Desvío de recursos en Cancún: Salpica caso Carlos Trigos a Oficialía Mayor y Contraloría; apuntan sospechas a Latifa Muza

1
1

2112trigos

CANCÚN, MX.- La Oficialía Mayor y la Contraloría municipal de la administración de Gregorio Sánchez Martínez son las dependencias que cubrieron en todo momento a Carlos Trigos Perdomo, en su desfalco y desvío de recursos del Ayuntamiento Benito Juárez.
Lo anterior se desprende de las investigaciones del extesorero, y en donde el nombre del excontralor Juan Carlos Gálvez Mújica ha salido a relucir como presunto cómplice directo de Trigos Perdomo.
Gálvez Mújica es señalado dentro del proceso penal 64/2010 debido a que Trigos Perdomo presentó como “comprobantes” de gastos facturas falsas, mismas que fueron detectadas por el Servicio de Administración Tributaría (SAT).
La Secretaría de Hacienda descubrió más de 70 facturas firmadas por Trigos Perdomo y autorizadas por la Contraloría Municipal de Benito Juárez, para “justificar” el uso indebido de recursos públicos.
De acuerdo con la verificación de comprobantes fiscales del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, descubrió que la mayoría de esas facturas venían a través de tres “empresas” que fueron avaladas por el contralor.
El aval, llegó a pesar de que en su momento la Contraloría Municipal debió fiscalizar y verificar que los documentos fueran reales y que las cantidades de dinero presentadas por Trigos Perdomo fueran las correctas.
Las empresas detectadas fueron la de Guillermo Abraham Macari, R.F.C. AAMG-760725-KW7, proveedor de pinturas, selladores e impermeabilizantes a quien la Dirección de Recursos Materiales “le compró supuestos productos por 588 mil pesos, entre agosto y diciembre del 2009”.
La segunda es de las facturas falsas correspondientes a la empresa dada de alta por William Náder Slim, R.F.C. NASW540228KUA, proveedor de equipo eléctrico, como lámparas, focos, fusibles, contactos, gabinetes, entre otros, por 178 mil 834 pesos con 33 centavos, presuntamente adquiridos entre marzo y abril del 2009.
La última es la denominada Profesional Services, bajo presunto registro de Renata Treviño Joaquín, R.F.C. TEJR 8111081QR.
Estas tres empresas se encuentran vinculadas a la averiguación previa AP/1719/2011, la denuncia fue interpuesta por el Ayuntamiento de Benito Juárez.
La relación entre las empresas y Trigos Perdomo es que al parecer fueron utilizadas para “maquillar” y “justificar” gastos y cambio de recursos de cuentas bancarias que realizó el extesorero.
En cuanto a la participación del excontralor municipal Juan Carlos Gálvez, se detectó que el 8 de enero del 2011 permitió y toleró que el extesorero de la comuna no presentara su declaración patrimonial.
Se trataba de la declaración patrimonial original del 2008, luego que la Contraloría le pidiera a Carlos Trigos que presentara su documentación para cotejar los datos de su patrimonio.
Esta situación no ocurrió y Gálvez Mújica, a pesar de declarar ante los medios de comunicación que el expediente se turnaría a la presidencia para las autoridades competentes, lo único que hizo fue proteger a Carlos Trigos Perdomo. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

2112latifa

LAS SOSPECHAS EN TORNO AL PAPEL DE LATIFA MUZA

Ni Gregorio Sánchez ni Julián Ricalde Magaña, todo hace parecer que será Latifa Muza Simón, encargada de despacho del Ayuntamiento por tres meses la que deberá rendir cuentas por el desvío de 229 millones de pesos del empréstito autorizado por el Congreso en 2009 y entrado a la administración municipal a principios de julio de 2010, exactamente diez días después de la detención de Greg Sánchez.

El manoseado caso del destino que finalmente tuvieron los 229 millones de pesos del Decreto 166 en donde se establecía que sería invertido en la realización de diversas obras públicas en varias partes de la ciudad, sigue dando más tela de dónde cortar pero cuando las cosas parecen más claras es cuando más se enredan.

Cuando Gregorio Sánchez aún se encontraba en prisión y Ricalde Magaña llevaba pocas semanas de haber asumido la alcaldía, declaró públicamente que andaban “perdidos” 229 millones de pesos y que no había ninguna obra realizada, un año despuésla Contralora, Reyna Arceo volvió a confirmar sus declaraciones:

Así, se señaló que había diversas facturas apócrifas y que la empresa Construpecsa, propiedad de Pedro Salinas, compadre de “Greg”, había recibido el pago de 60 millones de pesos pero había dejado inconclusa las obras o simplemente no las había hecho.

Además de esta empresa otras compañías fueron designadas para la realización de las obras pero no recibieron el pago o una parcialidad y entonces en esa condición dejaron las obras.

Arceo también reveló que parte del dinero había ido a parar a Gasto Corriente que previamente disponía de un recurso.

Al poco tiempo de salir de prisión, Gregorio Sánchez ofreció una rueda de prensa en compañía de su entonces aliada al interior del PRD, Latifa Muza, para anunciar que competiría para la consejería nacional y a pregunta expresa admitió que en su administración se hizo la gestión de los 229 millones de pesos pero el cheque fue liberado al Ayuntamiento diez días después de su detención en el Aeropuerto Internacional de Cancún en los últimos días de mayo de 2010.

Un año transcurrió sin que nadie dijera nada, fue como si el caso hubiera sido olvidado o guardado en el archivo, sin embargo Gregorio Sánchez, a través de su yerno, Alejandro Luna Ramos desempolvó el expediente mediante una solicitud de juicio político en contra de Ricalde Magaña por su condición de presidente municipal, función bajo la cual tenía la responsabilidad de denunciar penalmente la desviación del dinero, cosa que al parecer no hizo si consideramos que apenas el sábado anunció que se presentarían las denuncias, lo cual la síndico municipal, Guadalupe Leal Uc hizo apenas el martes ratificándolas el jueves.

 DESAPARECIDA

Ricalde Magaña, ex secretario de Obras y Servicios Públicos en la administración de Greg al igual que su antiguo jefe se ha deslindado de responsabilidad en este caso, lo cual también han hecho Jaime Hernández Zaragoza y Latifa Muza, quienes estuvieron al frente de la alcaldía en el periodo intermedio entre Julián y Gregorio.

Latifa Muza, ex encargada de la administración municipal por un trimestre, ha sido la única que se ha negado, y lo ha hecho de manera reiterada, atender al Comité de Transparencia integrado por varios miembros de su partido y de hecho ya no responde a su celular y sus apariciones públicas son prácticamente nulas luego de varias semanas de una intensa actividad pública como nueva aliada política de Ricalde Magaña y encargada de la comisión para la alianza electoral de su partido.

Antes de su “desaparición”, Latifa Muza admitió que el dinero estaba allí cuando asumió la alcaldía pero se rehusó asumir algún tipo de responsabilidad en su desvío asegurando que a pesar de ser la encargada de Despacho no tenía ningún control sobre el Tesorero, o sea, Carlos Trigos Perdomo que había sido dejado en este cargo por Gregorio Sánchez que andaba en campaña para la gubernatura.

La cuestión es que, si nos atenemos a las declaraciones de Max Vega Tato, vocero del Comité de Transparencia, la “huella” del dinero está desde la fecha que el Ayuntamiento recibió el cheque y que fue precisamente bajo la administración de la ex primera regidora Latifa Muza.

Desde esta perspectiva, Sánchez Martínez podría lavarse las manos más o menos tranquilamente porque finalmente el dinero no pasó por su gestión, aun cuando Trigos Perdomo seguía enla Tesoreríay Ricalde Magaña, –encargado de la licitación de las obras que no se hicieron cuando él ya no estaba al frente de Obras y Servicios Públicos porque había renunciado para hacer campaña por la alcaldía- estaría prácticamente en la misma situación porque en caso de alguna responsabilidad ya prescribió.

Así que el dinero fue administrado enteramente en el miniperiodo de Latifa Muza, porque de acuerdo a la versión de Jaime Hernández Zaragoza para cuando llegó ya no había ningún recurso en caja. (Fuente: Diario Quequi)

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. A correr, porque de seguro Don Carlos Trigos ya cantó fuerte y claro con quien se clavo la lana.
    Esperemos en la cárcel pase mucho frío por ratero y que le den su calentadita seguido.
    ES CUANTO :.

Comments are closed.