Docentes de Yucatán afirman que es un error eliminar el Programa de Escuelas de Tiempo Completo

0
236

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Además de que los derechos a la niñez se vulneran al eliminarse el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, docentes de diferentes partes del México consideran que es un error, ya que al volver a clases presenciales después de dos de estar a distancia años a causa de la contingencia sanitaria por coronavirus (COVID-19), los estudiantes necesitarían clases de regulación a las cuales ya no podrán acceder ante la ausencia de esta modalidad.

En Yucatán, el secretario de Educación, Liborio Vidal Aguilar, explicó que los recursos que se empleaban para este programa, ahora se invertirán en escuelas rurales.

“Recordemos que en nuestro estado tenemos más de dos mil comisarías con grandes necesidades de infraestructura y qué bueno que se destinan recursos para ampliar la calidad de la formación académica en el interior del estado”, comentó el 2 de marzo sobre esta situación.

Sin embargo, el docente Jesús González Cupul, integrante de la agrupación Docentes Unidos Luchando en Yucatán (DULY), mencionó que es una decisión mal tomada, ya que justo ahora, en este regreso a clases es cuando más urgía la regulación de estudiantes.

“Después de dos años de pandemia había que regularizar más a los estudiantes y ahora que hay clases presenciales debieron considerar más el programa”, apuntó.

Por otra parte, expuso que los docentes que formaban parte de esta modalidad ni siquiera fueron avisados con anticipación, lo cual consideran que en lugar de beneficiar a la educación, será perjudicada.

“Nosotros veíamos todos los avances que las niñas y niños tenían durante el tiempo que estaban en Jornada Ampliada o Tiempo Completo, además, contaban con alimentación, o sea, comían en la escuela y esto era de gran ayuda para las familias porque también hacían sus tareas con nosotros y ya llegaban a sus casas sólo a descansar”, explicó.

A su postura se han unido las voces de docentes de otros estados de la república mexicana como Manuel Quintero, de Sonora, quien pide a las autoridades que analicen esta decisión.

“Las autoridades no conocen los beneficios del programa ni el impacto que tiene en las niñas, niños y adolescentes”, comentó.

Por su parte, docentes como Olegario Víctor Piña Pérez, del Movimiento Nacional de Trabajadores de la Educación de Guerrero y Tania Quetzal Calderón Cruz, de Texcoco, Estado de México, indicaron que quedaron pagos pendientes incluso del programa y además, esta decisión vulnera el derecho de la niñez a la educación.

“Estamos muy tristes e indignados con la situación y es una mala decisión del gobierno actual”, indicó la docente Tania.

En Yucatán eran más de 600 escuelas las que se encontraban en esta modalidad y en ellas se atendían a más de 80 mil estudiantes.

Hay que recordar que para enero de 2021, más de seis mil 700 docentes de Escuelas de Tiempo Completo de Quintana Roo y Yucatán denunciaban también falta de pago.

Los pagos variaban de acuerdo con la actividad de cada docente, es decir, los directores recibían cerca de cuatro mil 500 pesos mensuales; los docentes frente a grupo, entre tres mil 234 y tres mil 808 según su jornada, ya fuese de seis o siete horas, o por una de ocho horas; y los intendentes 936 pesos mensuales. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook