VACACIONES CON SALDO ROJO: Muertos en accidentes, asesinatos, suicidios y hasta ‘levantones’ durante el operativo Guadalupe-Reyes en Cancún

Posted on enero 05, 2016, 11:55 pm
8 mins

CANCÚN, MX.- Hoy concluye el operativo “Guadalupe-Reyes” tanto para autoridades municipales, como para autoridades federales, dejando como resultado 10 personas fallecidas en accidentes, asesinatos y suicidios; además de dos personas privadas de su libertad, tres robos violentos a mano armada y un intento de ejecución.

Sin duda alguna, el operativo de seguridad implementado durante la temporada vacacional de diciembre del 2015, que inició el 18 de diciembre y concluye el día de hoy, dejó atrás una gran cantidad de hechos relevantes registrados en Cancún, los cuales cobraron la vida de varias personas; además de que dejaron al descubierto la facilidad con la que la delincuencia continuaba operando aún con la presencia de más efectivos policíacos en las calles de los tres niveles de gobierno.

Decesos

En dicho período vacacional 10 personas perdieron la vida en diferentes circunstancias, la mayoría de ellas en accidentes automovilísticos tanto en la ciudad como en las carreteras.

El primer deceso de la temporada vacacional, ocurrió el 19 de diciembre, cuando Pedro Uicab Dzib falleció en un hospital después de haber sufrido un accidente en una van de transporte público que venía de Playa del Carmen y volcó en el bulevar Luis Donaldo Colosio, dejando a nueve personas más lesionadas.
Al día siguiente, un hombre que permanece en calidad de desconocido fue encontrado sin vida en el tramo carretero Valladolid Nuevo-Agua Azul, donde fue arrollado por un vehículo sin identificar.

El martes 22 de diciembre un turista proveniente de Estados Unidos, identificado como Luis Humberto Ramírez, de 41 años de edad y de nacionalidad mexicana, murió ahogado en la playa de los condominios “Ocean Dreams”, ubicados en la Zona Hotelera de esta ciudad.

Durante los festejos de Nochebuena y la Navidad, dos hombres fueron asesinados. El primer homicidio fue el del taxista Pedro Javier Isla Puerto quien murió en la Región 217, después de haber sido apuñalado en el pecho por la pareja actual de su exesposa, quien continúa prófugo.

Horas después, otro hombre identificado como Orbellin Gerónimo Torres, de 54 años, fue asesinado a machetazos en la cabeza, en la colonia Tres Reyes.
En esa misma noche, Hugo López Ramírez, de 19 años de edad, se quitó la vida ahorcándose con una soga que amarró a un hamaquero, al interior de su domicilio en la Región 248.

El sábado 26 de diciembre, Liliana Melisa Chim Mex, de 29 años de edad, decidió quitarse la vida por medio del ahorcamiento, al interior de su domicilio ubicado en la Región 215.

El martes 29 de diciembre, José Domingo Cruz Hernández falleció en el IMSS de la avenida Cobá, después de ser rescatado de entre los fierros retorcidos al tener un accidente de tránsito en la carretera Cancún-Puerto Morelos.

Ese mismo día, un indigente de aproximadamente 40 años de edad, perdió la vida al ser atropellado por un trailer de carga, cuando se encontraba parado frente a una ferretería recolectando basura.

Finalmente, el miércoles 30 de diciembre un trágico y aparatoso accidente que se registró en la céntrica avenida José López Portillo, a la altura de la Región 94, cobró la vida de María Dolores Dominguín Burguez y dejó a otras tres personas lesionadas.

Asaltos violentos

Justo cuando recién empezaba la temporada vacacional, el 20 de diciembre sujetos armados intentaron asaltar la terminal de autobuses ADO, en la cual cientos de personas esperaban para abordar los camiones.

La rápida acción del Escuadrón Motorizado de Acción Policial (EMAP) de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública, logró hacer que los ladrones huyeran, dejando abandonada la maleta en la que llevaban el dinero del botín.

El 28 de diciembre, tres sujetos armados irrumpieron en un domicilio de la Supermanzana 524, en donde sometieron y amarraron a toda una familia, para después llevarse objetos de valor y una camioneta propiedad de la familia agraviada.

El tercer asalto violento registrado durante el operativo de seguridad, fue el pasado domingo 3 de enero, cuando con todo lujo de violencia, un comando de ocho sujetos armados y encapuchados, asaltó una gasera ubicada en la salida a Mérida durante la madrugada del domingo. Los asaltantes amarraron a los dos vigilantes y a tres choferes que dormían mientras sus pipas eran cargadas de gas, robándoles a todos sus pertenencias. Después, entraron a las oficinas de la empresa gasera y robaron una caja fuerte que contenía alrededor de 120 mil pesos, además de tres cámaras de seguridad.

Intento de ejecución

El miércoles 23 de diciembre y en pleno operativo de seguridad, un intento de ejecución se registró en la Región 248 en el fraccionamiento Villas del Mar, en donde dos sujetos que se transportaban a bordo de una motocicleta dispararon a quemarropa en contra de un sujeto identificado como Daniel Santos Avilés, de 41 años de edad, para posteriormente salir huyendo a toda prisa dejando el arma con la que llevaron a cabo el intento de ejecución tirada en el lugar de los hechos.

“Levantones”

El lunes 28 de diciembre, dos sujetos armados “levantaron” a un vendedor de tours en la Zona Hotelera, identificado como José Luis Dorantes Peralta, cuando se encontraba en el estacionamiento del hotel “Pueblito”, ubicado en el kilómetro 18 del Bulevar Kukulkán, en Zona Hotelera.

Hasta la fecha no se sabe qué pasó con el agraviado, pues nunca se presentó una denuncia formal por estos hechos.

Apenas el lunes pasado, Hugo Martínez Díaz, de 39 años, originario de Guerrero. y de oficio trabajador del mercado Coral Negro en la Zona Hotelera, fue encontrado encintado de pies, manos y rostro, en un área verde de la Supermanzana 311.

El sujeto aseguró que tres sujetos con armas cortas y viajaban en una camioneta color negro, lo sometieron porque presuntamente lo confundieron con un tal “Comandante Diablo”, mismos que tras torturarlo, fueron a tirarlo a ese lugar. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)