Documentan desvíos de Greg por hasta 3 mdp quincenales para nómina paraelectorera

Posted on junio 13, 2010, 11:56 pm
15 mins

CANCÚN, MX.- Con dinero del erario público, el alcalde Gregorio Sánchez Martínez y su equipo de trabajo mantuvieron una nómina superior a los 3 millones de pesos quincenales para darle operatividad a la Fundación “Todos Somos Quintana Roo” y a 400 personas de todo el estado que participarían en la denominada “Operación Dragón” el día de las elecciones el 4 de julio.

Advertisement


Por medio del tesorero Carlos Trigos Perdomo, el gobierno municipal absorbía el gasto oneroso de una fundación cuyo único fin era preparar el escenario de la contienda electoral y “alimentar” económicamente, a quienes se hicieron partidarios, fanáticos y seguidores de Gregorio Sánchez Martínez.
Todo lo anterior consta en la nómina completa de la Fundación Todos Somos Quintana Roo del 15 al 31 de mayo de este año y cuya copia obtuvo los diarios POR ESTO!. En la documentación, además de desglosarse a detalle los recursos que se utilizaban para el pago de proselitismo y otras actividades, aparecen nombres de quienes son familiares del alcalde recluido en el penal de Nayarit, así como personas que sin hacer un trabajo en específico, ganaban 60 mil pesos mensuales.
En este punto, hay tres nombres que resaltan en una nómina de 400 personas que era pagada desde el 2009, con recursos del gobierno municipal sin que se reportaran estos gastos de forma oficial en la Tesorería del Ayuntamiento Benito Juárez.
Los nombres son: Antonio Sánchez Ruiz, sobrino de Gregorio Sánchez y conocido con el mote del “Tigre” dentro de la administración gubernamental de su tío y quien fungió como el brazo operativo de la Fundación, pues todas las cuestiones monetarias pasaban por su firma y su aceptación. Sin su rúbrica, nadie recibía dinero dentro del organismo ubicado en la Supermanzana 69.
También aparece Jaime Hernández Zaragoza quien, por ley, se hará cargo del gobierno municipal a partir del 2 de julio ya que funge como suplente de Sánchez Martínez en la presidencia de la alcaldía y quien tenía a su cargo la “compra” de los consejeros electorales del Partido de la Revolución Democrática, PRD, en el estado así como llevar a cabo los “encargos” y “encomiendas” de Gregorio Sánchez.
El último nombre es el de Sergio Flores Alarcón quien desempeñaba el cargo de coordinador estatal de movilización a favor de Gregorio Sánchez y quien recibía, además de su sueldo, un automóvil para su uso particular que era propiedad del gobierno municipal.
La lista de gastos que aparece en la nómina es considerable. Cantidades que van desde 28 mil pesos quincenales hasta 208 mil pesos, forman parte de una estructura que no servía como Fundación para ayudar a los más necesitados como se mencionaba en el papel.
En realidad, la Fundación Todos Somos Quintana Roo era un centro operativo político enfocado a reclutar personas para servicios electorales con la finalidad de poner en marcha la “Operación Dragón” el 4 de julio, el día de las votaciones.
Desvío de recursos municipales
En teoría, la Fundación Todos Somos Quintana Roo fue creada bajo el eslogan GSM, lo cual significaba “Generando una Sociedad Mejor” y el principal fin, según Niurka Sáliva Benítez, era la de ayudar a mejorar a la sociedad quintanarroense.
Sin embargo, había una función más que cumplía la fundación. Desde su creación se dedicó a reclutar personal y sumar conciencias a un proyecto político encabezado por Gregorio Sánchez Martínez.
Así consta en la documentación obtenida por los diarios POR ESTO! donde se desglosa la operatividad para servir directamente a la política y no para “Generar una Sociedad Mejor”.
Para poner en marcha este proyecto, hacían falta recursos y fue a través del gobierno municipal que quincena a quincena desde el 2009, por medio del gobierno municipal se pagaba tanto nómina de trabajadores como operatividad política.
De acuerdo a fuentes oficiales de la Secretaría General del Ayuntamiento Benito Juárez, la Fundación Todos Somos Quintana Roo se manejaba a través de tres cuentas bancarias para su funcionamiento financiero.
En estas tres cuentas, el tesorero Carlos Trigos Perdomo depositaba las cantidades que hacían falta para pagar y operar la fundación y el retiro de dinero era realizado por Antonio Sánchez Ruiz, sobrino de Gregorio Sánchez Martínez.
Durante 14 días, las cuentas aparecían en ceros para no ser rastreadas fiscalmente y, al llegar los días de pago, se hacía el depósito y de inmediato se procedía al retiro. Era una transacción exacta en tiempos, pues los dineros depositados en las cuentas bancarias no podían permanecer más de 24 horas en el sistema de bancos.
De esta manera se cubría la operatividad de la Fundación Todos Somos Quintana Roo, la cual consistía en las siguientes áreas: administración, coordinadores, Team Manager, mercadotecnia, Call Center, captura, sistemas soporte técnico, promoción y movilización electoral, promotores Poder Juvenil, además de coordinación de evaluación y seguimiento administrativo y operativo.
También se encontraban dentro de las áreas operativas el pago a prensa, eventos especiales, pago de oficinas en Carrillo Puerto, Chetumal, Cozumel, Playa del Carmen, consejeros estatales del PRD, coordinación de consejeros, logística, música, coordinación jurídica electoral, actividades especiales, Redes Ciudadanas, Fundación Cristiana y Estructura Juvenil Universitaria
Esta era la parte esencial de la Fundación Todos Somos Quintana Roo. Era el trabajo diario que se hacía en las oficinas ubicadas a un costado del salón Ashanty propiedad del alcalde Gregorio Sánchez Martínez.
Tan sólo en esta operatividad, la Fundación erogaba de manera quincenal un millón 280 mil 583 pesos, los cuales se desglosaban de la siguiente manera.
Administración: 208 mil 407 pesos, Coordinadores: 162 mil pesos, Team Manager: 17 mil 500 pesos, Mercadotecnia: 36 mil pesos, Call Center: 50 mil pesos, Captura: 20 mil pesos.
Del mismo modo se pagaban de manera quincenal en las siguientes áreas, Sistemas Soporte Técnico: 14 mil pesos, Promoción y Movilización Electoral: 32 mil pesos, Promotores Poder Juvenil: 61 mil 500 pesos, Coordinación Evaluación y Seguimiento Administrativo: 10 mil pesos.
Choferes y Administrativos distritales: 16 mil 500 pesos, Prensa: 7 mil 500 pesos, Eventos Especiales: 10 mil 500, oficina Carrillo Puerto: 24 mil pesos, oficina Chetumal: 76 mil pesos, oficina Playa del Carmen: 36 mil pesos, Consejeros estatales: 40 mil pesos.
Coordinador de Consejeros: 4 mil pesos, Músicos: 63 mil pesos, Logística: 110 mil pesos, Coordinación Jurídica Electoral: 66 mil 766 pesos, Bardas: 6 mil 500, Coordinación Estructura Electoral: 64 mil pesos, Actividades Especiales: 8 mil pesos, Redes Ciudadanas: 36 mil pesos, Fundación Cristiana 28 mil pesos y Estructura Juvenil Universitaria: 72 mil 350 pesos.
Las cantidades arriba presentadas, en su totalidad da la suma de un millón 280 mil 583 pesos que quincenalmente utilizaba la Fundación Todos Somos Quintana Roo. Aparte estaba los sueldos que generaban otro gasto que debía ser cubierto, en parte, por las arcas del gobierno municipal.
Los nombres
Dentro de la Fundación estaban registrados nombres conocidos, principalmente familiares de Gregorio Sánchez Martínez como son los casos de Mariela Sánchez Martínez, coordinadora del Distrito 13 electoral dentro de la “Operación Dragón”, también estaba dada de alta su hermana Norma Sánchez Martínez quien estaba dada de alta en la oficina de Chetumal con un sueldo de 6 mil pesos quincenales.
De igual manera aparece Javier Ramírez Sánchez quien era responsable de la oficina de la capital del estado y percibía un sueldo de 10 mil pesos quincenales bajo el cargo de “Coordinador Operativo”.
A estos nombres se le suman el de Jaime Hernández Zaragoza, quien hasta el 31 de mayo de este año, fungía como coordinador de consejeros electorales del PRD dentro de la Fundación.
El caso de Hernández Zaragoza llama la atención. De acuerdo a la relación de sueldos que pagaba el organismo afín a Gregorio Sánchez, quien lleva el cargo de presidente municipal suplente recibía 30 mil pesos quincenales y además tenía a su cargo a dos secretarias de nombre Adriana Celeste Euan Rivera y María Verónica Leal Herrera. Ambas recibían de sueldo 2 mil pesos quincenales.
Además, el sueldo no era todo el dinero que recibía Jaime Hernández, pues además se llevaba comisiones en “operaciones” que realizaba a favor de la Fundación y de Sánchez Martínez.
En total, quien tendrá que llevar las riendas del municipio como alcalde suplente a partir del 2 de julio, se embolsaba 60 mil pesos mensuales y además reportaba gastos de alimentación, gasolina y diversos a la Tesorería municipal para recuperar el dinero que erogaba por estos conceptos.
La transacción de Jaime Hernández era sencilla. Juntaba los tickets de comida de restaurantes, recibos de pago de gasolina y gastos personales para posteriormente entregarlos al tesorero Carlos Trigos Perdomo, quien tenía la orden de reembolsarle ese dinero.
Pero el nombre de Hernández Zaragoza no es el único que llama la atención, pues en la lista aparece uno de los principales operadores políticos de Gregorio Sánchez. Se trata de Sergio Flores Alarcón, quien recibía 15 mil pesos quincenales por desempeñarse como coordinador estatal de movilización.
Flores Alarcón tenía de asistente a Milkdret Marina Verde Avendaño con un sueldo de 3 mil pesos quincenales.
Asimismo, en la nómina de la fundación aparecen los nombres de Roberto Eloy Ferro López quien quincenalmente ganaba 15 mil pesos, bajo el cargo de coordinador del estado para la fundación.
De igual manera estaba Raúl Corcuera Ortegón, asistente particular de Ferro López y quien ganaba 4 mil pesos quincenales, Alberto Martínez Albarrán, coordinador de enlace administrativo con un sueldo de 10 mil pesos.
Otro nombre que llama la atención es el de Juan Carlos Muñoz Cazares, quien por ser coordinador de política en el estado ganaba 10 mil pesos quincenales. A él se le suma Jorge Hernández Maldonado, coordinador político de Playa también con 10 mil pesos.
En la lista figura también el nombre de Víctor López Vázquez, quien recibía 10 mil pesos quincenales y quien además de tener el cargo de “coordinador” dentro de la Fundación, también aparece como representante del periódico “A Diario” que se distribuye de forma gratuita en Cancún.
Víctor López Vázquez fue reconocido como el personaje que, en representación de “A Diario” intentó chantajear al gobernador del estado Félix Arturo González Canto para sacarle dinero al mandatario estatal. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)