Evacúan a 3 mil 600 pobladores por nuevo desborde de tres ríos en Tabasco

0
389

TABASCO, MX.- Con más de 20 días en emergencia por inundaciones, Tabasco se mantiene en alerta por el desborde de los ríos Usumacinta, Tulijá y Puxcatán, lo que obligó a evacuar a 3 mil 600 personas en las últimas horas para proteger su integridad, publicó El Financiero.

Con ayuda del Ejército y la Marina, familias dejaron sus casas en Macuspana y Jonuta para trasladarse a refugios temporales y se espera que en las próximas horas continúen los trabajos para salvaguardar a más personas.

El coordinador del Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco, Jorge Mier y Terán Suárez, informó que en algunas zonas se ha complicado el desalojo de agua y persisten siete ríos por arriba de su nivel máximo ordinario, entre ellos, además de los ya citados, el Pichucalco, La Sierra, Grijalva y San Pedro.

“Ahorita, por la parte del Usumacinta, en el caso de Jonuta lo más urgente es evacuar alrededor de 600 personas que están en la zona de La Guayaba y por la compuerta de Boca de San Gerónimo. En Macuspana ya tenemos una cantidad importante, no tengo el dato aquí, pero deben ser unas tres mil personas, porque Macuspana ya tiene varios días con el problema del Puxcatán”, explicó.

Este mismo lunes la Secretaría de Gobernación, a través de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), emitió dos Declaratorias de Emergencia para el Estado de Tabasco, por las inundaciones fluviales ocurridas el 6 y 10 de noviembre del presente año, en seis municipios de la entidad.

Con esta acción se activan los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (FONDEN) y las autoridades contarán con los recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y salud de la población afectada.

El gobernador Adán Augusto López Hernández indicó que hay riesgo hasta el martes, mientras que el pronóstico es que hasta el viernes próximo no habrá lluvias en la región, por lo que los ríos empezarán a descender, a partir del miércoles, hasta estabilizarse.

Destacó que ahora se viven momentos complicados por dos inundaciones en menos de un mes, y por la pandemia del COVID-19, “pero aquí estamos dando la batalla para nuevamente salir bien”.

Esta semana también se retomaron las clases virtuales, pero admitió que miles de niños siguen en albergues, por lo que será “imposible” que se sumen a las tareas escolares, razón por la que se les apoyará con cuadernillos de estudio. Más de 400 escuelas siguen inundadas.

Por su parte, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, que sigue en el estado para supervisar acciones para proteger a la población, dio a conocer que la ayuda humanitaria sigue llegando al estado y va a continuar el tiempo que sea necesario.

“Aquí estamos muy al pendiente de las lluvias en Guatemala, ustedes saben que tenemos ahí graves riesgos, que significa el Usumacinta y vamos a estar muy al pendiente. Estamos siendo muy responsables en informar a la comunidad de una manera muy objetiva”, sostuvo.

Precisó que la evacuación es para no poner en riesgo la vidas de las personas y pidió “que no se malinterprete como una alarma o alerta de manera innecesaria, son acciones preventivas y necesarias para resguardar la vida de los tabasqueños”. (Fuente: El Financiero)

Comentarios en Facebook