NO DA MVS SU BRAZO A TORCER Y DA LA ESPALDA A LA AUDIENCIA: “La relación de trabajo ha terminado… buena suerte”, responde a Aristegui

0
2

CIUDAD DE MÉXICO.- “No te equivoques Carmen, lo grave, muy grave que nos está pasando es que una vez más no puedes aceptar que te equivocaste”, señaló Felipe Chao Ebergenyi, vicepresidente de Relaciones Institucionales de Multivisión (MVS), al reiterar que la relación contractual con la periodista Carmen Aristegui y su equipo de reporteros está concluida y que no existe posibilidad de reanudarla.

En el mensaje de respuesta a la periodista, que horas antes había propuesto al presidente de MVS Joaquín Vargas Guajardo una reunión el próximo lunes para hablar sobre el conflicto que sostienen desde hace casi dos semanas, Chao, rechazó que el despido haya sido fraguado con antelación, que responda a cualquier otro interés que no sea el de la propia empresa, y que MVS es una compañía en cuya economía la incidencia de los ingresos publicitarios del gobierno federal representan menos del 6 por ciento, por lo que eso les da independencia económica y editorial.

“Que quede claro, lo que desencadenó esta situación fue el ultimátum que la periodista le fijó a la empresa. Nada más, pero nada menos”. Destacó que como empresa MVS no pueden aceptar condicionamientos y ultimátums de sus colaboradores, y Carmen Aristegui fijó un ultimátum desde los micrófonos de MVS el viernes 13, y se lo reiteró al presidente de MVS Radio el domingo 15. “El diálogo no se atiende imponiendo condiciones, sino escuchando a las partes y tratando de alcanzar acuerdos.

Chao reitero el respeto de la familia Vargas Guajardo a Carmen Aristegui, pero, dijo, la autocrítica en ella le impidió reconocer que se equivocó. Al mismo tiempo insistió en que la empresa da la bienvenida a plataformas como Méxicoleaks y cualquier otra de ese tipo.

“La periodista Carmen Aristegui es responsable de fijar condicionamientos y un ultimátum, que, por cierto, hoy reiteró a la administración de MVS Radio, para imponer su voluntad.Y MVS Radio, es responsable de no aceptar ni desafíos ni condiciones. MVS se hace responsable de su libertad de empresa y de contratación, libertades, Carmen, tan valiosas y apreciadas como tu libertad de expresión”.

Pasadas las 21:00 horas de este jueves Felipe Chao expuso en la postura de MVS que es falso que se haya transgredido la libertad de expresión de Aristegui a través de los lineamientos editoriales que emitió a mitad del conflicto, y aseguró que “la afirmación de la periodista pretende eludir la atención respecto de los verdaderos motivos de este conflicto al que ella llama artificial por así convenir a sus intereses”.

La terminación del contrato, sostuvo “obedece única y exclusivamente a que la periodista fijó como condición inamovible para resolver el problema que enfrentamos, la reinstalación de dos reporteros por lo que MVS se negó a aceptar lo que consideró un ultimátum.

“No te confundas Carmen, lo grave, muy grave que nos está pasando es que una vez más, no puedes aceptar que te equivocaste”.

Chao Ebergenyi afirmó que Aristegui no quiso discutir los lineamientos editoriales, fijó el ultimátum a la empresa desde sus propios micrófonos, y lo reiteró al Presidente de MVS Radi. “Que quede claro. Lo que desencadenó esta situación, fue el ultimátum que la periodista le fijó a la empresa. Nada más, pero nada menos”.

El ejecutivo explicó que “dos de nuestros reporteros llevaron a cabo una alianza utilizando el nombre de MVS sin tener facultades para ello, ni haberlo consultado con la empresa. De hecho, nosotros nos enteramos de esta situación a través del anuncio que la propia Carmen Aristegui hizo por conducto de los micrófonos de MVS Radio. El día anterior a tu anuncio, estuviste con el Presidente de la compañía y no tuviste la atención de informarle siquiera de tu proyecto en el que según el propio reportero despedido, llevaban preparando desde hacía 8 meses. La que faltó a las formas, fuiste tú Carmen. Los desplegados fueron nuestra respuesta”.

Para sostener que el despido no fue planeado ni respondió a razones “extrañas o inexplicables”, ofreció elementos de la relación contractual como que en diciembre pasado cuando a poco de la difusión del reportaje de la Casa Blanca, su contrato fue renovado. Hace quince días se le autorizó la compra del automóvil de lujo, se renovaron las cortinillas para la difusión de su noticiero en el Canal 52 MX y a la mayoría de su equipo se les incrementó el sueldo.

También hizo mención de que “el verdadero autor del reportaje de la Casa Blanca, Rafael Cabrera, sigue y por lo que a nosotros respecta, seguirá trabajando en MVS Radio”.

Con respecto a la intervención del árbitro, agregó Chao, Carmen omite decir que nuestro contrato lo contempla para otros propósitos. Desafortunadamente, existe una cláusula de confidencialidad que nos impide divulgarlo. Sin embargo Carmen te proponemos transparentarlo para que la gente pueda sacar sus propias conclusiones.

“Este es el momento de que cada quien se haga responsable de sus propios actos. Los reporteros que fueron separados de sus cargos, son responsables de haber comprometido una alianza de MVS en la que no fuimos consultados.“Nuestra relación ha terminado. Te deseamos buena suerte”, concluyó Chao. (Fuente: La Jornada)

MENSAJE COMPLETO DE MVS EN RESPUESTA A CARMEN ARISTEGUI

Señoras y señores representantes de los medios de comunicación, muy buenas noches.

En nombre de MVS Radio agradezco su presencia a esta sesión informativa que convocamos para responder el mensaje de la Sra. Carmen Aristegui.

Es falso que MVS Radio trasgreda la libertad de expresión a través de sus lineamientos editoriales mismos que hicimos públicos. Reto a que cualquiera que los haya leído, para que indique dónde se pudiera ver afectada a la libertad de expresión. La afirmación de la periodista pretende eludir la atención respecto de los verdaderos motivos de este conflicto al que ella llama artificial por así convenir a sus intereses.

Como lo hemos informado, el motivo de la terminación del contrato, obedece única y exclusivamente a que la periodista fijó como condición inamovible para resolver el problema que enfrentamos, la reinstalación de los dos reporteros separados de su cargo. Como empresa, no podemos aceptar condicionamientos o ultimátums, de nuestros colaboradores. No podemos permitir que nadie pretenda privilegios en menoscabo de sus compañeros. Las actitudes individualistas, no tienen cabida en nuestro proyecto. No te confundas Carmen, lo grave, muy grave que nos está pasando es que una vez más, no puedes aceptar que te equivocaste.

La periodista, no dio siquiera oportunidad de discutir los lineamientos editoriales que hoy reclama. Ella fijó un ultimátum desde los micrófonos de Noticias MVS el día viernes 13 de marzo y se lo reiteró al Presidente de MVS Radio, el domingo 15. El diálogo, no se atiende imponiendo condiciones, sino escuchando a la partes y tratando de alcanzar acuerdos.

Que quede claro. Lo que desencadenó esta situación, fue el ultimátum que la periodista le fijó a la empresa. Nada más, pero nada menos.

Ustedes saben, y lo he manifestado públicamente en diversas ocasiones, que la periodista Carmen Aristegui siempre ha merecido y merecerá todo nuestro respeto, en lo personal y en lo profesional, y en nombre de MVS y toda la familia Vargas Guajardo, hoy lo reitero. Sin embargo, la ausencia de autocrítica por parte de la periodista, lamentablemente, excluyó, en su momento, la posibilidad de que reconociera que se equivocó.

Es importante destacar que MVS tiene independencia económica. Los ingresos que percibe MVS Radio por campañas del gobierno federal, son menores al 6% de los ingresos totales. Nuestra independencia económica del gobierno, nos permite también la independencia editorial.

La realidad de las cosas es que dos de nuestros reporteros llevaron a cabo una alianza utilizando el nombre de MVS sin tener facultades para ello, ni haberlo consultado con la empresa. De hecho, nosotros nos enteramos de esta situación a través del anuncio que la propia Carmen Aristegui hizo por conducto de los micrófonos de MVS Radio. El día anterior a tu anuncio, estuviste con el Presidente de la compañía y no tuviste la atención de informarle siquiera de tu proyecto en el que según el propio reportero despedido, llevaban preparando desde hacía 8 meses. La que faltó a las formas, fuiste tú Carmen. Los desplegados fueron nuestra respuesta.

¿Cuál creen que sería la reacción de la empresa en la que trabajan, si cualquiera de los aquí presentes o quienes nos están escuchando o viendo, hacen uso del nombre de la empresa, sin autorización de los dueños? La respuesta, creo que todos la conocemos.

Aprovechamos para reiterar, nuestro respeto a la plataforma Mexicoleaks y cualquier otra a favor de las mejores causas de la sociedad.

Carmen sostiene que su despido fue “fraguado con mucha anticipación” y por la intervención de situaciones “extrañas e inexplicables”. Eso es falso. Carmen sabe muy bien que en el mes de Diciembre, pocos días después de la difusión del reportaje de la Casa Blanca, su contrato fue renovado. Hace quince días se le autorizó la compra del automóvil de lujo que le proporciona la empresa, con el doble de valor del establecido en el contrato. Se renovaron las cortinillas para la difusión de su noticiero en el Canal 52 MX y a la mayoría de la gente de su equipo se les incrementó el sueldo. Los hechos Carmen, te contradicen claramente.

Es importante mencionar que el verdadero autor del reportaje de la casa blanca, Rafael Cabrera, sigue y por lo que a nosotros respecta, seguirá trabajando en MVS Radio. Por lo visto, la Sra. Aristegui ha ignorado algunos detalles en beneficio de su propia causa.

Con respecto a la intervención del árbitro, Carmen omite decir que nuestro contrato lo contempla para otros propósitos. Desafortunadamente, existe una cláusula de confidencialidad que nos impide divulgarlo. Sin embargo Carmen te proponemos transparentarlo para que la gente pueda sacar sus propias conclusiones.

Este es el momento de que cada quien se haga responsable de sus propios actos. Los reporteros que fueron separados de sus cargos, son responsables de haber comprometido una alianza de MVS en la que no fuimos consultados.

La periodista Carmen Aristegui es responsable de fijar condicionamientos y un ultimátum, que, por cierto, hoy reiteró a la administración de MVS Radio, para imponer su voluntad.

Y MVS Radio, es responsable de no aceptar ni desafíos ni condiciones. MVS se hace responsable de su libertad de empresa y de contratación, libertades, Carmen, tan valiosas y apreciadas como tu libertad de expresión.

Nuestra relación ha terminado. Te deseamos buena suerte.

Por su atención, muchas gracias.

Comentarios en Facebook