Ofrece Yucatán variedad de grutas y cenotes para el turismo

0
204

MÉRIDA, MX.- Las grutas, en general, son creaciones de una conjugación de la naturaleza, en las que se forma una cavidad subterránea, más profunda que la de un cenote, la cual se mantiene seca hasta que comienzan las filtraciones de agua, dándole diferentes formas a las paredes rocosas.

Un comunicado del Gobierno de Yucatán, añadió que este proceso dura miles de años y no obstante, cada gruta tiene su propio hechizo, por lo que a continuación se presentan las características únicas de estas cuevas en Yucatán.

Si los visitantes tienen espíritu aventurero y gustan de la adrenalina, las Grutas Chocantes son la opción ideal, pues para poder acceder a ellas, primero es necesario llegar a las faldas del cerro en el municipio de Tekax, para comenzar una caminata en ascenso por laderas llenas de vegetación y posteriormente adentrarse en la cueva, aproximadamente tres kilómetros, para finalmente llegar a las grutas.

Pero todo ese recorrido valdrá la pena cuando pueda admirarse la belleza de las cascadas blancas, las cuales son imponentes cristales de calcio, que no pueden dejar de ver, pues es un espectáculo único en su clase.

Otras actividades extremas que pueden hacerse en las Grutas Chocantes es lanzarse en tirolesa (la cual tiene una distancia de 150 metros), descenso de rapel en la Cueva del Toro, visitar el mirador (que está situado a una altura de 170 metros) y espeleo-turismo.

Las Grutas de Calcehtok, también conocidas como X-Puk, son un sistema de túneles y pasadizos con una extensión de cinco kilómetros.

Este lugar, agregó el comunicado, es ideal si quieren explorar las profundidades de la tierra y volverse a conectar con ella.

Detalló que esta gruta es muy peculiar pues cuenta con tres niveles de recorrido, desde el básico, intermedio y el extremo.

El básico es muy tranquilo y se hace caminando, en el intermedio hay que subir, bajar, deslizarse; y en el extremo se le suma una cueva donde se va pecho tierra y se avanza más hacia el interior de la cueva. ¡Una experiencia única!

Estas cuevas del municipio de Opichén, también se caracterizan porque se ha encontrado abundante material prehispánico como: cerámica, huesos humanos y de animales, puntas de lanzas, entre otros objetos.

En una de las excavaciones fue hallada una piedra en forma de cabeza de venado, dándole el nombre de Calcehtok al lugar, que significa “Cuello de Venado de Pedernal” (cal, cuello; ceh, venado; tok, piedra o pedernal) y durante el ocaso la salida de miles de murciélagos, ¡un espectáculo increíble!.

Asimismo, en el poblado de Chocholá existe una gruta, cuyo interior guarda un cenote, el de San Ignacio. Para entrar se desciende sobre una escalera labrada en piedra hasta llegar a una superficie donde puede admirarse el espejo de agua color turquesa, acompañado de adornos de estalactitas, que envuelven toda la bóveda.

La profundidad es de tan sólo seis metros, por lo que es ideal para esnorquelear en aguas refrescantes y admirar los peces que habitan ahí. Asimismo, el lugar cuenta con servicio de restaurante que ofrece comida típica de la región.

Por otro lado, es recomendable que sin importar cuál de las cuevas decida visitarse, ir con ropa muy cómoda y siempre acompañado de un guía para que la experiencia sea completa y no haya percance alguno, pues ellos conocen muy bien las zonas.

En el caso de las grutas Chocantes y Calcehtok, debe preguntarse por los guías locales, pues son descendientes mayas que además compartirán su cultura y conocimiento.

Por último, el texto recordó que Yucatán implementa estrictas medidas de bioseguridad desde aerolíneas, taxis, restaurantes, hoteles, tour operadores y más, que son avaladas por diferentes dependencias de salud y de turismo internacional, para que la visita sea agradable y segura.

Igualmente, con su viaje, los turistas podrán contribuir a la reactivación económica de proyectos y comunidades locales. (Infoqroo)

Comentarios en Facebook