Hay ya caravanas de migrantes en siete estados entre Tapachula, Chiapas, y Tijuana, Baja California

Posted on noviembre 12, 2018, 1:20 pm
4 mins

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- La primera caravana de migrantes procedente de Centroamérica continuó su avance hacia la frontera con Estados Unidos. Sin embargo, sus integrantes se dispersaron al salir del refugio instalado en el estadio Jesús Martínez Palillo, en la Ciudad de México, publicó La Razón.

Unos arribaron a Zapopan, Jalisco, rumbo a Nayarit; mientras que otra parte, la más numerosa, dejó Querétaro y llegó, por medio de “aventones”, a Irapuato, Guanajuato.

Desde el viernes por la madrugada, alrededor de mil personas se adelantaron e iniciaron su traslado como pudieron, muchos en Metro y en aventones hasta llegar a la salida a Querétaro, en donde a través de nuevos ‘rides’, lograron llegar a la capital de esta entidad.

Este primer grupo fue alojado en el estadio Corregidora, de Querétaro, donde estuvieron poco tiempo, pues el sábado partieron hacia Zapopan, Jalisco.

De aquí, unos 700 migrantes partieron ayer rumbo a Nayarit, con la mira de avanzar hacia la frontera con EU.

Estos migrantes caminaron en principio durante seis kilómetros por la autopista Querétaro-Celaya y ya cansados, comenzaron a pedir aventón a transportistas. Por momentos, grupos de migrantes se pararon frente a los camiones de carga para que detuvieran su marcha y así los pudieran abordar.

La Policía Federal apoyó a los migrantes en su ascenso a los camiones para evitar accidentes, como en otros momentos sucedió al inicio de su camino por la república mexicana.

Los migrantes que llegaron a Irapuato fueron instalados en varios albergues habilitados como tales por el DIF estatal. A su arribo a Irapuato, los migrantes fueron atendidos por personal del cuerpo de bomberos, así como protección civil y de la policía estatal.

En tanto, la segunda caravana, con alrededor de mil migrantes, partió la madrugada de ayer de Saluya, Veracruz, hacia Puebla, a donde llegaron por la tarde.

Los migrantes tuvieron que recorrer 400 kilómetros, por lo que también hicieron uso de los “aventones” que, al igual que en Irapuato, muchos fueron forzados.

De acuerdo con reportes de medios locales, hubo un momento en el que elementos de la Policía Federal también obligaron a camiones de carga a brindar “aventones” a los migrantes.

Los uniformados eran quienes detenían los camiones y pedían a los conductores que permitieran que los migrantes se subieran a la plataforma.

Este grupo tomó la decisión de viajar directamente de Sayula a Puebla sin parar, por los rumores de que en algunas regiones de Veracruz han desaparecido migrantes.

La tercera caravana, a su vez, integrada por unas dos mil personas, llegó ayer a Saluya, Veracruz. Estos migrantes estaban acompañados por el padre y activista Alejandro Solalinde, quien aseguró que buscará que alguien los apoye con autobuses para que realicen su próximo viaje sin parar.

La cuarta caravana, integrada por mil 600 personas de origen salvadoreño, llegó a Matías Romero, Oaxaca, procedente de la ciudad de Arriaga, Chiapas.

Los migrantes salvadoreños fueron alojados en el deportivo Emiliano Zapata, en donde la Comisión Nacional de los Derechos Humanos realizó un censo que arrojó el número exacto de mil 600 indocumentados, entre quienes se incluyen adultos y niños.

Mientras, un grupo de 80 migrantes, la mayoría de la comunidad LGTB, arribó la tarde del domingo a Tijuana, en autobuses, pues aseguran que durante su trayecto son víctimas de hostigamiento. (Fuente: La Razón)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)