“QUE EN PAZ DESCANSE EL ALCOHOLÍMETRO”: Julián Ricalde, ex Alcalde que implementó el programa de alcoholemia en Cancún, cuestiona el afán recaudatorio del actual gobierno; se perdió un proyecto de avanzada y ahora se generará más corrupción, dice

Posted on diciembre 06, 2019, 5:29 pm
3 mins

CANCÚN, MX.- El ex presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde, advirtió que se ha perdido un programa de avanzada al permitir el pago de multas para conductores que no pasen la prueba de alcoholemia.

En redes sociales, el perredista, en cuya gestión se implantó el programa “Conduce sin Alcohol”, advirtió que la determinación del pago de multas solo fomentará más corrupción en el alcoholímetro.

Por considerarlo de interés, reproducimos de manera íntegra el texto difundido por el ex Edil cancunense en redes:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

QEPD el alcoholímetro

Por Julián Ricalde

El día de ayer, 5 de diciembre, el H. Ayuntamiento de B. Juárez, anunció que, con el voto unánime de todos los regidores del Cabildo actual, modificaron el reglamento de tránsito para cambiar la sanción corporal de quienes conducen bajo los influjos del alcohol por la de una pena pecuniaria. Ahora podrás pagar una multa de hasta 12 mil pesos, dejar el vehículo y retirarte.

Una medida que se contrapone con el espíritu del programa de “conduce sin alcohol” que instauramos en la administración que honrosamente encabecé, y que precisamente tenía como fin inhibir, por miedo a ser detenidos, a los conductores a ingerir bebidas embriagantes y manejar. A pesar de las dificultades y gracias a la participación ciudadana de agrupaciones como: “convivencia sin violencia” , “ asociación de padres de familia” , etc.

Quienes actuaban como visores en el programa de Alcoholemia, mejor conocido como “Alcoholímetro”, el proyecto se consolidó.No estuvo exento de críticas o dudas, principalmente en el centro de detención cívico bautizado como “ El Torito cancunense”.

Nada comparable a la lamentable situación en la que dejaron el programa en la administración de Paul Carrillo, pero lo de hoy es simplemente la desaparición de un programa que salvaba vidas y patrimonios, y que sobre todo educaba a la gente y era absolutamente parejo, tengas dinero o no, seas local o extranjero, hombre o mujer, chairo o fifí (para estar ad hoc ).

Hoy tenemos a un Cabildo que enarbola la cuarta transformación, modificando un reglamento que era justo, para hacerlo en beneficio de los fifís, porque solo quien tenga dinero podrá evitar el arresto, quienes no tengan dinero serán arrestados. El mundo de al revés. Programa que por cierto, ofreció Carlos Joaquín impulsarlo de manera estatal.

Hoy se ha perdido un proyecto de avanzada en materia de justicia social por uno recaudatorio, como era en la época de los priistas que tanto criticaron. Que ilusos quienes piensan que con que esto combatirán la corrupción, habiendo dinero de por medio, habrá más corrupción, al tiempo.

Comentarios en Facebook