Confirman nexos con narco de ejecutado cerca de Calderitas

Posted on enero 31, 2012, 11:55 pm
8 mins

CHETUMAL, MX.- José Javier Lizama Tzap, de 31 años de edad, ejecutado el lunes por la tarde entre Calderitas y Luis Echeverría, era distribuidor de droga y trabajaba en un taller de hojalatería cuyo propietario será citado ante el Ministerio Público del Fuero Común para que rinda su declaración con relación a los hechos.

Advertisement

Recibió 2 disparos en la cabeza

CHETUMAL, MX.- Por el homicidio de José Javier Lizama Tzab, de 31 años de edad, la agencia del Ministerio Público de Calderitas inició la Averiguación Previa 06/01-2012, informó el director de Averiguaciones Previas, Miguel Angel Torres Fritz. Tras localizar el cadáver de Lizama Tzab en el tramo carretero Chetumal-Luis Echeverría, el agente del Ministerio Público inició las pruebas periciales.
Agregó que como resultado de la necropsia se le encontraron al cadáver cinco orificios de entrada que coinciden con los cinco casquillos calibre 45 hallados en el lugar de los hechos.
De estos disparos, dos fueron en la cabeza, uno que entra en la oreja izquierda y otra más entra por la nuca.
Los otros tres disparos los tiene en la zona baja del abdomen y presenta una lesión de arma blanca en el pecho que entró solamente 1.5 centímetros sin causar daño mortal, la cual pudo ser una herida previa a los disparos que recibió.
De acuerdo con los documentos hallados en su cartera, José Javier Lizama Tzab habitaba en el domicilio número 410 de la calle Mariano Escobedo de la colonia Adolfo López Mateos, y laboraba como hojalatero.
Torres Fritz comentó que ayer martes acudió Nedy del Socorro González Cohuó a las instalaciones del Semefo para reconocer el cadáver de su esposo.
Señaló que con estos avances ya se giró el oficio de investigación a la Policía Judicial, que se hará cargo de dar seguimiento a la investigación para dar con el presunto homicida.
Comento que por el momento no se puede adelantar cuál sería la línea de investigación, aunque aclaró que se descarta que el homicidio fuera por robo, ya que en el lugar se hallaron todas las pertenencias del occiso.
Por último, el director de Averiguaciones Previas comentó que esperaran la declaración de la esposa del occiso para saber si éste tenía problemas y saber qué tipo de personas frecuentaba. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Durante una inspección que elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado realizaron en las instalaciones del taller denominado “Chore” hallaron residuos de cocaína.
De acuerdo a las primeras investigaciones, José Javier Lizama Tzap, con domicilio en el Fraccionamiento del Caribe, aparte de ser hojalatero se dedicaba a distribuir droga entre los adictos de esta ciudad.
Pero, al parecer, traicionó a su patrón, de ahí que el pasado 30 del mes de enero, como a las 09:30 horas, salió de su casa ubicada en dicho Fraccionamiento para ir a su centro laboral, el taller de hojalatería “Chore”, ubicado en la calle Camelias cruzamiento José María Morelos, sin saber que la muerte lo esperaba.
Cinco horas más tarde, el presunto distribuidor de droga apareció ejecutado en un camino de terracería, a dos kilómetros de la orilla de la carretera estatal Calderitas – Luis Echeverría.
Quedó en regresar a su casa a las 14:00 horas para comer con su familia, pero Lizama Tzap ya no pudo porque antes fue ejecutado por algún integrante de la delincuencia organizada.
De hecho, ese día, poco después de las 14:00 horas, Nery del Socorro González Couoh estuvo llamando a su marido, porque éste había quedado en que iba a comer con ellos.
El día de hoy, el taller donde laboraba estuvo cerrado; sin embargo, en el interior se pudieron observar dos vehículos, uno antiguo y uno de modelo reciente.
El dueño del negocio, según trascendió, será citado a declarar ante el Ministerio Público del Fuero Común con relación a los hechos.
Por su parte, la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado, informó que José Javier Lizama Tzap recibió cinco impactos de bala, de los cuales dos fueron a dar en la cabeza; uno fue a quemarropa a un costado derecho del tórax, otro en el flanco derecho abdominal y el último impacto fue a la altura de los glúteos.
Para ellos, los sicarios usaron un arma de calibre 45 milímetros.
Mientras que el director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Ángel Torres Fritz informó que el cuerpo fue identificado y reclamado por Nery del Socorro González Couoh, esposa del ahora occiso.
Torres Fritz agregó que de acuerdo a la declaración de la esposa del hoy occiso, José Javier Lizama Tzap contaba con 31 años de edad y laboraba como hojalatero.
Indicó que todavía no ha sido establecido el móvil de la ejecución, aunque lo que sí es un hecho es que José Javier Lizama Tzap fue ultimado en el mismo lugar donde fue encontrado su cuerpo.
“De hecho, la necropsia de ley reveló que el ahora occiso, recibió cinco impactos de bala, de un arma calibre 45 milímetros, dos de estas en la frente, con orificio de entrada y salida, mientras que los tres restantes los recibió en el cuerpo, bajo del abdomen, que coinciden con los 5 casquillos hallados en el lugar, incluso recibió una apuñalada, de aproximadamente 1.5 centímetros, antes de ser ultimado, aunque esta lesión no le provocó la muerte”, dijo Ángel Fritz.
Señaló que la Policía Judicial del Estado (PJE) continúa investigando esta nueva ejecución, dentro de la averiguación previa 06/01-2012, la cual fue iniciada después del hallazgo del cuerpo.
Indicó que por el momento no se puede adelantar cuál sería la línea de investigación, sin embargo, descartó que el homicidio fuera por robo, ya que en el lugar se hallaron todas las pertenencias del occiso, el cual aparentaba ser de escasos recursos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)