Buscan a ladrones de autobús

Posted on febrero 22, 2012, 11:55 pm
9 mins

CHETUMAL, MX.- La policía del municipio de Othón P. Blanco une fuerzas con autoridades federales y militares en la búsqueda de los delincuentes que asaltaron un camión de la línea Autobuses del Oriente, con un numeroso operativo en diversas comunidades de la Zona Sur de Quintana Roo.

Dispararon a matar, denuncian

CHETUMAL, MX.- Los tres asaltantes del camión de la empresa del ADO si tiraron a matar al conductor y lo que le salvó la vida a éste fue que la ojiva dio más arriba del panorámico delantero del camión.
Por su parte, Sergio Javier Gómez Izquierdo, director general de los Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado, dijo que el caso del robo violento que sufrieron pasajeros del autobús de ADO en la carretera Escárcega-Chetumal, encontraron un impacto de arma de fuego en el panorámico, y calculó que el arma fue accionada de frente al autobús, desde una altura de 1.60 metros aproximadamente y a una distancia de entre 6.5 y 7 metros.
En el interior del camión fue encontrada una bala, a la cual se le hacen los estudios respectivos, aunque se reservó más detalles para no entorpecer las investigaciones.
Los delincuentes se escaparon a bordo de un vehículo que los esperaba cerca del lugar donde balearon a la unidad.
Se presume que el camión fue asaltado al azar por los delincuentes, porque el autobús apenas llevaba 18 personas, cuando su capacidad es de 45, según las primeras investigaciones de las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
La madrugada del día martes 21 del presente mes, tres encapuchados armados rompieron la tranquilidad de la carretera Chetumal-Escárcega, luego de que balearon un autobús de la empresa Autotransportes de Oriente (ADO) y luego lo condujeron a una brecha ubicada en el kilómetro 200 más 400 de dicho camino, cerca de la comunidad de Nachicocom, municipio de Othón P. Blanco.
Ahí despojaron de sus pertenencias a los 18 pasajeros que iban a bordo del camión con destino a la ciudad de Cancún y luego se dieron a la fuga con rumbo desconocido.
De acuerdo a las primeras investigaciones policiales, los tres asaltantes se escaparon a bordo de un coche que los esperaban cerca del lugar donde balearon al camión de pasaje.
Y al parecer los delincuentes cometieron el asalto al azar, porque el autobús apenas llevaba 18 pasajeros, cuando su capacidad es de 45, y además ningún pasajero llevaba mucho dinero.
Hasta el momento la Policía Judicial del Estado aún no ha podido establecer si los tres presuntos asaltantes son de la zona o llegaron de otro lado para cometer el asalto.
Por lo pronto, el día de hoy, los agentes de la Policía Judicial regresaron al lugar del asalto, en busca de algunos indicios que los pudiera llevar a la captura de los tres presuntos delincuentes.
Las fuentes precisaron que los delincuentes si tiraron a matar al conductor, lo que salvó a éste es que la ojiva fue a dar más arriba del panorámico delantero del camión.
Y es que como el asalto se dio en una zona despoblada, se ha dificultado la investigación de los hechos, pero la Policía Judicial del Estado sigue trabajando en eso para la captura de los hampones. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

La Policía Municipal de Othón P. Blanco es una de las más confiables y eficientes, lo que quedó en evidencia el pasado martes por la noche, cuando los integrantes de esta corporación, comandados por el director general Gumercindo Jiménez Cuervo, hallaron antes que nadie el camión que había sido asaltado.
Esta rápida reacción permitió que los pasajeros y conductores del autobús recibieran asistencia y que la Policía Federal instalara puestos de control carreteros en puntos estratégicos, con el objetivo de cortar la huida de los asaltantes.
Autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado y otras corporaciones federales, junto con la Policía Municipal Preventiva, colaboran en la investigación de este inusual atraco; sin embargo, las víctimas no han aportado datos importantes o una descripción física clara de los autores, por lo que ubicarlos se ha convertido en una tarea difícil de lograr.
Como se recordará, Marco Antonio Dzap, de 36 años de edad, conducía un camión marcado con el número 0382, con placas 339-HX del Servicio Público Federal, con la ayuda de Gonzalo Yervez, de 54 años y con 18 pasajeros.
La unidad partió al filo de las cuatro de la tarde de Tabasco y se dirigía a la ciudad de Cancún, pero al llegar a la altura del crucero a Morocoy, notó que tres personas estaban paradas a mitad de la vía. Uno de estos sujetos realizó un disparo contra la unidad, el proyectil atravesó el parabrisas y se impactó pocos centímetros sobre el asiento.
El chofer dijo que los empistolados llevaban lámparas de mano consigo, las cuales utilizaron para cegarlo y, por este motivo, no pudo ver sus rostros, además de que les brindó la ventaja suficiente como para abordar la unidad, tomar el control y conducirla a través de una brecha, poco más de 300 metros selva adentro.
Estos sujetos dijeron a la mayoría que sus víctimas que no dudarían en matar a cualquiera que vacilara en entregar sus pertenencias o intentara ser un héroe, puesto que su “comandante” los estaba esperando.
Luego de obtener varios miles de pesos en efectivo y artículos, los delincuentes obligaron a sus víctimas que se recostaran sobre el suelo, cerraran los ojos y permanecerán de ese modo durante media hora, además de que advirtieron que dispararían contra el primero que osara ponerse en pie.
Más tarde, uno de los pasajeros que conservó su teléfono, escondiéndolo en la parte lateral de su asiento, solicitó ayuda por medio del número de emergencias y al lugar acudieron elementos de la Policía del Municipio de Othón P. Blanco, del Estado y de la Federal, mismos que brindaron ayuda a los pasajeros y los dos conductores.
Los guardianes del orden montaron un operativo por los alrededores, pero no lograron ubicar a los autores, pese a que la movilización se extendió en todo Quintana Roo y parte de Campeche. Es necesario mencionar que policías federales ubicaron un vehículo Tsuru, en Playa del Carmen, Campeche, el cual supuestamente estaba relacionado con este atraco, pero después se supo que la unidad fue robada en Felipe Carrillo Puerto y está relacionada con un robo menor. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)