Justifica INM otorgar residencia permanente al polémico ruso Aleksi Makeev… pero ahora sí ya busca deportarlo

Posted on mayo 22, 2017, 10:21 pm
5 mins

CIUDAD DE MEXICO, MX.- Tres días después de que una multitud intentara linchar al ruso Aleksei Makeev en Cancún por sus videos que subía a redes sociales en los que denostaba y humillaba a mexicanos, el Instituto Nacional de Migración explicó y justificó porque accedió a entregarle una cartilla de residente permanente en México, pese a las irregularidades ya detectadas de su estancia en el país.

Advertisement

Mediante un comunicado de prensa, dijo que sobre este caso se tienen tres carpetas de investigación ante la Fiscalía General de Quintana Roo:

• La primera carpeta tiene que ver con los hechos registrados en su domicilio donde un grupo de personas agredió Aleksi Makeev.
• La segunda por el homicidio perpetrado por el extranjero ruso contra un ciudadano mexicano.
• La tercera es por las acciones agresivas, homofóbicas, radicalistas en contra de mexicanos y de otros extranjeros de diversas nacionalidades en la misma ciudad.

El Instituto Nacional de Migración (INM) dice el comunicado, registró que Aleksei Makeev ingresó por primera vez al territorio el 15 de abril de 2014 solicitando refugio. El 18 de septiembre del mismo año la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) le otorgó dicha condición, derivado de la argumentación que dio a las autoridades mexicanas al ser hostigado por su preferencia sexual.

Desde su entrada a México y hasta el otorgamiento de la condición de estancia, la autoridad migratoria no tuvo conocimiento de conductas anómalas por parte del extranjero. Se aclara que el primer registro oficial de alguna detención por autoridades de seguridad pública, de la Policía Municipal de Cancún, Quintana Roo, fue el 24 de noviembre de 2016.

De acuerdo con el cruce de información que se hizo en varios países, el extranjero no tenía antecedentes penales que le impidiera su estancia legal en México, por lo que no había limitante para permitir su entrada o salida del país.

En el mes de diciembre de 2016, Aleksei Makeev al realizar actos ofensivos a la sociedad, el gobierno de México a través del INM procedió a su retención internándolo en la estación migratoria de Chetumal Quintana Roo, para preparar su expulsión, situación que no se pudo llevar a cabo, toda vez que no se tuvieron los salvoconductos y el reconocimiento de nacionalidad del extranjero de su país de origen. Después de 21 días y ante la imposibilidad de su expulsión, se canceló su condición de estancia y se le ordenó a través de un oficio de salida con fecha 20 de enero del 2017 de abandonar el país.

Cabe destacar que el INM segura que llevó a cabo un intercambio epistolar con la Embajada de Rusia con la finalidad de que se reconociera la nacionalidad de Aleksi Makeev, sin que se tuviera respuesta.

“El extranjero ruso hasta antes de su expulsión se condujo con una actitud serena y pacífica mientras se llevó a cabo su regularización migratoria, obteniendo en primera instancia, una visa por razones humanitarias y posterior a ello, una condición de residente permanente, toda vez que Comar le otorgó la condición de refugiado en México”, explica Migración.

El Instituto Nacional de Migración como lo marca la ley “está a la espera de que las autoridades judiciales determinen la situación jurídica del extranjero ruso, para posteriormente iniciar su proceso de deportación ya que su condición de estancia es irregular, al haber incurrido en actos y hechos que derivan en la cancelación de su estatus migratorio, a una instancia irregular”.

Y finaliza: “México es un país que promueve el respeto incondicional de las leyes y normas jurídicas que rigen a la nación, por lo que la Secretaria de Gobernación a través del Instituto Nacional de Migración respetará los derechos humanos de todos los extranjeros que independientemente de su condición migratoria, ingresan o transitan por el territorio nacional”. (Con información del INM)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)