Ejecutan primera orden de aprehensión contra ‘El Mojón’

0
105

img_1383303976_f52fe117583e977484e6
CANCÚN, MX.- Por lesiones y ultrajes a la autoridad, la noche del pasado miércoles fue consignado ante un juez penal Pedro Rayos Núñez y/o Guillermo Martínez Martínez (a) “El Mojón” y/o “Peri” y/o “T-55” y/o “Apa”, mismo que recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún recibió una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado derivado de la causa penal 383/2013.

Se espera que en los próximos días el peligroso sicario reciba otra orden de aprehensión por el homicidio del empresario Ernesto Arreola Esquivel y otras tres averiguaciones previas de Playa del Carmen.

En tanto, los cuatro sujetos detenidos junto a Rayoz Núñez enfrentan un proceso legal por delitos contra la salud en su modalidad de posesión y distribución de droga.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que al filo de la media noche del pasado miércoles, Pedro Rayos Núñez y/o Guillermo Martínez Martínez (a) “El Mojón” y/o “Peri” y/o “T-55” y/o “Apa” fue interno en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún y consignado ante un juez penal por los delitos de lesiones y ultrajes a la autoridad.

Señalaron que a unos minutos de su aislamiento recibió una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado derivado de la causa penal 383/2013 por la ejecución de Vidal Augusto Avila Gamboa; quien fue asesinado el 19 de agosto de este año por órdenes de “El Mojón”.

El mismo admitió que dio la orden para ejecutarlo, al ser descubierto vendiendo drogas en el bar “Las Vegas”, considerado como “territorio” del Cártel del Golfo.

Asimismo, refirieron que se espera que en los próximos días, el peligroso sujeto reciba otra orden de aprehensión por el homicidio del empresario Ernesto Arreola Esquivel, quien fue ejecutado el pasado 14 de mayo, de al menos tres balazos a quemarropa, cuando se disponía a ingresar a la estética unisex Yareri, localizada sobre la avenida Sunyaxchén, Supermanzana 24, lote 49.

Sobre esta ejecución, “El Mojón” aceptó haber ordenado la ejecución del empresario después de que recibió una llamada de un sujeto que le ofrecía 80 mil pesos en efectivo por la muerte de Arreola Esquivel, esto porque el sujeto salía con una mujer comprometida.

En este mismo sentido, las autoridades afirmaron que las órdenes de aprehensión en su contra se seguirán dando, pues su nombre figura en tres averiguaciones previas por homicidio en el municipio de Solidaridad.

En cuanto a la situación legal de los sujetos que fueron detenidos después de la captura del “Mojón”, Dolores Ke Gonzáles, Luz Mariela Reyes Díaz (a) “Luz “, Abel Mario López Xicotencantl (a) “Notas” y Francisco López García (a) “El Ratón”, las autoridades afirmaron que éstos sólo fueron consignados ante un juez penal por delitos contra la salud en su modalidad de posesión y distribución de droga.

Para finalizar, las autoridades afirmaron que la Procuraduría dará vista del expediente de los detenidos a la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de portación de armas prohibidas. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

LARGA CARRERA DELICTIVA

Como “halcón” en Monclova, Coahuila, Pedro Rayos Núñez y/o Guillermo Martínez Martínez (a) “El Mojón” y/o “Peri” y/o “T-55” y/o “Apa” comenzó en las filas del crimen organizado al servicio del grupo delictivo “Los Zetas”.

Después de tres días como “halcón”, “El Mojón” fue nombrado como sicario y reubicado en San Luis Potosí, en donde se le adjudican una larga serie de ejecuciones.

Ya en el 2011, “El Mojón” arribó a Cancún como miembro del Cártel del Golfo, en donde inició como escolta del “Gordo Sam” y después de algunos meses fue nombrado como jefe de la plaza en todo Quintana Roo, órdenes giradas desde Reynosa, Tamaulipas.

Ante la Policía Judicial del Estado (PJE) Pedro Rayos Núñez y/o Guillermo Martínez Martínez (a) “El Mojón” y/o “Peri” y/o “T-55” y/o “Apa” aceptó que inició con su carrera delictiva con el grupo delictivo “Loa Zetas” en el 2009 en Monclova, Coahuila, para cuales trabajaba como “halcón”, bajo el mando de un sujeto apodado “El Abuelo”.

En este estado, Rayos Núñez trabajó como limpia parabrisas para observar el trabajo de los “estacas” y pasando información del paso de las patrullas de las policías tanto municipales, estatales y federales, sin embargo, tres días después fue ascendido a sicario, encargado de “dar piso”-ejecutar- a integrantes del Cártel del Golfo.

Después de realizar una serie de violentas ejecuciones en ese estado y tras la ejecución de varios de sus compañeros, Rayos Núñez fue reubicado en San Luis Potosí, con un salario quincenal de ocho mil pesos en efectivo, en donde quedó bajo el mando de “Ochoa”, para el cual también servía como sicario, justo cuando “Los Zetas” se unían al Cártel del Golfo.

Fue en el 2011 que “Ochoa” le pidió que viajara a Cancún, en donde se presentaría con el jefe de la plaza conocido como “El Gordo Sam”, para el cual trabajaría como escolta, junto a “El Castor”, “El Boquetes”, “El Rojo” y “El Pumba”, quienes siempre estaban armados con armas cortas tipo escuadras.

Bajo el mando del “Gordo Sam” hizo amistad con Jorge Marín González (a) “Comandante Marín” y su hijo apodado “El Toy”, quienes eran encargados de los “halcones” en la ciudad, además de los sicarios con los apodos “El Chuky”, “Humo”, “Liro” y/o “Dante”, “Rizos” y/o “Búho”, “El Cubo”, “El Cherokee”, “El Mamey”, “El Campeche”, “La Llave”, “El Caritas”, “El Metralletas” y “El Comandante Pepe”, quien era el jefe de plaza en Playa del Carmen y repartía la droga en ese mismo lugar.

Asimismo, refirió que conoció a “La Niña” y “Pájaro”, los cuales actualmente se fueron huyendo el norte de la República en la ciudad de San Luis Potosí, porque varios de los sicarios que han caído ya les “pusieron el dedo”.

Señaló que después de algunos meses y ante la desaparición del “Gordo Sam” quien se fue del estado junto a su familia para ser arrestado, él y “El Comandante Marín” quedaron como encargados de Quintana Roo, esto bajo las órdenes de un sujeto apodado “El Mike” y/o “Rolex”, actual jefe del Cártel del Golfo en la plaza de Reynosa, Tamaulipas.

Puntualizó que cuando tomó el mando de Cancún se quedaron como sicarios “El Humo”, “El Chiken”, “El Cubo”, “El Chuky” y “El Cherokee”, mientras que Abel Mario López Xicotencantl (a) “Notas” era el encargado de recoger el dinero de las ventas de las narcotienditas.

Una vez con el control de la plaza, “El Mojón” decidió desaparecer a los halcones, debido a que ya no había dinero para pagarles y aparte no estaban funcionando, por lo que los que pertenecían al Cártel del Golfo fueron reubicados como narcodistribuidores o sicarios.

Ya posicionado como “el jefe” en Quintana Roo, Rayos Núñez recibía costosos obsequios de sus trabajadores, incluyendo un arma corta tipo escuadra calibre .45, marca Colt, la cual tenía el gatillo y los candados de oro, regalo del “Comandante Ostin”, quien es comandante de estacas, dos cuernos de chivo (AK-47), un R-15 y dos armas cortas calibre .380.

Antes de ser detenido, Rayos Núñez rentaba por semanas lujosos automóviles en la Zona Hotelera, además de que compraba costosas residencias en fraccionamientos exclusivos de la ciudad. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook