Se manifiestan en Mérida contra el uso de cubrebocas y vacunación anti COVID-19

0
880

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Mientras que los casos de coronavirus (COVID-19) continúan sumándose cada día en Yucatán, algunas personas consideran como violación a sus derechos que la aplicación de la vacuna contra el virus sea casi de tipo obligatorio por parte de las autoridades, además que dejaron en claro que se oponen al uso de cubrebocas y otras medidas que se han implementado para evitar más contagios.

Alrededor de 50 personas fueron las que se reunieron este día en el Monumento a la Patria en el Centro Histórico de Mérida, en donde se manifestaron con pancartas para presuntamente informar a las personas sobre sus derechos civiles.

De esta manera, mostraron su postura mediante carteles en relación a la restricción vehicular que impide la circulación de automóviles después de las 11:30 de la noche y lo catalogaron como una violación más a sus derechos de tránsito.

Tal manifestación forma parte del movimiento World Wide Rally for Freedom, en el cual personas de diversos países exponen sus consideraciones sobre las formas en las cuales los gobiernos buscan reducir los contagios a causa de la pandemia por coronavirus.

Las personas asistentes, indicaron que anteponen la libertad de expresión y buscan emitir sus opiniones sobre el tema que implica el coronavirus, pero sobre todo, en cuanto a las decisiones que han tomado los gobiernos locales.

“¿Sabías que los cubrebocas no detienen ningún virus?”, plasmaron en pancartas los asistentes, de modo que ellas y ellos no portaban este elemento como ha sido instruido por autoridades de salud.

Asimismo, las personas creen y comparten que los cubrebocas lo que hacen es entorpecer el paso de oxígeno al cuerpo, por lo que el sistema inmunológico se debilita.

De igual manera, dieron a conocer que las personas no deberían ser vacunadas, pues supuestamente las dosis tienen una relación con antenas 5G.

Quienes asistieron a esta manifestación en Mérida, se suman a las teorías conspirativas que indican que el virus fue impuesto a la humanidad, sobre todo, plantado por los países más poderosos del mundo, tal como China, Estados Unidos o Rusia, tratándose así de una guerra bacteriológica. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook