Perciben en INAH riesgo de colapso por ‘ajustes’ en recursos destinados al pago de nómina

Posted on julio 16, 2019, 10:16 am
5 mins

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO, MX.- Si la Secretaría de Hacienda no autoriza más recursos, el INAH no podrá pagarle este año a mil 500 trabajadores eventuales, entre investigadores y arquitectos restauradores.

Según Joel Santos, secretario general del Sindicato Nacional de Profesores de Investigación Científica y Docencia del Instituto, la dependencia dispone sólo de 55 millones de pesos aprobados, cuando se requieren 350 millones de pesos para este año.

El INAH está a la espera de que Hacienda autorice un recurso autogenerado, correspondiente a ingresos en museos y zonas arqueológicas.

“Si no se lo autoriza tal vez de aquí a septiembre-octubre va a colapsar, no va a haber para pagar nómina”, alertó el arqueólogo, entrevistado tras participar ayer en una mesa sobre la problemática laboral del sector cultura en la Dirección de Estudios Históricos del Instituto.

De mil 750 trabajadores contratados por Capítulo 1000 a la fecha hay mil 500, precisó.

“Se ha despedido a más de 200 compañeros contratados eventuales para lograr los ajustes requeridos por Hacienda, y quién sabe cuántos más vaya a haber este año por esta política que nos lleva de la austeridad republicana a la pobreza franciscana”, dijo Santos en la mesa.

“Por Capítulo 3000, hay 600 trabajadores contratados, cifra que Santos retoma de las propias autoridades.

Que un investigador sea contratado de esa manera, sin prestaciones y pagos irregulares, es “vil e inhumano”, sentenció.

También la arqueóloga Nohemí Castillo, investigadora emérita, condenó las precarias condiciones.

“No se vale que gente en Salvamento, que son mis alumnos de maestría, que están trabajando en un súper proyecto, que son de seis meses y ahí están fletados, no tengan seguridad ni nada”, expuso.

“Si no nos unimos quién sabe qué va a pasar. Lo más probable es que tengamos menos trabajo y menos dinero”, acusó.

Tanto el Sindicato Nacional de Arquitectos Conservadores del Patrimonio Cultural (SNACPC) del INAH como el recién constituido de Trabajadores Administrativos, Manuales, Técnicos y Profesionistas (SNTAMTP) rechazaron que el pago de prestaciones al personal de base sea la causa de la crisis financiera del Instituto que impide pagar adecuadamente salarios y emolumentos por servicios profesionales.

“Eso les han dicho a los profesores de asignatura de la ENAH, la ENCRyM: (que) las prestaciones del personal de base es lo que ha producido la crisis.

“¿Saben qué? La crisis de la institución viene de la patronal, porque no fue capaz, en su momento, de gestionar absolutamente nada de los acuerdos y convenios con las secretarías federales correspondientes”, advirtió Alejandro Villalobos, secretario general del SNACPC.

Francisco Galván, secretario general de la sección CDMX del SNTAMTP, acusó una mala administración del INAH con un pasivo laboral de mil millones de pesos.

Apenas constituido el 27 de junio, este sindicato agrupa a 800 trabajadores, al que estarían por afiliarse 400 más de apoyo, confianza y eventuales.

Galván también propuso hacer autocrítica: “Tenemos que reflexionar también qué tan responsables hemos sido de llegar a estas condiciones”.

Villalobos acusó que la historia reciente del INAH es una “historia de pérdidas”: de ascendencia moral, de aportar contenidos a los libros de texto, de los servicios generales y de tareas de vigilancia.

“Hemos perdido el ejercicio sobre la defensa del patrimonio y han entrado empresas de restauradores egresados de la ENCRyM o de arquitectos egresados de las universidades que han sido estudiantes o alumnos nuestros y no les interesa entrar al INAH porque en el INAH las investigaciones y restauraciones son más lentas que la historia”, dijo.

En la mesa, se criticó que la política cultural no se esté decidiendo desde las instituciones públicas de cultura sino desde Hacienda.

“Parecería que quien termina decidiendo qué sí y qué no, es Hacienda; y qué sí y qué no, es Función Pública, y yo diría incluso que sí y qué no viene ahora desde Presidencia”, planteó Bolfy Cottom, quien coordinó la mesa.

O como advirtió Santos: “En este momento, nuestro papel en la ‘4T’ es la defensa del INAH ante la política hacendaria que nos está afectando”.

Otra mesa está convocada para el 5 de agosto. (Agencia Reforma)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)