por los alrededores de la zona, y fue hasta el cruce de la calle Marciano González con Héroes donde lograron detener a uno de los hampones, quien quiso despistar a los policías sentándose debajo de un árbol, aunque su nerviosismo lo delató.
Los policías lo detuvieron y entre sus ropas hallaron solamente un desarmador.
El sujeto fue identificado como Oscar Poot de la Cruz, de 38 años de edad, y tras ser investigado en la base de datos de Plataforma México, se logró saber que cuenta con historial delictivo por venta de drogas.
De igual forma, en el operativo policiaco de búsqueda, lograron detener a otro hampón identificado como Julio César Acosta, de 33 años de edad, justo cuando abandonaba el vehículo Volkswagen, color blanco, con placas YCA-56-25 de Veracruz, en la calle 4 con Luis Cabrera, en las inmediaciones del Infonavit Francisco J. Mújica, mientras que el tercer individuo logró escapar.
Ambos detenidos fueron certificados por el médico en turno de la corporación preventiva y posteriormente fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común, para los trámites correspondientes.
En tanto, las dos personas lesionadas fueron atendidas por paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM), quienes las trasladaron a la clínica del Seguro Social.
Otra versión de lo ocurrido apunta hacia un intento de secuestro contra el conocido empresario abarrotero.
En plática telefónica con Juan Reyna hijo, comentó a Diario de Quintana Roo que los sujetos que entraron al local efectivamente amagaron al personal con un arma, pero que llevaban unos cinchos con los que pretendieron sujetar a su papá, a quien golpearon con la cacha de la pistola.
Fue entonces que Luis Romero saltó sobre uno de ellos, quien disparó en dos ocasiones, hiriéndolo.
Señaló que además del Volkswagen blanco, había una camioneta gris y hasta cinco sujetos más, aguardando a las afueras de “El Rey del Dulce”, quienes se dieron a la fuga cuando perdieron el control de la situación en el interior del comercio.
Juan Reyna hijo comentó que varios de los agresores tenían aspecto de “chilangos” y que se decían “Zetas”.
No obstante, corresponderá a las autoridades ministeriales determinar el móvil del atentado, a partir de los dos sujetos detenidos. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook