Gana ejido Bacalar amparo sobre propiedad del hotel Club Las Velas

0
127


BACALAR, MX.- Por no poder acreditar la propiedad del predio en donde se localiza el hotel Club Las Velas, edificado por el Grupo Manatí, el Juzgado Sexto de Distrito otorgó amparo a favor del ejido de Bacalar, aunque admite que la Procuraduría de Justicia del Estado si tiene jurisdicción para continuar con una investigación de una demanda interpuesta por el grupo que encabeza el empresario Tomás Auñón.

De acuerdo al fallo emitido por el juzgado de distrito el pasado 7 de enero de este 2014, señala que el predio de 80 hectáreas donde fue edificado el hotel es propiedad del ejido de Bacalar, ya que en el juicio de amparo el Grupo Manatí, representado por el empresario Tomás Auñón, no acreditó la propiedad del predio, ya que la escritura que presentó no corresponde al terreno que reclama de acuerdo a las coordenadas y punto de referencia que presentó, sino a otro sitio, ya que la escritura señala que el predio está en el kilómetro 16 más 500 y el hotel club Las Velas se encuentra en el kilómetro 13 más 500, es decir, a tres kilómetros de distancia del predio señalado en la escritura, y por lo consiguiente le otorga el amparo al núcleo agrario.

El juicio de amparo fue interpuesto porque el ejido Bacalar, desde el 2012, recuperó la posesión del predio donde fue edificado el hotel, ya que este nunca fue expropiado por el Gobierno del Estado, pero en reacción el Grupo Manatí denunció penalmente por despojo y asociación delictuosa a ejidatarios de Bacalar.

En respuesta a esta demanda, la PGJE emitió un aseguramiento del predio como medida cautelar, pero el ejido promovió el juicio de amparo, en el que quedó demostrado que las escrituras que tiene el Grupo Manatí corresponden a otro pedio y no al sitio donde edificó el hotel.

Con el amparo, el ejido ganó que se ordene a la PGJE levantar el aseguramiento del predio, aunque todavía se reconoce que esa autoridad puede continuar la integración del expediente por la demanda de despojo.

Sin embargo, tras este fallo favorable, actualmente el ejido solo está en espera de que el Juzgado Sexto de distrito resuelva sobre una apelación que el abogado Rafael Rosales interpuso en relación a la demanda que el Grupo Manatí, interpuso por el delito de asociación delictuosa y que faculta a la Procuraduría de Justicia del Estado a continuar con una investigación.

El predio que ocupa el proyecto del hotel club Las Velas es de 80 hectáreas, espacio que le fue reconocido al ejido Bacalar, quien acreditó la legal posesión y que forma parte de la dotación de tierras que le fue asignado en 1942 de acuerdo a su carpeta básica.

Lo anterior se prueba título de propiedad ejidal que se compone de una dotación inicial del año 1936 por la superficie de mil 750 hectáreas, y una ampliación del año 1942 por 54 mil 530 hectáreas con las que hace un total de 56 mil 280 hectáreas, ampliación debidamente inscrita en el Registro Agrario Nacional.

El abogado Rafael Rosales, señala que en la sentencia del Juzgado Sexto de Distrito con sede en Chetumal, en el juicio de amparo 824/2012, dictó sentencia interlocutoria en la que concedió la suspensión definitiva para el efecto de aseguramiento que tenía la Procuraduría de Justicia del Estado, como autoridad ministerial quien le ordena levantar el aseguramiento sobre el predio “Las Velas”, aunque solo queda pendiente la resolución sobre el caso de investigación sobre la demanda de asociación delictuosa que aún se encuentra vigente.

El abogado señaló que el predio de 80 es propiedad del ejido de Bacalar, aunque manifiesta que por dicho terreno el gobierno del Estado, le aportó 10 juegos de placas de taxi a los ejidatarios, un terreno que ocupa el balneario ejidal, así como un millón de pesos en efectivo, sin concretar el respectivo proceso de expropiación. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook