Da reversa Alcalde y ordena sacar de las calles de Cancún a Publix Outdoor

Posted on noviembre 24, 2011, 11:55 pm
3 mins

CANCÚN, MX.- Después de una verdadera ola de repudio ciudadano a la colocación de estructuras para publicidad en espacios públicos de Cancún, el Alcalde Julián Ricalde Magaña dio reversa a su intención de regularizar la concesión de la empresa Dakota D.J., S.A. de C.V., la cual fue ordenada por un juez tras una supuesta omisión de autoridades de la anterior administración, y anunció que a partir de este jueves se procederá a retirar totalmente la publicidad.

Advertisement


En entrevista, el Alcalde dijo que la decisión se tomó luego de un acuerdo con la empresa del tabasqueño Juan Celso Graniel Romero, dueño del restaurante Bovino´s, es decir, se resolvió mediante el diálogo lo que hace apenas dos días supuestamente no se podía resolver porque existía una orden de un juez que, mediante la figura de la “positiva ficta”, le permitía a la empresa colocar los anuncios solicitados en la administración del alcalde interino Jaime Hernández Zaragoza.
El funcionario dijo que la publicidad se retirará “en su totalidad”, aunque luego admitió que “estamos pulsando” si se permite la publicidad en algún otro punto de la ciudad.
Sin embargo, dijo que a patir de hoy el personal del Ayuntamiento de Benito Juárez procederá al desmantelamiento de las estructuras de publicidad hasta donde el tiempo lo permita, por lo que en los próximos días ya no habrá ninguno de estos anuncios panorámicos en los camellones de la ciudad, los cuales, además de provocar contaminación visual, obstruían en muchos casos la visibilidad de los automovilistas y peatones.
Como se recordará, la colocación de la publicidad en las calles de Cancún provocó reaccioens de rechazó ciudadano que, incluso, recibió el apoyo de grupos empresariales que hicieron un llamado a boicotear a las empresas que decidieran anunciarse en las polémicas estructuras.
El Alcalde dijo que tras la resolución del juez, contra la que nada habían podido hacer legalmente, según sus primeras explicaciones, el Ayuntamiento se disponía cobrar cuatro mil pesos por cada una de las 120 estructuras que se colocarían en camellones y espacios públicos de la ciudad.
Sin embargo, el negocio se cayó.
Extraoficialmente se conoció que detrás de los permisos y la farsa jurídica para permitir la colocación de los anuncios, pese a una prohibición expresa del Reglamento de Anuncios, estaría Karim de la Rosa, quien fue asesor jurídico del Ayuntamiento con Gregorio Sánchez y actualmente se desempeña como secretario particular del Alcalde Julián Ricalde Magaña, quien en un principio dijo desconocer la petición de los permisos por parte de la empresa. (Noticaribe)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)