ARRANCAN PROMESA DE PAGO A PUNTA DE BLOQUEO: Ejidatarios de Juan Sarabia lograr acuerdo preliminar con SCT para cobrar indemnización

Posted on noviembre 02, 2015, 11:55 pm
21 mins

CHETUMAL, MX.- Por más de 9 horas, alrededor de 400 ejidatarios de Juan Sarabia bloquearon las carreteras federales Chetumal-Escárcega y Chetumal-Cancún, en el entronque de ambas a la altura del kilómetro 19.

Advertisement

Este bloqueo se hizo como medida de presión para que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) les responda por la falta de pago de la indemnización de 60 millones 400 mil pesos, cantidad que adeuda al ejido desde hace más de 12 años y que corresponde a las tierras que la dependencia federal utilizó para la modernización de las mencionadas carreteras federales.

Minutos antes de las 7 de la mañana, decenas de ejidatarios de Juan Sarabia se fueron reuniendo a la altura del kilómetro 19 de la carretera federal Chetumal–Escárcega, mismo punto donde se entronca con la carretera Chetumal–Cancún, y media hora más tarde la cantidad ya rebasaba los 400 comuneros.

Alrededor de las 7:40 de la mañana, los campesinos presentes iniciaron el bloqueo de las vías Chetumal–Escárcega y Chetumal-Cancún, cumpliendo con ello sus advertencias de días pasados, donde dijeron que bloquearían los tramos mencionados si la SCT seguía en la negativa de cumplirles con el pago de sus tierras.

Los ejidatarios colocaron un volquete en el carril de entrada de la carretera Chetumal–Escárcega y un tractor en medio del carril de salida hacia la Chetumal-Cancún, mientras que con una camioneta hicieron lo mismo en el acceso al puente que da salida hacia Escárcega; encima de estas unidades pusieron mantas que contenían mensajes de inconformidad y cansancio dirigidos a la SCT, dependencia que se ha mantenido indiferente para con los ejidatarios y que hasta el momento no ha mostrado señales de querer pagarles los 60 millones 400 mil pesos, que les debe por concepto de la indemnización de 90 hectáreas propiedad del ejido.

En un principio los manifestantes acordaron liberar el paso de vehículos cada hora, permitiendo que los conductores pasaran por lapsos de 5 minutos en cada carretera, para después volver a cerrar la vía.

Los 5 minutos de tolerancia se empezaron a aplicar desde las 8 de la mañana y por periodos de una hora, manteniéndolos hasta la 1 de la tarde, en los que dejaron pasar alrededor de 50 vehículos por cada vez.

Después de que pasaron 6 horas de bloqueo sin que las autoridades de la SCT dieran la cara, los ejidatarios tomaron la decisión de mantener un bloqueo permanente hasta las 7 de la noche.

Tras este acuerdo, los presentes liberaron el paso de vehículos por última vez a las 2 de la tarde con 16 minutos, para después disponerse a mantener cerrados los caminos hasta que anocheciera.

Transcurrieron casi 2 horas hasta que los comuneros recibieron respuesta de la SCT, después de que aproximadamente a las 4 de la tarde el director del Centro SCT Quintana Roo, Francisco Elizondo Garrido, se comunicó con el comisario ejidal de Juan Sarabia, Martín Haro Zepeda, para informarle que estaban en camino dos de sus representantes, quienes en breve se reunirían con los comuneros con el objetivo de llegar a un acuerdo que pudiera disipar el bloqueo carretero.

Tras esta llamada, y con el apoyo de la Policía Federal, se permitió una vez más el paso de vehículos, haciéndolo a las 4 de la tarde con 8 minutos; los ejidatarios permitieron que los conductores de ambas carreteras pasaran por alrededor de 10 minutos, para después volver a cerrar ambas vías.

Fue hasta pasadas las 5 de la tarde cuando los representantes de la SCT se dignaron a hacer acto de presencia en el entronque del kilómetro 19, y después de llegar a una negociación con los comuneros, el bloqueo fue levantado alrededor de las 5 de la tarde con 30 minutos.

Cabe mencionar que los elementos de la Policía Federal fueron las únicas autoridades que estuvieron presentes desde que inició el bloqueo, quienes en todo momento trataron de mediar la situación de la manera más respetuosa posible, sin obstruir las acciones de los ejidatarios, pero proponiendo que el cruce vehicular se liberara cada determinado tiempo para no afectar sobremanera a los conductores que tenían que salir de o entrar a Chetumal.

Además, se debe remarcar que las autoridades de la SCT sabían con anticipación que este día se realizaría el bloqueo carretero, pues desde una semana antes los ejidatarios lo habían advertido; y pese a tener conocimiento sobre esta medida de presión, el director del Centro SCT Quintana Roo, Francisco Elizondo Garrido, no hizo nada para impedirlo, dejando así que miles de conductores procedentes de diferentes partes del país se vieran afectados con el cierre de las vías federales.
El bloqueo carretero se hizo a la altura del kilómetro 19 de la carretera federal 186 Chetumal–Escárcega, tanto en el carril de acceso como en el de salida de la capital del Estado; pero como en este punto se entronca la carretera 307, que comunica a Chetumal con Cancún, los que transitaban por esta vía también se vieron afectados.


Se solidarizan con los comuneros

Miles de conductores y pasajeros resultaron afectados con el bloqueo de este día, entre los que se encontraban camioneros, turistas, docentes de comunidades, conductores de transporte público foráneo, burócratas, militares, trabajadores del Sector Salud, así como ciudadanos en general que necesitaban salir de Chetumal o entrar a la capital de Quintana Roo.

Las filas de vehículos varados llegaron a alcanzar más de 3 kilómetros de largo en ambas carreteras, donde miles de conductores tuvieron que esperar bajo el fuerte sol y lidiar con todo el calor que se sintió este día.

Como parte de las afectaciones, hubo retrasos de una y hasta 2 horas en la llegada de autobuses y combis de transporte público foráneo hacia sus destinos, así como en aquellos camiones que transportaban algún tipo de carga hacia Chetumal o el norte del Estado, o fuera de éste.

Además, se tuvo que habilitar el paso de manera urgente e inmediata para permitir el cruce de tres ambulancias, una de ellas de la Secretaría de Marina-Armada de México, y las otras dos del ISSSTE.

Hubo conductores que, ya cansados de esperar bajo el fuerte sol, invadieron el carril contrario para tratar de “volarse” el bloqueo, aunque los elementos de la Policía Federal se los impidieron y les solicitaron que dieran marcha atrás para reincorporarse a la fila y respetar las leyes de vialidad.

Incluso, algunos conductores que venían de Chetumal decidieron subirse al camellón con sus vehículos para tomar el otro carril y regresarse a esta ciudad capital, esperando a que se levantara el bloqueo para poder salir a carretera.

Algunas personas que necesitaban llegar a su destino lo más rápido posible para cumplir algún compromiso importante, tuvieron que bajarse de sus vehículos y cruzar el bloqueo a pie, para abordar algún taxi de los que se habían congregado a la altura del bloqueo, quienes brindaron sus servicios a todo aquél que lo necesitara.

Hubo turistas que necesitaban viajar en transporte público foráneo desde Chetumal, quienes también tuvieron que descender de sus vehículos y llegar a la ciudad a bordo de un taxi.

Pese a las molestias ocasionadas, especialmente por todo el calor que se sintió este día, la mayoría de los conductores se solidarizó con los manifestantes, y aunque para muchos la espera fue sumamente agotadora, supieron aguardar pacientemente hasta poder pasar el bloqueo.

Incluso, hubo algunos conductores que lejos de molestarse, aplaudieron el valor de los comuneros, ya que coincidieron con ellos en que sólo con acciones de esta índole las autoridades de Gobierno se dignan a escuchar al pueblo.

Pero también hubo personas que perdieron la paciencia y se mostraron sumamente molestas con el bloqueo, ya que tenían algún compromiso de suma importancia o necesitaban trasladar a algún familiar enfermo, aunque en este caso los ejidatarios permitieron en todo momento el paso de los conductores que llevaba gente enferma o débil de salud.

El cierre carretero se llevó a cabo de forma pacífica y sin ningún tipo de confrontación, con excepción de un trabajador de la Secretaría de Salud (Sesa) que perdió los estribos y terminó agrediendo verbalmente a los ejidatarios, aunque afortunadamente la situación no pasó a mayores gracias a la intervención de la Policía Federal, cuyos elementos calmaron al hostil representante de la Secretaría de Salud. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo | Foto: Ángel Solís – Periodistas Quintana Roo)

sarabia40

OFRECE SCT PAGAR

CHETUMAL, MX.- Ejidatarios de Juan Sarabia bloquearon parcialmente, por lapso de nueve horas, las vías Chetumal-Cancún y Chetumal-Escárcega, en el kilómetro 19. Tras su manifestación, los labriegos lograron que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se comprometiera a efectuar hoy a las cinco de la tarde la firma de fecha de pago de la indemnización de 60 millones 400 mil pesos que exigen los campesinos.

En caso de que las autoridades no cumplan con lo prometido, los ejidatarios estarían bloqueando de nueva cuenta esas dos arterias federales de manera permanente durante el día de mañana. Además, trascendió que podrían cortar el suministro de agua de la capital, ya que precisamente en sus tierras se tienen sistemas de bombeo para las familias de Chetumal.

Tras haberlo anunciado desde hace más de una semana, los ejidatarios llegaron hasta esta última instancia para que fueran escuchados por las autoridades de la SCT, por lo que desde aproximadamente las siete y cuarto de la mañana de ayer se apostaron en el kilómetro 19 para interrumpir intermitentemente el paso hacia Cancún y Escárcega.

En un principio, cada hora los manifestantes dejaban pasar durante 10 minutos a los vehículos; sin embargo, al ver que las autoridades de la SCT hacían caso omiso a este hecho, a las dos de la tarde decidieron que bloquearían de manera permanente hasta las siete de la noche y lo suspenderían, para continuar este martes con el bloqueo.

Lo anterior generó cierta inconformidad entre algunos de los automovilistas, y aunque la mayoría de los ciudadanos apoyó a los campesinos en esta noble causa, personal de la Secretaría Estatal de Salud (Sesa) estuvo incitando a los manifestantes, tan es así que hubo intercambio de palabras altisonantes, por lo que tuvo que intervenir la Policía Federal.

Sin embargo, fue a las dos y media de la tarde cuando, por fin, el director de la SCT en Quintana Roo, Francisco Elizondo Garrido, se comunicó con Martín Haro Zepeda, presidente del Comisariado Ejidal de Juan Sarabia, a quien le propuso suspender el bloqueo y que a las cinco de la tarde de hoy se sostendría una reunión con personal de oficinas centrales de la dependencia y se firmaría un convenio con fecha de pago.

Lo anterior fue bien visto por el comité que se eligió para atender la situación, empero, como había incertidumbre entre los ciudadanos, debido a que en más de una ocasión ya les habían mentido, se determinó que el director tendría que enviar a representantes o en su caso acudir él mismo para hacer el compromiso con los ejidatarios.

Por esta cuestión Elizondo Garrido envió a su director jurídico, Raúl González Cetina, y al subdirector de Transporte, Oscar Alberto Durán Montes, quienes acudieron dos horas después y le informaron a los ciudadanos lo que ya su líder ejidal les había hecho del conocimiento.

Cabe señalar que en este tenor, un grupo menor de ejidatarios quiso ir contra las decisiones que había tomado la directiva y quería que obligatoriamente se firmara el convenio ayer mismo; sin embargo, esto no sería posible, puesto que el personal de oficinas centrales llegará a Chetumal hasta hoy.

A pesar de lo anterior, la comitiva supo darle la explicación a la población, y Ernesto Haro, uno de los integrantes de ese comité, le informó a los ciudadanos que este es un gran avance y están a un paso de que se logre el objetivo, que es el pago de la indemnización por 60 millones 400 mil pesos, pero también es necesario que se acuda al llamado de conciliación de las autoridades, ya que al fin y al cabo es uno de los propósitos de las manifestaciones que se han estado concretando.

En presencia de medios de comunicación y de la Policía Federal, Ernesto Haro señaló que la propuesta de la SCT es que hoy a las cinco de la tarde se estará firmando un convenio con fecha de pago, lo cual fue asentido por los representantes de la instancia que acudieron al lugar de los hechos.

Sin embargo, también dejó en claro que la comitiva, que lidera Martín Haro Zepeda, está en la postura que si hoy de nueva cuenta los vuelven a engañar y les quieren dar verdades a medias, o en el peor de los casos no se fije una fecha de pago, mañana miércoles se estaría cerrando la vialidad de manera permanente todo el día, lo cual fue elogiado por los manifestantes, quienes afirmaron que ya basta de que se les esté tomando el pelo.

Cabe señalar que el mismo grupo que no estuvo de acuerdo en que se levantara el plantón ayer circuló la información de que muy probablemente se suspendería el suministro de agua desde esa comunidad hacia la capital del Estado; sin embargo, estos fueron únicamente comentarios entre participantes.

Una vez que se le hizo entender a la población de que el objetivo ya está casi logrado, faltando 10 minutos para las cinco de la tarde se levantó el bloqueo, por lo que a partir de ese momento se empezó a liberar la saturación de vehículos y las filas de más de dos kilómetros que se formaron a causa de la manifestación.

Es necesario enfatizar que esta es la primera vez en que el director de la SCT en Quintana Roo, Francisco Elizondo Garrido, se comunica con los ejidatarios, y trascendió que fue a raíz de la intervención del Gobernador del Estado, Roberto Borge Angulo, quien habría sobrevolado la zona para verificar la situación y habría intervenido directamente en oficinas centrales para que de una vez por todas se solucione esta situación que mantiene cansados a los ejidatarios de Juan Sarabia.

Con relación al caso, los integrantes del núcleo agrario Juan Sarabia exigen el pago de 60 millones 400 mil pesos que les adeuda la SCT por concepto de indemnización por haber provocado daños en 90 hectáreas de terrenos ejidales con la modernización de las vías Chetumal-Cancún y Chetumal-Escárcega.

Este pago fue ordenado por el Tribunal Unitario Agrario (TUA) 44 de Chetumal desde hace más de dos meses y desde ese instante se han presentado manifestaciones como bloqueo parcial a las vías y toma de instalaciones de la SCT; sin embargo, fue hasta ayer cuando se tuvo un avance importante y tangible, al lograr que hoy personal de la SCT de oficinas centrales acudan a Chetumal a la firma del convenio con fecha de pago. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)