Denuncian presencia de China en proyectos extractivos en Yucatán, entre ellos, el Tren Maya

0
215

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.- Más de 60 organizaciones de la sociedad civil presentaron un reporte que evalúa 26 proyectos chinos que operan en 9 países de América Latina, demostrando que existe un patrón de incumplimiento en materia de derechos humanos y medio ambiente y dentro de ellos se encuentra el Tren Maya y Yucatán Solar, parque fotovoltaico.

El Colectivo sobre Financiamiento e Inversiones Chinas, Derechos Humanos y Ambiente (CICDHA) elaboró 8 ‘Informes Sombra’ sobre la responsabilidad extraterritorial del país asiático respecto a las actividades de sus empresas y bancos en América Latina.

En el estudio denominado “Derechos humanos y actividades empresariales chinas en Latinoamérica” se exponen casos de proyectos desarrollados en países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.
En el caso de México fueron identificados dos proyectos en los que hay presencia de empresas chinas, el Tren Maya y ‘Yucatán Solar’, ubicado en las comunidades de Cuncunul y Ebtún, municipio de Valladolid.

Las empresas chinas que laboran en esta zona donde se desarrolla el parque fotovoltaico son JinkoSolar Investment Pte. Lt. y algunas de las violaciones que realizan es que no hay derecho a la consulta libre, derecho al medio ambiente sano y cultura, además que hay debida diligencia por parte de empresas.

También, este proyecto ha generado conflictos sociales en las comunidades e incluso ha habido repercusiones contra personas mayas que son defensoras del medio ambiente al ser amenazadas de muerte por oponerse de manera directa contra el proyecto mediante acciones judiciales.

De igual forma, ha sido observado que a pesar de que el proyecto propone suministrar y vender energía solar fotovoltaica, limpia y de origen renovable, los responsables ignoran el contexto ambiental y cultural en Yucatán, ya que por ejemplo, la zona donde se desarrolla el proyecto se encuentra un sitio denominado “Múusench’een”, que consta de una cueva y un cenote con un uso ceremonial desde hace más de  dos mil 300 años.

El proyecto en sí forma parte de un paquete de 35 proyectos de energías renovables en la península de Yucatán y consiste en un parque solar fotovoltaico sobre 246.8 hectáreas de selva, catalogada como propiedad privada en el municipio de Valladolid.

Otro proyecto en el que hay presencia de empresas como China Communications Construction Company,  es en el Tren Maya en su primer tramo y una de las denuncias consiste en que las opiniones de las comunidades no fueron tomadas en cuenta por las autoridades para definir el cronograma de las audiencias y las que se realizaron fue en un idioma diferente al que hablan las comunidades.

Además, distinguen afectaciones importantes de recarga del manto freático en la zona del anillo de cenotes denominado en 2013 como Reserva Geohidrogeológica y en las selvas de la región de Calakmul.

La conclusión general de este Informe es que el estado chino ha realizado violaciones a derechos humanos y del medio ambiente, ya que se demostró que en 24 casos hubo violaciones al derecho a vivir en un medioambiente sano y daños al ambiente, en 18 casos se dieron violaciones al derecho de participación y consulta libre, previa e informada y en la mitad de los casos hubo violaciones al derecho a la tierra, al territorio y a una vivienda adecuada. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook