Mujeres yucatecas que han abortado en lo oculto abogan para sea legal y seguro: “El aborto es un tema que ya se está hablando y que está sonando. El aborto es un derecho de decidir sobre nuestros cuerpos”

0
19

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Se acerca el 28 de septiembre, Día de Acción Global para el Acceso al  Aborto Legal y Seguro y mujeres yucatecas se organizan para salir a las calles y alzar la voz para exigir el respeto a este derecho de decidir sobre sus cuerpos, es así que desde la posición individual o integradas a diversos colectivos, desde este punto del país exigen que esta práctica sea legalizada y así evitar la muerte de muchas mujeres a causa del aborto clandestino.

Para Urania, joven yucateca de 27 años, el aborto es un tema que está haciendo eco en la sociedad, aunque los habitantes de este punto del país, en su mayoría se rigen por el conservadurismo, lo cual hace más resistente la lucha.

“El aborto es un tema que ya se está hablando y que está sonando. El aborto es un derecho de decidir sobre nuestros cuerpos. El eco que hace es que tú digas eso que piensas y que antes no decías, pero si notas que hay eco en alguien más que replica tu voz, te da valor para decirlo y pronunciarte a favor de algo, en este caso, el aborto”, compartió en entrevista.

Ella es una de las mujeres que en Yucatán ha abortado en lo oculto, no por moralista sino para evitar ser juzgada y sobre todo, encarcelada.

Hoy en día se confiesa a favor del aborto de manera abierta y agradece que en redes sociales, así como en foros abiertos, colectivos feministas se han dado a la tarea de difundir información en relación al tema, sobre todo la que desmitifica que el aborto sólo será utilizado por las mujeres como un método anticonceptivo más.

“Hoy ya hay información sobre del por qué si podemos elegir sobre nuestros cuerpos y también como mujeres, aceptar si queremos ser mamás o no, también porque para tener un hijo o hija, tenemos que ser conscientes si tenemos la estabilidad económica, emocional, mental para asumir la responsabilidad, esto independientemente si es producto de una violación o no”, comentó.

Para Urania, toda decisión propia del cuerpo en una persona, en este caso, una mujer no debe ser cuestionada, desde el hecho de cortarte el cabello hasta decidir ejercer la maternidad o no.

En su momento, casi a punto de cumplir 18 años estaba en una relación que resultó en un embarazo no deseado y desde el primer instante supo que tener un bebé en las condiciones que se encontraban no era idónea ni para ella ni para el bebé.

“Yo estaba con una persona que aunque no me daba cuenta del todo, sí había una parte de mí que decía que ese chico no estaría conmigo para siempre, que no me casaría con él porque habían cosas que no me gustaban y también sabía que no se haría responsable porque no teníamos estabilidad y sí, lo primero que pensé fue: no lo voy a tener”, compartió.

A diferencia de otras personas, para ella no ha sido un tema complicado de superar.

“No he tenido la necesidad de ocultarlo ni de contarlo, precisamente”, especificó.

Sin embargo, lo compartió con algunas personas en su momento y es una decisión de la que no se arrepiente en absoluto porque piensa que ahora su situación sería complicada y el ser madre a temprana edad le hubiese impedido hacer ciertas actividades que tenía planeadas.

“Además no me arrepiento de no haberme quedado amarrada a ese chico que luego deseché en mi vida”, compartió.

En relación al proceso de cómo lo hizo, la joven asegura que diariamente hay decenas de mujeres yucatecas que lo hacen en lo oculto.

“La realidad es que como dos semanas antes de que yo lo hiciera, la novia de un amigo muy cercano lo hizo también y este amigo me dio la información sobre qué hacer y sólo repliqué el proceso”, explicó.

A pesar de que en medio del proceso, se acercó a un ginecólogo a quien le externó que no quería ser madre, él se encargó de usar un discurso provida, pues trató de hacerle ver que la maternidad era la mejor decisión que podía tomar.

“Nos dio un sermón de que no quería interrumpir el embarazo, nos dijo que tenía hijos  y que tener hijos es maravilloso. Pero definitivamente es algo que ya se hace aquí en Yucatán, al menos de mi círculo son unas siete u ocho chicas conocidas, que por las razones que sean han decidido abortar, yo creo que ya hay mucha gente haciéndolo y es una doble moral pensar: a mí me pasó, pero soy la excepción y yo tenía que hacerlo, pero juzgo a alguien más”, explicó.

A pesar de que salió todo bien, ella supo de un caso de una chica que realizó el mismo procedimiento, pero resultó ser alérgica a las pastillas que utilizaron y perdió la vida.

“La chica se fue a un hotel con una amiga, utilizó el mismo medicamento que yo y cuando lo supe, pensaba: me pudo haber pasado a mí porque yo no sabía si era alérgica a ese medicamento o no”, indicó.

Ante esta razón, por eso  ahora abiertamente sí dice estar a favor del aborto legal y seguro, puesto que de esta manera, las mujeres que quieren interrumpir su embarazo podrían hacerlo de una manera acompañada y con asesoría médica, sin poner en riesgo sus vidas.

“Hay chicas que me han pedido que si puedo ir a sus casas cuando abortan y la verdad me he negado porque si les pasa algo, lo tomarían como que estoy involucrada y ha sido difícil negarle a una amiga cercana el acompañamiento en este momento porque por mucho tiempo ha sido un asunto ilegal. Incluso cuando explico cómo lo hice yo, les digo: no me lo tomes a mal, pero borra la conversación”, añadió.

En su caso, precisamente para no involucrar a terceras personas, pasó el proceso sola y en incertidumbre si funcionaba el procedimiento o no, por lo que sí cree firmemente que un seguimiento médico les daría a las personas una mayor seguridad.

A la fecha, asegura que fue la parte más difícil, pero por lo demás fue una decisión bien pensada y no tiene algún arrepentimiento, sin embargo, reconoce que seguro hay mujeres que sí necesitarían de un acompañamiento hasta psicológico porque cada persona es distinta.

“Lo mío, el dolor más fuerte fue el físico, pero emocional no tuve alguna repercusión, aunque entiendo que para algunas personas sí porque si a alguien le dicen que la maternidad es lo mejor  dentro de su círculo y sí ves que la maternidad es bonita, puede que sí haya un arrepentimiento en cuanto a la decisión, pero en mi caso, no es así”, comentó.

Para ella, el hecho de concebir es también una decisión absolutamente personal, no por presión familiar ni social.

A las mujeres que se encuentran en alguna situación que les genere duda, les sugiere que se acerquen a alguna asociación feminista para que sean orientadas en relación al tema y que seguramente les ayudarán a tomar la mejor decisión acorde a sus vidas.

La diputada Alejandra Novelo Segura, coordinadora de la bancada del partido de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso del Estado, ha registrado que al menos 68 casos de mujeres han sido criminalizadas por abortar, por lo que precisamente el 28 de septiembre será presentada a la ciudadanía la iniciativa que busca despenalizar el aborto en Yucatán y así, ni una mujer corra peligro ni vaya a la cárcel por interrumpir su embarazo de manera voluntaria. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook