Cuestiona Morera eficacia de la lucha contra el narco en México

0
9

CANCÚN, MX.- “A la lucha en contra del narcotráfico que mantiene el gobierno federal le ha faltado inteligencia en lugar de aventar a las fuerzas armadas y a la policía federal, para poder agarrar a los grupos más violentos (incluidos sus líderes)”, dijo tajante la presidenta de la asociación “Causa en Común A.C.”, María Elena Morera, quien agregó que “vemos un panorama complicado, que hablamos de gente que ha muerto en esta lucha como si fueran dulces o cosas”.

Policías de Cancún y Tulum, las más cuestionas en QR

CANCÚN, MX.- La presidenta del Consejo Ciudadano de Quintana Roo A.C., Patricia Palma Olvera, informó que en la reciente encuesta efectuada por su organización en materia de seguridad pública en Cancún, el 73 por ciento de las personas coincidió en señalar que la inseguridad ha incrementado en todos los ámbitos en el municipio de Benito Juárez, muy contrario a lo que afirma el propio secretario de Seguridad Pública, Jesús Aiza Kaluf. También, indicó que de los 10 cuerpos policiacos municipales que hay en el Estado, la policía de Cancún y Tulum son las más señaladas de cometer abusos durante sus detenciones y todas sus actuaciones; en cambio, la policía municipal de Felipe Carrillo Puerto es de las más aprobadas.
En el marco de su participación en la segunda conferencia Sumemos Causas, Ciudadanos más Policías que fue organizado por la Asociación Civil “Causa en Común”, Palma Olvera dio a conocer el resultado de la más reciente encuesta hecha por el organismo que representa y en donde los cuerpos policiacos de Cancún y Tulum fueron los más reprobados por la ciudadanía.
“Nuestra evaluación nos indicó que un 73 por ciento de mil personas encuestadas manifestó que la inseguridad en el municipio de Benito Juárez ha aumentado, un 18 por ciento se pronunció porque el nivel sigue igual, y el 9 por ciento piensa que ha disminuido. Aunado a esto, 81 personas manifestaron haber sufrido algún delito en los últimos seis meses, de los cuales 43 no denunciaron”, informó.
Explicó que estas encuestas se han hecho en todos los municipios y en donde la policía de Tulum adicionalmente fue señalada como la más represora por tres hechos recientes como fue que hayan desnudado a un ciudadano, por ultrajes a la ciudadana Gabina Pat Díaz a manos de ocho policías y el asesinato de un campesino por los golpes que recibió.
En cambio -destacó-, la policía de Felipe Carrillo Puerto es una policía más aprobada en el sentido de que es el único municipio que además, ocupa el tercer lugar a nivel nacional que tiene más mujeres dentro de su corporación. “Entonces, esa sensibilidad más la fuerza que usan para someter a las personas al momento de la detención, se hace de forma correcta”.
También comentó que las policías de Isla Mujeres y Cozumel, por la misma geografía y composición social, son las que menos problemas dan, y seguido de éstos la policía de Othón P. Blanco, la de Lázaro Cárdenas, José María Morelos y hasta la de Solidaridad que ha ido mejorando.
Al insistirle sobre la encuesta hecha en Cancún, Patricia Palma Olvera, presidenta del Consejo Ciudadano de Quintana Roo A.C., dijo que “con esas referencias, nos enfrentamos a un panorama complicado, en donde la gran mayoría de la población dice que la policía no sirve, no ha dado resultados”.
Y agregó “la corporación de Benito Juárez es una policía reprobada que no ha dado resultados, aunque su director (Jesús Aiza Kaluf) diga lo contrario, aquí la ciudadanía es la que está calificando. Entonces, nosotros no tenemos más que apoyar esa semblanza ciudadana”.
Al cuestionarla si en este municipio sería necesario aplicar algún mando único, aclaró que “esto no es la solución, son muchos factores. Aquí lo importante es el factor selección, que significa elegir adecuadamente a la policía, capacitarla, vigilarla, evaluarla constantemente, también capacitar a los mandos porque actualmente tenemos a siete policías que han egresado de la licenciatura en Seguridad Pública de la Universidad de Quintana Roo, que hoy andan caminando, que no tienen un radio Motorola, que no tienen una patrulla, que no tienen siquiera un silbato y en la encuesta en el por qué sus jefes no los han ascendido teniendo una licenciatura, es simplemente porque como el jefe no la tiene (la carrera), tiene miedo a ser desplazado por el policía que se capacita. Lo cual esto redunda en una frustración para aquél joven que estudió pensando que iba a llegar a ser un director”.
Es por ello que recalcó que “se tiene que meter la sociedad a las corporaciones, es como yo miro un verdadero cambio, no trayendo a militares o gente de otros lados. Ya nos dimos cuenta que los mandos medios vengan de donde vengan no dan resultados, aún se capaciten en Harvard o en Israel, no van a dar resultados. Aquí la sociedad es la que tiene que exigir qué clase de policía quiere”.
En cuanto al hecho de que sean militares los que tomen el control de los cuerpos policiacos, Patricia Palma Olvera resaltó que “la incursión de los militares hacia la seguridad pública se dio en un acto emergente, pero de ninguna manera esto se debe de constitucionalizar, los militares deben irse a sus guaridas militares y para ello están preparados y lo hacen muy bien, pero en la vida civil, hay gente que está preparada para dirigir una corporación policiaca”.
Por último, resaltó el hecho de que el Consejo Ciudadano de Quintana Roo que encabeza ha estado trabajando muy de cerca con la Procuraduría de Justicia del Estado y con el general Carlos Bibiano Villa Castillo “con quien tenemos reuniones de la sociedad hacia la seguridad pública de forma constante”. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

En entrevista con POR ESTO! de Quintana Roo, habló también sobre la falta de profesionalización de la policía del estado y en donde, el Centro de Control de Confianza (C3) que está en Chetumal, no está dando los resultados esperados.
“Uno de los programas que tiene es el Observatorio de los Centros de Control de Confianza (C3), es hacer un monitoreo en todo el país y observamos 16 centros del mismo número de estados, entre ellos Quintana Roo que nos tiene realmente preocupados y por eso estamos aquí, porque vamos a ver cómo ayudamos para que el C3 se fortalezca, que realmente evalúen a todos sus policías”.
Dijo que de los 16 estados que “Causa en Común A.C.” tiene bajo observación, entre estos, Aguascalientes, Chihuahua, DF, Durango, Estado de México, Hidalgo, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas y Quintana Roo, este último solamente tiene evaluado el 1.3 por ciento.
“En total a nivel nacional está evaluado el 24 por ciento del personal de seguridad pública, pero Quintana Roo sólo lleva el 1.3 por ciento y eso nos preocupa”, señaló.
Resaltó que el modelo de C3 debe ser parte de la cadena del nuevo sistema policial y vincularse con el proceso de reclutamiento, profesionalización, sistemas e incentivos de permanencia.
De esta forma, sostuvo que “en diciembre pasado, nos tocó hablar en el Consejo Nacional de Seguridad Pública y ahí es donde hicimos la evaluación de cómo están todos los estados, pero vemos que en Quintana Roo las cosas siguen igual”.
Destacó que las ventajas de las evaluaciones de la policía, es que se trata de un instrumento que no quiere decir que porque se tenga a una policía evaluada, está va a ser profesional.
“Si vemos todo el esquema de la policía, primero tenemos que ver como se reclutan, luego viene la evaluación y luego la profesionalización, luego para ascender debe de volver a ser evaluada y dentro de todo este contexto, también tenemos que ver qué le estamos dando a toda esta policía para tener una buena corporación”, comentó.
En ese sentido, destacó que la cuestión de los sueldos es uno de los problemas de la policía de Quintana Roo, pues aquí se está por debajo de la media nacional.
“Aquí los policías ganan alrededor de 4 mil 800 pesos a la quincena, cuando hay estados donde les pagan alrededor de 20 a 25 mil pesos mensuales a cada policía, aunado a los programas de vivienda que tampoco se están dando”, indicó.
Ante esto, dijo que “entonces, de qué sirve tener una policía evaluada, porque tenemos mayor certeza de que es una policía confiable y si con esto, el Estado se encarga de profesionalizarla bien, vamos a tener una buena policía”.
Y agregó “si no tenemos esta mancuerna en poder confiar en la policía y que esté bien profesionalizada, difícilmente vamos a tener una buena policía y en estados tan importantes como es Quintana Roo, al ser el estado turístico más importante del país, implica que el estado debe de tener mayor compromiso de tener una buena policía y un buen sistema de justicia”.
En cuanto al tema de la corrupción, informó que “lo que generalmente sucede es que el policía no es corrupto, se hace por el mismo sistema en el que se desempeña. Es decir, si el sistema es corrupto, este va corromper a la policía”.
Por eso -insistió-, es importante que se avance en el proyecto de la policía acreditable, que sería un cuerpo de policía específico que estén protegidos, que el mismo sistema los proteja, que sean policías evaluados, que sean profesionales y que le sirvan a la ciudadanía.
Porque “bien pueden pasar el examen, pero si el sistema no cambia, la tendencia es ellos se corrompan también”.
En cuanto al panorama nacional de la policía de Quintana Roo, María Elena Morera comentó que “no podemos visualizarla porque su nivel de avaluación es bajísimo, no podemos saber cómo está; quisiéramos saberlo pero no podemos. A nivel de los problemas que vemos en los medios de comunicación, hemos visto que existen problemas como en todas las policías del país”.
“Lo que hemos visto de Quintana Roo y en especial de Cancún, es que existe un problema serio de pandillas, lo cual tiene una razón social, pues a este municipio llega mucha gente sola que no tiene identidad con el estado, muchas veces piensan que van a estar de paso y eso hace que cometan con más facilidad faltas a la ley. Al no tener un tema social que los resguarde, que los proteja, hace que sea un municipio con problemas graves de violencia, porque no se han atendido las causas sociales y por el contrario, se generan más problemas”.
También, criticó que en el estado, existe un sistema de justicia que no está solucionando los problemas de delincuencia y entonces la gente se siente maltratada.
“El sistema de justicia (con juicios orales) tiene que estar implementado en todo el país en el 2016, pero Quintana Roo apenas está iniciando este proceso, por lo que sería importante que las autoridades hablaran de este tema, porque con esto, se empataría el proyecto Sidepol (Sistema de Desarrollo Policial) y si se logra tener esto, entonces tendremos un Estado que proporcionará seguridad a su gente”.
Ante todo este panorama, sostuvo que las verdaderas funciones del C3 son evaluar a los policías que entran y a los que están en activo de forma constante.
“El Estado no está evaluando porque del Centro Nacional no les están autorizando a sus poligrafistas, es decir, casi todos están reprobando, pero yo creo que en los Centros de Control y Confianza no deben de ser los poligrafistas, debe ser un proceso integrado, desde luego el polígrafo pero no es ni la más mínima importante. Aquí me parece que si la autoridad local quisiera, ya hubiera buscado a la gente necesaria para hacer esto, pero no ha habido suficiente intención y por eso, se tiene el problema de la falta de evaluación”, recalcó.
Por otro lado, en cuanto a la guerra en contra del narcotráfico que existe en el país, María Elena Morera comentó que “a esta lucha le ha faltado inteligencia, porque de lo contrario, no se hablara de 50 mil muertes”.
“Hablar de 50 mil personas que han muerto, es terrible, creo que tenemos que pasar por un proceso de reconciliación, tenemos que ver qué se va a hacer con las familias de estas personas porque nos pueden vender o hacer creer (el gobierno) que todos son narcos, que todos con malos, pero primero que nos lo demuestren porque no hay investigaciones al respecto, lo suficientemente fuertes para demostrarnos qué porcentajes de estas personas en realidad están metidas en el crimen organizado”.
Insistió que “independientemente de que estuvieran metidas o no (con la delincuencia), las familias tienen que ser reconciliadas, tiene que haber un proceso de reconciliación porque estamos hablando de 50 mil personas que si cada una tiene a cinco conocidos o familiares, entonces encontramos a unas 250 mil personas enojadas”.
Pero además -subrayó-, “me parece que la lucha en contra del narcotráfico que mantiene el gobierno federal, le ha faltado inteligencia en lugar de aventar a las fuerzas armadas y a la policía federal, para poder agarrar a los grupos más violentos (incluidos sus líderes); pero también ha faltado el tema del lavado de dinero, porque yo me imagino a los narcotraficantes que al final de cuentas son empresarios, ilícitos pero empresarios como si fueran dueños de un hotel en donde le quitan al gerente, inmediatamente traen a otro, pero si se les quita el dinero o el hotel, pues no tendrá de donde traer a otro”.
Afirmó que del lado de la justicia “también vemos una deficiencia enorme porque si de todos los que dicen que detienen, estuvieran en la cárcel, no tendríamos una sobrepoblación del 40 por ciento, sino del 200 por ciento. Entonces, aquí también algo está pasando con el sistema de justicia. Yo no estoy hablando de que a todo el que agarren lo tienen que meter a la cárcel, pero tampoco nuestro sistema de justicia está funcionando porque hay más inocentes en la cárcel que culpables”, concluyó. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook