OCUPA QR EL PRIMER LUGAR NACIONAL EN DESPIDOS MASIVOS: Exhiben a hoteles y empresas que dejaron sin empleo a miles de personas por contingencia sanitaria

Posted on abril 08, 2020, 5:42 pm
3 mins

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Rafael Briceño

CHETUMAL, MX.- Quintana Roo encabeza la lista de seis entidades del país que, del 13 de marzo al 6 de abril, reportan la mayor pérdida de empleo con 63 mil 847; seguido por la Ciudad de México, 55 mil 591; Nuevo León, 23 mil 465; Jalisco, 21 mil 535; Estado de México, 16 mil 036 y Tamaulipas con 12 mil 656.

Estas seis entidades registran un 56 por ciento de las 346 mil 878 fuentes de empleo que se perdieron por la pandemia del COVID-19, de acuerdo con datos del Gobierno Federal.

Según el reporte presentado durante la conferencia del Ejecutivo, las empresas asentadas en Quintana Roo que han despedido a trabajadores se encuentran:

ADERNOV SA de CV con 145; Meryucatan, (2, 500), Construyendo ACO Riviera SA de CV (2, 318), Rivera Mayan (2, 390) , Monitoreo Maya (1, 951); Roo Caribe Construcciones (1, 363), Desarrollos Dine (1, 260), Hotel Gran Caribe real (1, 251), las Antillas construcciones (1, 149), hotelera Palace Resortes (1, 149), Promociones y desarrollos Ribera Mueres (1, 054), Mérida SA de CV (1, 021), Hoteles Solaris de México (897); BDR servicios hoteleros (885), servicios hoteleros del Caribe (874), Servicios Resorts SA de CV (870), Consultora Torre Noriega (755), Servicios hoteleros del Yucatán (755), Experiencias Xcaret Parques (699), Koft Solutions (710), RCM servicio hotelero (685).

Los datos del gobierno Federal establecen que en términos generales 216 mil trabajadores que fueron separados ya no tienen acceso a servicios de salud del IMSS al no cumplir con el requisito de ocho semanas previas de cotización.

La mayor cantidad de trabajadores despedidos están en las empresas con más de 50 trabajadores y no así en las micro y pequeñas empresas. A pesar de ser las más vulnerables las micro y pequeñas empresas hacen el esfuerzo por mantener a sus empleados.

Establece que no existe justificación legal para separar a los trabajadores de las fuentes laborales por la emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor derivada del COVID- 19. Considera que ante el escenario de pandemia la falta de acceso a la seguridad social se vuelve especialmente crítico dado que limitan la protección del trabajar y su núcleo familiar a sólo acceso a salud y presiona a los servicios y presupuesto público de salud asignados a la población abierta.

El IMSS cuenta con ingresos excedentes que le permiten ser un actor relevante en la prestación de los servicios de salud por lo cual es importante preservar los trabajos del sector formal. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook