Zafarrancho en la aduana entre militares y aduaneros con ‘fayuqueros’

0
93

garita-slideCHETUMAL, MX.- Elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México y de la aduana, fuertemente armados, le cerraron la tarde de ayer el paso a más de 150 compradores “hormiga” quienes se encargan de sacar la fayuca del paraíso fiscal, originando prácticamente un zafarrancho ante la mirada de cientos de turistas locales y extranjeros. La tarde de ayer más de 150 personas, entre mujeres, hombres y niños, que intentaron cruzar la Frontera México-Belice, por el puente viejo, con bolsas llenas de mercancías en mano, les negaron la salida por la autoridad aduanal, advirtiéndoles que tenían que realizar el pago del impuesto correspondiente o en su defecto no podrían pasar como antes lo hacían.
En ese momento se armó tremendo zafarrancho al interior de las oficinas aduanales por prohibirles el paso, al grado de que iniciaron los empujones, gritos e insultos y un militar le dio una cachetada a una mujer de edad avanzada.
Posteriormente los elementos federales al no poder controlar la situación solicitaron el apoyo de los castrenses para cerrar por completo todas las posibles salidas de la aduana de Subteniente López, para evitar la huida de los compradores “hormigas”.
En cuestión de minutos se atrincheraron a lo largo y ancho con patrullas y elementos fuertemente armados, pero ni así lograron intimidar a este grupo de personas inconformes, por lo que se armaron de valor e intentaron salir por uno de los carriles donde entran y salen los automóviles.
Un elemento aduanal con un bastón metálico en mano corrió hacia ellos para cerrar con cadena e impedir el paso de la multitud, pero al verse rebasado los militares de nueva cuenta entraron para apoyar al efectivo ante la muchedumbre que iba dispuesta a todo por salir con su mercancía del recinto fiscal.
El titular de la dependencia federal, Raymundo Regato Loyola, no le quedó más remedio que bajar de su oficina para encarar y controlar la situación, advirtiéndoles a las “hormigas” que tenían que pagar sus impuestos correspondientes si querían salir con la mercancía.
“Ante toda esta situación los inconformes manifestaron que esta medida de presión era porque quieren cobrar la supuesta cuota de 50 pesos por bolsa, según las voces al aire”.
De igual manera despilfarraban a los cuatro vientos que los “tricitaxis” cruzan de todo bajo los asientos como son cigarrillos y licor, pero no les hacen nada, ya que tienen un convenio y llegan a pagar hasta mil 500 pesos por unidad.
Doña Jovita Miranda, una de las afectadas, dijo: “Mire, nosotros aquí nos ganamos la vida con unos centavos, pues no hay empleo en el pueblo y ahora no nos dejan trabajar, pero al intentar reclamar mis derechos uno de los soldados me dio una cachetada, yo me defendí como pude”.
Norma Peña comentó: “No sé qué vamos hacer, tenemos un poco de mercancía que queremos pasar pero los militares no nos dejan salir, nosotros ganamos con mucho trabajo 100 pesos en un día, creo que no es justo, pues no rebasamos el límite especificado por Ley para no tener este tipo de problemas”.
Marcela Tuyub Miranda afirmó: “Nos trataron muy mal y nos amenazaron hasta de dispararnos a los que intentaran cruzar mercancía, pues no entienden que no estamos llevando nada indebido y sólo nos estamos ganando la vida para sacar adelante a nuestra familia”.
Por último, al intentar hablar con el administrador de la aduana, Raymundo Regato Loyola, éste en todo momento evadió la entrevista hasta que un efectivo de la Marina nos solicitó que nos retiremos del lugar, escoltándonos hasta a las afueras de las oficinas aduanales. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

VORACIDAD Y CORRUPCIÓN EN LA ADUANA

CHETUMAL, MX.- Nuevamente la Aduana de Subteniente López fue sede un enfrentamiento de entre habitantes de la comunidad fronteriza y agentes aduanales, al grado que se requirió el apoyo de efectivos de la Marina para tranquilizar los ánimos.
En medio de la corrupción de esta Aduana, que ha sido señalada de permitir el tráfico a gran escala de cigarros y botellas de licor, ahora sus agentes se han ensañado con los minoristas procedentes de la zona libre de Belice que tienen que atravesar a pie esta frontera con sus compras de pequeñas cantidades de ropa y zapatos.
Alrededor de las 15:00 horas, un inusual amontonamiento de peatones aguardaba con sus bolsas de compras en la garita aduanal, lo anterior producto que fueron señalados de haber cruzado con anticipación este mismo día con compras, motivo por el cual, de acuerdo con los agentes de la aduana, deberían de pagar impuestos.
Conforme pasaban los minutos se incrementaba el número de personas y la inconformidad de éstas era evidente, algunos de ellos eran señalados de ser habitantes de la comunidad que se dedican todos los días a cruzar hasta tres veces con compras, mientras que los afectados señalaban la corrupción de la Aduana, pues estaban ensañándose con éstos, cuando es conocido que deliberadamente permiten el contrabando a gran escala de cigarros y licor.
Ante la imposición del pago de franquicia, cuando los artículos que cargaban las personas no superaban los 100 dólares, éstos se agruparon y pretendieron pasar sin realizar el pago pasándose al carril contrario, es decir en el que pasan los vehículos de México a Belice.
Cerca estuvieron de lograr su cometido, cuando el administrador de la Aduana, Raymundo Regato Loyola, con su demostrada prepotencia, entre gritos pidió el apoyo de efectivos de la Marina para que bloquearan a los molestos consumidores.
Algunos de los manifestantes señalaron que uno de los marinos golpeó a una señora, mientras que el administrador insultó a otras.
El equipo del POR ESTO! de Quintana Roo acudió a entrevistar al administrador, pero una de las funcionarias de esta garita, de nombre Sonia Rodríguez Cortez, con aires de prepotencia bloqueó cualquier contacto, señalando que estaba en una contingencia, y apoyada con elementos de la Marina solicitó que los medios de comunicación abandonaran el recinto fiscal.
Ante lo que consideraron un atropello, estas personas que han sido señaladas de participar del contrabando “hormiga”, señalan que estas acciones obedecen a un interés corrupto de la administración para cobrarles una mordida de 50 pesos por bolsa que trasladen, para que tengan la libertar de pasar cuantas veces quieran.
De hecho, señalan que en la actualidad es constante el pago de mil 500 pesos a elementos aduanales y de las autoridades de procuración de justicia para que pasen vehículos con las cajuelas repletas de mercancía de contrabando, como licores y cigarros, por esta frontera.
De igual manera, arremetieron contra las mototaxis, encargados del traslado de visitantes de la comunidad de Subteniente López hacia la zona libre de Belice y viceversa, pues a decir de los afectados están modificados y en los asientos tienen compartimientos para meter a México constantemente cajetillas de cigarros.
A pesar que los elementos de la Aduana lo saben, no realizan las revisiones, pues existen acuerdos económicos para que se “hagan de la vista gorda”, además de que algunos agentes son dueños de mototaxis.
De igual manera, manifiestan que en varios días de la semana, durante la noche, se lleva a cabo el contrabando a gran escala por medio de la misma Aduana, producto de la corrupción en este paso fronterizo.
Por ello, un clima de inestabilidad se observó esta mañana, el cual anticipan los afectados podría repetirse mañana, ante la voracidad y corrupción en la Aduana de Subteniente López.
Este nuevo incidente se presenta a menos de un mes de que 200 habitantes de Subteniente López bloquearan por más de seis horas la entrada al nuevo puente “Chactemal”, que une a México y Belice atravesando sobre el Río Hondo. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook