SE DICEN INOCENTES: Custodios implicados en el supuesto autorrobo al camión de Cometra se reservan derecho a declarar

Posted on agosto 17, 2015, 11:55 pm
15 mins

CHETUMAL, MX.- Luego de pedir la ampliación del término legal a 144 horas para determinar sin son vinculados a proceso por el delito de robo, al hacer uso de la voz el par de custodios y los dos hermanos imputados de planear y perpetrar el robo de 13 millones de pesos trasladados por un camión blindado de Cometra, se reservaron su derecho a declarar además de declararse inocentes del cargo, durante la audiencia realizada en las salas de Juicios Orales en la noche del domingo.

En la lectura de la carpeta de investigación hecha por la fiscalía ante el juez, destacó que F.C.S, custodio que se convirtió en testigo clave para la aclaración del autorrobo, fue amagado con un rifle de asalto por E.I.T.M, cuando se negaba a entregarle las bolsas negras con los 13 millones de pesos del traslado, en el estacionamiento de la Expofer sobre la avenida Insurgentes de la capital del estado.

Será hasta el próximo viernes en el transcurso del día cuando se determine si los cuatro imputados serán sometidos a juicio, mientras tanto están recluidos en el Centro de Reinserción Social (Cereso) al habérseles cumplido órdenes de aprehensión.

El domingo por la noche, se desarrolló la audiencia de vinculación a proceso en la sala 3 de los Juzgados de Control y Tribunales de Juicio Oral Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Chetumal, que fue presidida por el magistrado Manuel David Montoya Absalón, y con la presencia de los imputados P.A.V. L, interventor de Cometra; R.C.R, custodio de Cometra; y los hermanos E.I.T.M y O.A.T.M, aprehendidos por el robo.

La audiencia comenzó a las 19:30 horas, tras el protocolo de presentaciones un fiscal de la Procuraduría General de Justicia adscrito a la agencia del Ministerio Público informó sobre las órdenes de aprehensión cumplimentadas por policías ministeriales.

El juez cedió el uso de la voz a los imputados, y los hermanos E.I.T.M y O.A.T.M señalaron haber sido incomunicados luego de su detención y no haber tenido comunicación, pero el fiscal, de acuerdo al informe policial homologado, desmintió tal versión, ya que el primero estaba con su esposa al momento de ser detenido y el segundo le dio aviso a su padre vía telefónica.

Después de esto, los abogados defensores pidieron un receso de dos horas y media para analizar el expediente que se les entregó con relación al robo cometido en agravio de la Compañía Mexicana de Transporte de Valores S. A de C. V (Cometra), en contra de P.A.V.L; R.C.R; E.I.T.M; y O.A.T.M, que fue concedido por el juez de control.

La audiencia se reanudó a las 22:30 horas, y tras la presentación de Francisco García Rejón como abogado de los hermanos E.I.T.M, y O.A.T.M, y de Angel Poot Navarro como defensor de los custodios P.A.V.L, y R.C.R, quienes rindieron protesta, el fiscal solicitó al juez vincular a proceso a estos cuatro imputados por el robo en agravio de la empresa Cometra.

Relatoría de hechos ante el juez

El juez cedió la voz a la fiscal de la agencia del Ministerio Público, quien dio lectura al sobre contenido de la Carpeta de Investigación que se inició por este hecho ante la denuncia interpuesta por el apoderado legal de Cometra, la declaración del custodio F.C.S, y de 8 empleados más de la citada compañía de traslado de valores.

Señaló que el 13 de agosto, P.A.V.L, interventor de Cometra, y R.C.R, custodio, acudieron a la oficina de la empresa en la colonia Centro de Chetumal, donde al primero se le hizo entrega de la hoja de servicio como encargado de ruta foránea que comprende desde Huay-Pix hasta Felipe Carrillo Puerto y concluye en José María Morelos.

Posteriormente, P.A.V.L recibió la cantidad de 13 millones 138 mil 760 pesos, pero como su compañero D.V.G no se presentó a laborar, personal de la empresa estaba comisionando a otro custodio en suplencia, pero P.A.V.L determinó que fuera F.C.S. quien fungiera como sobre custodio.

También se dijo, con base en la declaración del guardia de seguridad de la oficina de Cometra, que P.A.V.L le informó que transportaba la cantidad de 9 millones 500 mil pesos, omitiendo la cantidad exacta.

La fiscal continuó con lo declarado por el sobre custodio F.C.S, quien informó que P.A.V.L, como interventor, era quien conducía el vehículo blindado, mientras que el custodio R.C.R, iba como copiloto, cuyo objetivo de acuerdo a la hoja de comisión era custodiar los valores que transportaban, mientras que el testigo viajaba en la caja posterior.

F.C.S declaró que siendo aproximadamente las ocho con 10 minutos del día 13 de agosto, el vehículo blindado se detuvo sobre prolongación Alvaro Obregón, vía federal, a espaldas de la Expofer de Chetumal, a la altura del paradero de autobuses, le tocó la guillotina, por lo que, como P.A.V.L era el encargado, el sobre custodio abrió y éste le entregó cuatro bolsas de color negro.

P.A.V.L le dio instrucciones a F.C.S. que pusiera todo el dinero en dichas bolsas, le pidió que colabore sin preguntar y no le pasaría nada, por lo que accedió a realizar lo que se le ordenó; agregó en su declaración que un par de minutos después el vehículo dio una vuelta a la derecha para internarse a la avenida de Los Insurgentes.

Refiere en su declaración ministerial que el vehículo se estacionó frente a una escultura, sobre avenida de Los Insurgentes frente a la Expofer y frente a ellos, el automóvil Volkswagen Jetta gris; de nueva cuenta le tocaron la guillotina, y al abrir P.A.V.L le indicó que entregara las bolsas a quien ahora se sabe es E.I.T.M, quien le apuntó con un rifle de asalto de aproximadamente 45 centímetros, de color negro, cuando se negó a cumplir la orden.

Al ver en peligro su vida, F.C.S decidió entregar las cuatro bolsas negras en las que depositó los 13 millones 138 mil 760 millones de pesos; luego, E.I.T.M y el custodio R.C.R subieron el dinero al automóvil Volkswagen Jetta gris, y escuchó cuando R.C.R, le pidió a E.I.T.M que lo llevara a su casa con su esposa, al parecer para guardar el dinero.

Mientras, P.A.V.L subió al camión blindado y le ordenó cerrar la puerta y la guillotina, dio vuelta en U en un retorno entre la Expofer y el Centro de Rehabilitación Infantil de Quintana Roo (CRIT), para dirigirse hacia la vía corta Chetumal-Mérida.

Después de cruzar el poblado de Lázaro Cárdenas, municipio de Bacalar, cercano a la zona arqueológica de Chacchoben se detuvo por tercera ocasión el vehículo blindado, debido a que fueron alcanzados por el Volkswagen Jetta gris que conducía E.I.T.M, del cual descendió el custodio R.C.R, quien se dirigió a la cabina pero en esta ocasión como conductor del camión blindado, y P.A.V.L fue como copiloto.

Avanzaron algunos kilómetros hasta llegar al kilómetro 11.1 de la vía corta a Mérida, entre los poblados de Lázaro Cárdenas y Manuel Avila Camacho, donde ya los estaban esperando otras personas, quienes colocaron conos anaranjados en ambos carriles y chalecos reflejantes para cerrar el paso al tráfico vehicular, y sólo le permitieron el acceso al camión blindado.

De pronto sintió que el vehículo comenzó a vibrar y segundos después que la unidad se detuvo a un costado del camino nacional; al bajar se dio cuenta de los erizos metálicos que pusieron en la carretera para ponchar las llantas del vehículo.

Ahí estaba a quien reconoció como O.A.T.M, quien junto con las otras personas llegó en un automóvil Nissan Tsuru, blanco, con placas de circulación USC-995-C, y un Volkswagen Sedán blanco, del cual no recuerda las placas; fue O.A.T.M quien le quitó su arma de cargo, mientras que E.I.T.M le apuntaba con la misma arma que usó en la Expofer de Chetumal.

Fue obligado a ponerse los cinchos plásticos, al igual que a P.A.V.L y R.C.M, y luego les ordenaron correr hacia el monte; al avanzar cierta distancia volteó la mirada hacia atrás y observó que E.I.T.M, O.A.T.M, y otra persona rociaban con gasolina el vehículo blindado, y tras prenderle fuego comenzaron a disparar contra la unidad con el fusil de asalto que portaba E.I.T.M, de color negro y de aproximadamente 45 centímetros de largo.

Acto seguido, estas personas abordaron sus respectivos vehículos, el Volkswagen Jetta gris, el Volkswagen Sedán y el Nissan Tsuru, para darse a la fuga con dirección a Chetumal, dejando en el sitio las púas metálicas y conos.

Al percatarse que se alejaron, los custodios bajaron a la carretera y F.C.S pidió el apoyo al conductor de un taxi que pasó por el lugar, y posteriormente al operador de una camioneta, éste último que les facilitó un cuchillo para cortar sus ataduras, y fueron estas personas quienes dieron aviso al número de emergencias.

El Ministerio Público señaló a los cuatro imputados al concluir la lectura, y pidió al juez de control la vinculación a proceso para ser investigados por el delito de robo en agravio de la Compañía Mexicana de Transporte de Valores S. A de C. V., del cual son señalados por un testigo clave, y al menos 8 empleados más de la citada empresa.

Posteriormente el juez ofreció la palabra a los imputados P.A.V.L; R.C.R; E.I.T.M; y O.A.T.M, todos señalaron ser inocentes, y coincidieron en decir que son ciudadanos dignos, no haber tenido problemas con persona alguna, y tampoco contar con antecedentes penales, además de contar con esposas e hijos.

También optaron por la opción 3, que es el de ampliar el término legal a 144 horas, por lo que el juez determinó que la próxima audiencia será el día viernes 21 de agosto a las 13:30 horas en la misma sala, para determinar si vincula a proceso o no a los indiciados por este delito.

Finalmente, y aunque la defensa se opuso, el juez de control, Manuel David Montoya Absalón, determinó conceder la medida cautelar oficiosa de prisión preventiva durante las 144 horas, y deberán permanecer en el reclusorio capitalino, esto en respuesta a la solicitud del Ministerio Público para evitar que se den a la fuga, al tratarse de una suma millonaria la que resta por recuperar. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)