YUCATÁN | Megagranja de cerdos en Homún con posibilidades de reanudar operaciones; activistas denuncian afectación al medio ambiente

0
55

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Activistas y defensores del medio ambiente denuncian que el Juez Rogelio Leal Mota podría quitar la suspensión que actualmente tiene la megagranja de cerdos en Homún para que renueve operaciones y esta situación pondría en riesgo el medio ambiente y al mismo tiempo, la salud de los habitantes de la zona.

“Esta decisión pondría en riesgo el derecho a la salud, al medio ambiente sano, al agua y a la libre determinación de la infancia y del pueblo maya de Homún”, indicaron activistas.

De esta manera, denunciaron que el Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito, bajo la ponencia de la magistrada Julia Ramírez Alvarado, desestimó las quejas presentadas por niños y niñas mayas de Homún, contra las violaciones a la suspensión de operaciones de la mega granja de cerdos, cometidas por la empresa Producción Alimentaria Porcícola (PAPO), en complicidad con la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS).

Recordaron que la primera queja fue interpuesta cuando la SDS permitió que PAPO realizara trabajos de mantenimiento en la fábrica aun cuando las operaciones estaban suspendidas, por lo que se violó esta medida.

Una queja más que ha sido interpuesta fue cuando la misma dependencia dio permiso para que se instalara la planta de tratamiento de aguas, también mientras se tenía una suspensión.

Hay una tercera queja que se originó cuando la empresa PAPO pretendía revocar la suspensión.

“Ahora, toca al Juez Segundo de Distrito en el Estado de Yucatán, Rogelio Leal Mota, decidir si retira o no la suspensión, la cual fue confirmada y ratificada en su momento por quien era la Jueza Cuarto de Distrito, Miriam Cámara Patrón; por el Tribunal Colegiado e incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”, comentaron los activistas vía comunicado.

Sin embargo, temen que la respuesta del juez pueda ser favorable, ya que en 2018, ese juzgador se negó a otorgar una suspensión contra la fábrica de cerdos, bajo el argumento de que el proyecto generaría fuentes de empleo en la zona.

“Exigimos que se garantice el derecho a un ambiente sano, a la salud, al agua, a la libre determinación del pueblo maya y que prime el interés superior de la infancia por encima de intereses empresariales y políticos. No permitiremos más complicidad entre el Poder Judicial, el Gobierno del Estado de Yucatán y la mega granja de PAPO”, mencionaron integrantes de Kanan Ts’ono’ot y de Indignación. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook