Detiene la Interpol en Cancún a defraudador de origen árabe buscado en EU

Posted on julio 18, 2014, 11:56 pm
5 mins

img_1405756838_3bce741f27a418cb9a60CANCÚN, MX.- Jeffrey Janssen Anuth, de origen árabe, fue detenido en Cancún por elementos de la Policía Federal Ministerial y personal de la Interpol, pues contaba con una orden de detención con fines de extradición en Estados Unidos.

El árabe fue trasladado a la ciudad de México, en donde esperará culmine el proceso de extradición.
Anuth formaba parte de un grupo de personas buscadas por la justicia estadounidense, por haber cometido fraudes por varios millones de dólares en aquel país y en México.

En días pasados, elementos de la Policía Federal Ministerial, adscritos a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) en Cancún, realizaron un operativo en conjunto con personal de Interpol.

El operativo se llevó a cabo en residencial Cumbres, ubicado sobre el bulevar Luis Donaldo Colosio con rumbo al Aeropuerto Internacional de Cancún.

Los agentes federales buscaban a un residente de dicho lugar, identificado como Jeffrey Janssen Anuth, de origen árabe, quien contaba con una orden de aprehensión en su contra, girada por una corte en Estados Unidos.

Tras la detención de Anuth, fue trasladado a la ciudad de México, en donde quedó a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), en donde esperará el proceso de extradición hacia Estados Unidos.

El árabe era buscado por los delitos de evasión fiscal y fraude, delitos que fueron cometidos tanto en México como en Estados Unidos.

El origen de la acusación que pesa contra Anuth tuvo lugar en Houston, Texas, en donde un gran jurado federal emitió dos acusaciones separadas pero relacionadas el 26 de octubre de 2010, en contra de Harris Dempsey Ballow; y nueve personas más entre ellas el árabe Jeffrey Janssen Anuth.

Todos fueron acusados de fraude mediante la venta de acciones de empresas que lideraba Harris Dempsey Ballow, aun cuando éste era considerado prófugo de la justicia.

La primera acusación acumuló un total de ocho cargos en contra de Ballow y su esposa Robin Harless Ballow, Rubén Garza Pérez, Kelly Lyn Boothe, y Jeffrey Janssen Anuth.

Todos fueron acusados de conspiración para cometer fraude electrónico, pues presuntamente vendieron acciones de empresas públicas adquiridas y controladas por Ballow mientras él era ya un fugitivo de la justicia.

Harris Ballow fue detenido en Houston en 2003 por fraude y lavado de dinero y después fue puesto en libertad bajo una fianza de 100 mil dólares a la espera de su sentencia establecida para el 16 de diciembre de 2004.

Sin embargo, Ballow no se presentó para la sentencia y huyó del país, por lo que una orden de arresto fue emitida el 17 de diciembre de 2004.

El fugitivo utilizó varios alias durante el tiempo que estuvo prófugo, para tomar el control de las empresas que cotizaban en la bolsa, incluyendo “E-SOL International Corp.”, Medra Corp.”, “Tierra profunda Resources Inc”. y “Azteca Tecnología Partners Inc.”.

Después vendió las acciones a los inversionistas sin revelar su verdadera identidad, ni las acusaciones en su contra.

El árabe Jeffrey Janssen Anuth se convirtió en el representante de dos sociedades controladas por Harris Ballow, y un año más tarde fue informado de que Ballow era buscado por el FBI.

Aun así continuó trabajando para Ballow durante aproximadamente más de dos años, ocultando el verdadero nombre de Ballow a los inversionistas.

Ballow estuvo refugiado en Puerto Aventuras en 2008, pero desapareció en julio del 2009, pocos días después de convencer a un inversionista para hacer una transferencia electrónica por cinco millones a la empresa “E-SOL”.

Después reaparecería en Puerto Vallarta, Jalisco, en donde finalmente fue detenido por la Policía Federal Ministerial el 13 de julio de 2010. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)