Tulum y Playa del Carmen se incorporarán a la red de vigilancia del C5

0
87

CANCÚN, MX.- Los altos índices de violencia y hechos delictivos que asuelan a Quintana Roo, en especial a Cancún y Playa del Carmen, sus principales destinos turísticos, mantienen en constante zozobra no sólo a los empresarios, sino también al ciudadano común y, desde luego, a los turistas, quienes también han sido afectados por esa situación.

Ante esa escalada de la violencia, el actual gobierno de Quintana Roo implementó estrategias que van desde la creación del llamado Mando Único, cuyos resultados no han sido del todo positivos, pasando por el mejoramiento de los salarios, equipo y condiciones de trabajo de los policías, que permitieron recortar los tiempos de respuesta.

Sin embargo, hasta hoy la principal apuesta es el Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5), en el que se invirtieron más de 377 millones de pesos, en el cual se cifran hoy la esperanza de recuperar la confianza de la población.

Las expectativas son muy amplias, dado que está considerado entre los más modernos, no sólo del país, sino incluso de Latinoamérica, con capacidad para operar de manera autónoma en situaciones de crisis por hechos delictivos, accidentes o fenómenos naturales, como huracanes y terremotos.

Ubicación estratégica

El complejo de Seguridad Quintana Roo ocupa una superficie de 22 mil metros cuadrados. Fue construido en el lado oriente de la avenida Luis Donaldo Colosio, una zona estratégica, cercana al Aeropuerto Internacional de Cancún, el centro de la ciudad, la zona hotelera y a la salida hacia Puerto Morelos, que está en su zona de influencia. En unos cuantos meses desde ahí se realizará la video-vigilancia de Playa del Carmen y Tulum.

El C-5 es la clave de una amplia red de seguridad, en la que participan corporaciones nacionales, estatales y municipales, como la Guardia Nacional, policía estatal, ministerial y municipal, así como Bomberos y Cruz Roja.

El Ejército y la Secretaría de Marina, también tienen una importante participación y hay estrecha coordinación con las corporaciones homólogas en Yucatán y otros estados.

Durante un recorrido por las instalaciones, Yeibee Cerecer López, coordinador estatal de C5 de Quintana Roo, destaca que, a pocos meses de estar en operación, el complejo ha mostrado efectividad, no sólo en casos de alto impacto, sino también en delitos o situaciones que afectan a la población.

Primeros éxitos

A manera de ejemplo, comenta el caso de un adolescente con discapacidad que fue reportado como desaparecido en Yucatán y fue ubicado en la zona hotelera de Cancún gracias a las cámaras de video-vigilancia y de reconocimiento facial.

Otro caso fue la ubicación y detención en Mérida del homicida de un joven de la comunidad LGTV. El delito se cometió en Cancún y el responsable fue ubicado en territorio yucateco gracias a que lograron rastrear las placas del vehículo en el que escapó.

Cerecer López se muestra optimista de que continuarán los éxitos, gracias a que próximamente se incorporarán Solidaridad y Tulum a la video-vigilancia, como parte del proyecto de operación concentrada en el C-5, que abarcará la zona centro y norte del Estado.

Atención al turista

La operación del complejo beneficiará también al sector turístico. Como parte de sus protocolos internos, tiene personal bilingüe en el área de telefonía las 24 horas, los 365 días del año. Un representante de la Secretaría de Turismo atiende una línea de atención telefónica para turistas y vincula al C-5 con diferentes embajadas para atender cualquier emergencia.

En cuanto a la red de cámaras de video-vigilancia, detalla que hay 2 mil 200 interconectadas mediante fibra óptica, de las cuales 135 son lectoras de placas, distribuidas en Cozumel, Tulum, Solidaridad, Othón P. Blanco, Benito Juárez e Isla Mujeres. (Infoqroo)

Comentarios en Facebook