La pandemia de la COVID-19 hizo que no se le preste la atención necesaria al VIH-Sida

0
204

CANCÚN, MX.- Roberto Guzmán, presidente de la Red Positiva de Quintana Roo, manifestó la importancia de hacer llegar el mensaje, especialmente a los jóvenes, de la necesidad de protegerse para evitar enfermedades como el VIH-Sida, de la que Quintana Roo ocupa el primer lugar nacional.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el VIH-SIDA, admitió que Cancún y Playa del Carmen son los municipios, donde es mayor este problema, como consecuencia de ser ciudades cosmopolitas e indicó también que este año con la presencia de la COVID-19 como que no se le dio la importancia que merece, incluso hubo una disminución drástica, en el número de pruebas de detección.

Según indicó, el año pasado el sector salud realizó 19 mil pruebas, y este 2020 apenas se efectuaron siete mil.

En el caso específico de Quintana Roo, se aplicaron por el sector salud sólo 960 pruebas, de las cuales en 415 personas el resultado arrojo positivas al VIH, y por su lado, la asociación civil que encabeza lleva 900 diagnósticos hasta este día, con 215 personas positivas, un incremento del 31 por ciento de casos nuevos en comparación con años anteriores.

Con estos números, dijo que desde hace cinco años el estado se mantiene en los primeros lugares en el número de contagios de esa enfermedad, a la que califica igual de peligrosa que la COVID-19.

Guzmán enfatizó la importancia de la detención oportuna de padecer VIH, pues se puede llevar una vida digna mediante el uso de medicamentos, y añadió que para 2021 reforzaran las campañas de promoción a través del uso de las redes sociales, al ser el medio que está más fácil al alcance de todos, sobre todo de los jóvenes, que son el grupo más vulnerable.

Añadió que para aquellas personas que deseen acercarse a la Red Positiva de Quintana Roo, podrán hacerlo al WhatsApp, 9981-16-41-16.

También mencionó que esta es una enfermedad que puede ocasionar problemas de ansiedad, que llevan abandonar los tratamientos y con ello se vuelve más vulnerable al disminuir las defensas del cuerpo.

“En un tratamiento, las partes emocionales no deben dejarse a un lado”, concluyó. (Infoqroo)

Comentarios en Facebook