ALTAVOZ | Félix González Canto, ‘el mejor líder opositor’ en la historia de Quintana Roo

3
61

img_20161213_001649

Si bien Félix González Canto podría ser el peor gobernador que ha tenido en Quintana Roo, de lo que no hay duda es que es el mejor dirigente ‘opositor’ en la historia democrática de la entidad.

El pasado 5 de junio, el PRI (con su socio, el PVEM) pasó a ser oposición en el estado, con el triunfo del ex priista Carlos Joaquín, bajo las siglas del PAN y PRD y con la derrota de Mauricio Góngora Escalante, del grupo de González Canto.

Tanto el ex gobernador Roberto Borge, como Mauricio Góngora, se convirtieron, tras esta derrota del PRI-PVEM, no solo en cadáveres políticos, sino además en carne de presidio por sus excesos en el Gobierno del estado y en el ayuntamiento Solidaridad, respectivamente.

Pero, quien sigue vigente es el mentor, ‘hermano’ y creador de ambos, Félix González Canto, el ‘di tuti capi’ de un grupo político y económico que saqueó el estado y municipios en los últimos 11 años y que no se resigna a perder el poder que ejerció sin límites.

Tras bambalinas, y a través de varios lugartenientes, Félix González se ha convertido en el principal dirigente de la oposición al gobierno ‘panperredista’ de Carlos Joaquín.

Y ha sido excelente.
Félix González Canto está estableciendo un precedente frente a históricas figuras de la oposición quintanarroense como Tomás Contreras, Miguel Martínez, Jorge Polanco y Juan Ignacio ‘El Chacho’ García Zalvidea.

La oposición está para eso. Para oponerse al gobierno, para cuestionarlo, para vigilar su desempeño, es decir, complicarle la existencia. Y eso lo está haciendo muy bien González Canto.

Dicho sea de paso, los dos anteriores gobiernos estatales tuvieron una oposición muy débil y en muchas trechos sumisa y cómplice.

Desde el PRI, PVEM y Morena

Pero las cosas han cambiado. Tenemos una oposición de verdad.
El Senador se mueve a través de varias plataformas empezando con la del PRI, a través de Raymundo King de la Rosa, cuya permanencia en el cargo no tiene mayor explicación que la voluntad del ex Gobernador.

Al mismo tiempo,  el cozumeleño tiene una enorme influencia en el PVEM, a través de la presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández.

Y dentro del PRI y del PVEM, Félix tiene como aliados estratégicos a dos peces gordos: Emilio Gamboa y Jorge Emilio González Martínez, ‘El Niño Verde’.

Pero, además, Félix tiene una enorme influencia en Morena.  Esta ascendencia no se reduce al dirigente formal en la entidad del partido ‘guinda’, José Luis Pech Várguez. Desde ahora ya está definiendo candidatos para las elecciones concurrentes de 2018 y, por si fuera poco, ya prepara la expansión de un periódico de ‘izquierda’ para promover al instituto político de Andrés Manuel López Obrador en Quintana Roo.

Por si fuera poco, Félix está infiltrado en los partidos en el gobierno. Mantiene parcialmente el control en el PRD, en particular con las corrientes que confluyen con la senadora Luz María Beristaín.

 Pero eso no es todo.

En los medios y en “redes”

Félix González Canto mantiene las simpatías y las querencias de un enorme sector de la prensa quintanarroense, desde la muy tradicional, hasta la de redes sociales, incluidas legiones de ‘trolles’.

Desde ahí arremete de forma a permanente, no todos de los días, sino de mañana, tarde y noche contra el gobierno.

Pero, aún hay más.

Aunque como gobernador tenía terror a las manifestaciones, e incluso el amago de una durante su último informe determinó la creación del municipio de Bacalar, Félix ha llegado al extremo de auspiciar una marcha contra el actual gobierno, convocada de forma anónima en redes sociales, pero alentada por personajes vinculados a los dos ex gobernadores de la ‘oncena trágica’.

Félix está en lo suyo. Lo que está haciendo es irreprochable a partir de los contrapesos democráticos. Es el líder de la oposición quintanarroense y lleva sus esfuerzos a ese sentido, con todos los recursos a su alcance. Está en su papel. Hace lo que debe de hacer.

Impunidad

Como gobernador, Félix González no toleró la oposición e incluso llevó a la cárcel a dirigentes opositores: a ‘El Chacho’ García Zalvidea y Gregorio ‘Greg’ Sánchez, a los que terminó doblando y convirtiendo en sus aliados.

Pero, entre su ‘circulo’, Félix presume que Carlos Joaquín no lo podrá encarcelar. Y no porque sean amigos, sino porque sus delitos, de cuando fue gobernador, ya prescribieron.

Por lo pronto, Félix está haciendo su chamba, su nueva chamba de líder opositor.

Comentarios en Facebook

3 COMMENTS

  1. Ahora resulta que este señor es Superman. Fácil manera de cargar todas las pulgas en un solo costal. Más seriedad.

  2. EL GOBIERNO ACTUAL NO NECESITA OPOSITOR, SOLO UN EMPUJUNCITO, COMO DIRIA CARLOS BARRACHINA EL MISMO GOBIERNO SE ESTA HACIENDO JARAQUIRI, SOLO ES CUESTION DE TIEMPO, HOY SE HIZARA UNA BNADERA BLANCA EN SESA EN LA COMUNIDAD DE SABIDOS PERO COMO ES GENTE DE CAMPO Y ESTA SUDADA LA SRIA DE SALUD NO ASISTIRA, #LADYMUERTADEHAMBRE, TAMPOCO EL SUBSECRETARI@ DR@ AGUILAR NO SE JUNTAN CON LA CHUSMA SOLO CON LOS ALTOS NIVELES Y CON AIRE ACONDICIONADO POR ESO #LADYVIPS, SIGA ASI DRA AGUIRRE Y EL PUEBLO QUINTANARROENSE LE RECONOCERA SU INEPTITUD

Comments are closed.