Evitan otro posible linchamiento de 3 presuntos ladrones en poblado al sur de QR

0
16

GONZÁLEZ ORTEGA, OTHÓN P. BLANCO, MX.- Tres personas avecindadas en la comunidad de González Ortega estuvieron a punto de ser golpeadas o linchadas por los pobladores, al ser señalados como los presuntos autores de los robos en casas habitación, pero fueron rescatados por los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y llevados a oficinas centrales, en donde les tomaron sus datos generales y fueron consultados en Plataforma México.
Las personas fueron detenidas en una milpa de la comunidad de González Ortega, en donde trabajaban en la elaboración de carbón, y al no tener antecedentes penales podrían quedar en libertad.

La comunidad de González Ortega se encuentra a escasos 15 kilómetros de Carlos A. Madrazo, en donde el pasado 5 de junio lincharon a una persona que supuestamente se dedicaba al robo, por lo que no dudaban en hacer lo mismo.

Cabe destacar que el pasado 1 de noviembre los habitantes de las comunidades de Nachi Cocom y González Ortega, cansados de la inseguridad y de los constantes robos con violencia perpetrados en sus viviendas, bloquearon la carretera federal 186 Chetumal-Escárcega, justo en el centro de la población González Ortega, para exigir justicia.

Luego de la inmediata instalación de una partida policial, los habitantes de las dos comunidades levantaron el plantón; sin embargo, se dieron a la tarea de realizar investigaciones por su propia cuenta para dar con los presuntos responsables, y este día, al tener indicios, solicitaron la presencia de los elementos de la policía para detenerlos, pues según los pobladores, de día aparentan ser campesinos; y de noche, son delincuentes.

Fue este martes, a las 12 del día, cuando se llevó a cabo el operativo, porque supuestamente habían dado con el paradero de los presuntos delincuentes, por lo que se trasladaron a un predio, al parecer propiedad de Martín Meza Domínguez, cuando los tres sujetos trabajaban en la elaboración de carbón vegetal. Levantaron a los cuatro antes de que lleguen todos los habitantes de la comunidad.

En el lugar de los hechos detuvieron a Abel G.M., Luis A.O. y Lucio G.S., de 33, 46 y 34 años de edad, respectivamente; los cuales fueron subidos a bordo de una patrulla de la Policía Estatal Preventiva (PEP) para trasladarlos a las oficinas centrales y efectuar las investigaciones correspondientes.
Ya en las oficinas de la PEP, les tomaron sus datos generales para consultarlos en la base de datos Plataforma México; pero al no ser detenidos en flagrancia y tampoco encontrarles antecedentes penales, podrían ser liberados.

Los presuntos responsables de los hechos dieron a conocer que hace 7 meses llegaron a vivir al poblado, y hoy cuando estaban trabajando en el rancho del señor Martín Meza Domínguez llegaron elementos de Seguridad Pública y los detuvieron –incluyendo al dueño–, a petición de los pobladores, quienes sospechan de ellos por no ser del poblado.

Al realizar un recorrido por la comunidad de González Ortega, los habitantes dieron a conocer que al mediodía detuvieron a tres personas, pero los elementos de Seguridad Pública andan recorriendo las calles y parcelas en busca de otros tres, porque aseguran que son seis las personas que han asolado a la población desde hace un año.

De acuerdo con los datos recabados, estas personas llegaron y se metieron a un predio a las afueras de la comunidad –detrás del cárcamo de bombeo de agua potable–, donde construyeron una pequeña vivienda; por lo que no saben nada de ellos, pero para la población son quienes se dedican a dichas actividades ilícitas.

En la falda de un pequeño cerro se encuentra una endeble vivienda en la que supuestamente vivían los presuntos delincuentes; incluso sus familiares desconocían si habían sido detenidos por la policía, pues realizaban sus labores cotidianas.

Al llegar al predio en donde fueron detenidos los tres presuntos delincuentes y el dueño del rancho, estaba una bicicleta abandonada bajo un árbol, así como tambos de agua que utilizaban los ahora detenidos.

De regreso a González Ortega, los pobladores aseguraron que antes de la llegada de esas personas todo era paz y tranquilidad en la comunidad, pero en los últimos meses se incrementaron los robos en las casas, tanto en González Ortega como en Nachi Cocom, y también en Caobas, todas del municipio de Othón P. Blanco.

Los habitantes de González Ortega no descartan la posibilidad de golpearlos o lincharlos, porque como según dicen: “muerto el perro se acabó la rabia”. Sin embargo, no pudieron hacer nada porque los elementos de la policía se los llevaron de inmediato a Chetumal para las investigaciones correspondientes.

Incluso, cuando los pobladores les preguntaban a los elementos de la Policía Estatal Preventiva que andaban patrullando las calles de González Ortega sobre la detención de tres personas, éstos solamente se limitaban a decir: “todo es mentira, no se ha detenido a nadie”.Y los habitantes de la comunidad regresaron a realizar sus labores cotidianas. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook