Abre visita presidencial nueva vía de diálogo para resolver crisis de la deuda con Fonhapo

Posted on enero 12, 2012, 11:55 pm
16 mins

CANCÚN, MX.- Luego que el Alcalde de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, explicó personalmente al Presidente Felipe Calderón Hinojosa, la retención de 112 millones de pesos por concepto de empréstitos del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) a la Comuna, logró que las autoridades de ese fideicomiso de vivienda lo reciban mañana viernes en la Ciudad de México.

Niega Hacienda el pago

CANCÚN, MX.- Aunque el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), José Antonio Meade Kuribreña, abrió espacio para la revisión del caso, indicó que “no existe evidencia” de que el ayuntamiento de Benito Juárez, haya liquidado el crédito con el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo).
La deuda, que ascendía a 8.5 millones de pesos -según la versión del gobierno municipal- alcanza hoy los 112 millones y, para cobrárselo, la Secretaría procedió al embargo de los 32 millones de pesos correspondientes al primer mes de participaciones federales de la comuna.
Al término de la Conferencia Anual para Latinoamerica del Grupo Santander, clausurada ayer en Cancún, Meade Kuribreña, fue cuestionado sobre la versión de la actual administración, encabezada por el alcalde Julián Ricalde, quien afirma que la deuda se liquidó el 30 de marzo del 2008, al término del trienio del entonces edil, Francisco Alor, bajo esquemas y facilidades sugeridas por el propio Fonhapo.
“No tenemos ninguna evidencia de que ese sea el caso”, respondió sobre la versión de que el dinero presuntamente se pagó.
El secretario de Hacienda indicó que existe disposición para que, en conjunto con el municipio y el Fonhapo, se revise el tema y se encuentren alternativas de pago, “para hacer que este descuento sea menos oneroso”.
Explicó que cuando se da un crédito, por ejemplo, del Fonhapo, que se garantiza con las participaciones federales, si hubiera algún incumplimiento en el pago, el Fondo lo notifica a la Secretaría para la retención de los recursos.
“Estamos revisando con el municipio, el gobierno del estado y con el Fonhapo si hay espacio para hacer alguna reconsideración en plazo o en monto, pero es un crédito ordinario y la mecánica de retención de participaciones también lo es”, expresó.
Si se comprobase que el municipio sí pagó y finiquitó, “se revertiría el descuento, naturalmente, pero es una revisión que debe hacerse”, agregó.
En entrevista por separado, el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, declaró que logró exponer el caso al presidente de la República, Felipe Calderón -presente en la clausura de la Conferencia de Santander- y que éste instruyó que se revise el caso.
“Me dijo que se instruyó al secretario de Hacienda, el Doctor Meade para ver si nos pueden dar mayor plazo y si se adjudicó el pago”, comentó. (Fuente: El Periódico)

De acuerdo con un boletín emitido tras la rueda de prensa que dio el Alcalde tras la breve visita pesidencial a Cancún, Julián Ricalde pudo dialogar con el secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, quien se mostró sensible y receptivo al tema, al autorizar una reunión este viernes en la capital del país con el titular de Fonhapo, Salvador López Orduña, a la que acudirán la síndico Guadalupe Leal Uc y el tesorero Leonel Sauri Galué.
Además, por órdenes presidenciales atenderá el tema el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña.
Ricalde Magaña destacó el interés de la Federación para darle solución al tema de la retención de partidas presupuestales por parte de Fonhapo, especialmente del Presidente de la República, Felipe Calderón, a quien personalmente le entregó el expediente respectivo con su ficha técnica.
Añadió que en la actual administración no hay expediente de Fonhapo que se hubiera incorporado en el proceso de Entrega-Recepción en la administración como deuda pública, ni se detalla contablemente la existencia de algún documento o reseña de deuda.
El primer edil aclaró que el Ayuntamiento no pierde su derecho de recurrir legalmente a lo que considere necesario, “pero no en un planteamiento de polemizar, sino en un planteamiento de probidad, en todo caso nosotros tenemos que velar por la institución”.
Precisó que este es un año de consolidación de acciones y proyectos, “somos un gobierno serio, prudente, que bajo ningún motivo pondrá en riesgo el salario de los trabajadores ni la prestación de los servicios básicos de la ciudad”.
Se va a hacer todo lo posible -argumentó- para que esto no se resienta si no hay auxilio de la Federación en este asunto que data de hace 21 años, y por el que Benito Juárez pudiera tener consecuencias severas.
Recordó que en Banobras tiene el municipio de Benito Juárez una reestructura por mil 400 millones de pesos que está garantizada en las participaciones, al no tenerlas, hay cláusulas de pago anticipado por la falta de garantía, esa es una de las hipótesis en la que estaría cayendo el Ayuntamiento. Otra es que de las participaciones federales se apalancan otros programas, en los que nosotros ponemos los “paripasos”, es la parte que pone el Ayuntamiento para que con la parte federal o estatal se integren montos para diversos programas, uno de ellos es el Subsemun, nosotros hemos estado manteniendo el aparato de inversión en Seguridad Pública, independientemente de ello, tenemos rescate de espacios públicos y muchos programas que dependen de las participaciones.
Percibí, dijo, que el titular de Sedesol se mostró sensible al tema; “tuvimos la oportunidad de hablar con él y telefónicamente el tesorero municipal, Leonel Sauri Galue le explicó las afectaciones, quién recalcó el manejo positivo de la Administración y el porqué estas acciones ponen en peligro al destino, por lo que esperamos la respuesta positiva de la Federación”.
Por ello, agradeció todo el apoyo del empresariado de Benito Juárez, de todos los sectores, partidos políticos y medios de comunicación, pues en este gobierno se está actuando de manera prudente, responsable y pacífica, vamos caminando en el sentido correcto. “Podemos decir que somos una administración con amigos que quieren un entorno positivo para Cancún”, finalizó.


RELATORIA COBRO DE FONHAPO A BENITO JUÁREZ

De acuerdo con un amplio boletín para explicar el tema del adedo, el municipio de Benito Juárez aclaró que el día 31 de marzo de 2008, cumplió en tiempo y forma con el pago de la cantidad de 8 millones 699 mil 505.10 pesos, sin que a la fecha se haya recibido de parte del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) el documento que ampare el finiquito correspondiente.
Conforme a transferencia bancaria se liquidó el adeudo a la cuenta de cheques número 0447758332 cuyo titular es precisamente Fonhapo, a través de dos depósitos por las cantidades de 2 millones 699 mil 505.10 pesos y 6 millones de pesos cuyos importes corresponden a la liquidación de los créditos 1660 y 1794 respectivamente, tal y como se advierte de los movimientos del periodo comprendido entre el 1º al 31 de marzo de 2008, y que constan en los del estados de la cuenta 02000855-004 expedidos por Banco Santander, S.A. cuyo titular es el Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo.
Hace tres años, el 28 de marzo de 2008, el Jefe del Departamento de Atención al Acreditado y Grupos Sociales del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), Leopoldo Morales Palomares, expresó a través de un correo electrónico que en cumplimiento a las instrucciones recibidas del Director de Ingresos de esa entidad, Benito Córdoba Campos y en atención a las gestiones de pago realizadas por las autoridades municipales, la cantidad total a liquidar por los créditos 1660 y 1794 ascendía a 8 millones 699 mil 505.10.
Dicho saldo correspondió al monto actualizado al mes de marzo de 2008, e incluyó los intereses generados, así como una pena derivada del incumplimiento de pago desde el mes de julio de 2003 durante el gobierno de Juan Ignacio García Zalvidea.
En la documentación en poder del Municipio de Benito Juárez, se advierte claramente que los créditos 1660 y 1794 fueron total y oportunamente liquidados, por lo que Fonhapo indebidamente solicitó a la Tesorería de la Federación la efectivización de la garantía con cargo al aval (Estado de Quintana Roo) quien a su vez, las compensa con aquellas destinadas al Municipio de Benito Juárez, siendo este último, privado de tales recursos públicos.

HISTORIA DE LOS CRÉDITOS

Durante el mandato de Mario Ernesto Villanueva Madrid como presidente municipal de Benito Juárez, el 31 de octubre de 1990, fueron contratados con el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) los préstamos 1660 y 1794, encaminados a obras urbanas. Respectivamente los montos fueron por $6,472’674,474.00 y $8,675’390,848.00 (viejos pesos).
Luego de seis años, durante el régimen de Rafael Lara y Lara se establecieron con Fonhapo dos convenios de reconocimiento a los dos créditos y se fincaron sus montos en nuevos pesos: $24,376,416.38 y $40’635,251.91 respectivamente.
Para el 15 de febrero de 2000, cuando gobernaba Sonia Magaly Achach Solis, se firmaron otros dos convenios, ahora modificatorios, de pago toda vez que para septiembre de 1999 estaban cumplidos con toda puntualidad los pagos. Entonces, Fonhapo autorizó al municipio de Benito Juárez una tasa de descuento que llegó al 33.10%, unos $ 6’964,017.35 pesos al saldo insoluto de los préstamos 1660 y 1794, que en esa época estaban situados en$21’039,327.34 y $25’845,106.32 respectivamente, con la condición de que el municipio pagara 48 mensualidades consecutivas los adeudos modificados, mismos que quedaron como sigue: $14’075,309.99 (crédito 1660) y $17’290’376.13 (crédito 1794).
Durante el gobierno municipal de Francisco Alor Quezada, según oficio DI/307/2007, signado por el director de ingresos de Fonhapo, Benito Córdoba Campos, reconoció que el 81.25% del total de los créditos estaba cubierto, mientras que el saldo restante era de $8,517,458.49 pesos, cifra que consideró los intereses generado a noviembre de 2007, basado en una tasa anual del 4% sobre saldo insoluto.
Conforme la propuesta del oficio DI/307/2007, Benito Córdoba Campos, director de ingresos de Fonhapo, comprometió al fideicomiso que una vez obtenido el acuerdo respectivo del Comité de Cancelaciones, procederían a extender el documento que liberaría al Municipio de Benito Juárez de las obligaciones derivadas del crédito extendiendo el finiquito correspondiente para extinguir las garantías otorgadas, tanto por el municipio como por el gobierno del estado en su carácter de aval.
Pero el 29 de enero de 2010, el Gerente de Recuperación Crediticia de Fonhapo, Benigno de Jesús Ortiz Salcedo, según oficio GRC/BJOS/00119, informó al entonces Presidente Municipal, Gregorio Sánchez Martínez, que a diciembre de 2009, el Municipio de Benito Juárez tenía un presunto saldo vencido por $74,584,716.48 respecto al crédito 1794, sin que obre en el expediente constancia alguna de gestiones realizadas en aquella administración con el objeto de aclarar que tal crédito había sido oportunamente liquidado.
Para el 13 de enero de 2011, conforme los oficios GRC/BJOS/006171 y GRC/BJOS/006171, el Gerente de Recuperación Crediticia de Fonhapo, el Ing. Benigno de Jesús Ortiz Salcedo, informó a Jaime Hernández Zaragoza, entonces presidente municipal, un supuesto saldo vencido respecto de los créditos contratados y que al mes de diciembre de 2010, ascendían a las cantidades de $41’248,621.67 y $76’600,702.22 respectivamente.
Al respecto, Jaime Hernández Zaragoza y Jaime Manuel Zetina González, Presidente y Tesorero Municipal respectivamente, comunicaron mediante el oficio TM/0053/2011 de fecha 20 de enero de 2011 al Gerente de Recuperación Crediticia de Fonhapo, Benigno de Jesús Ortiz Salcedo, que los créditos ya habían sido liquidados totalmente por el Municipio, informándole que el Fonhapo no había remitido las cartas de finiquito correspondientes y anexaron a su oficio las constancias relativas del pago del finiquito respectivas. (Con información del Ayuntamiento de Benito Juárez)

Comentarios en Facebook