SAN LUIS POTOSÍ | Sujeto mata a ‘pipero’ porque se acabó el agua que repartía entre vecinos

0
313

SAN LUIS POTOSÍ, MX.- El chofer de una pipa particular que repartía agua en la colonia Valle Dorado, en esta capital, murió tras ser apuñalado por un vecino que le exigía dotar de líquido a su domicilio; el agresor fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado, publicó La Jornada.

Esta zona de la capital del estado padece desde hace más de un mes escasez de agua debido a constantes fallas del acueducto El Realito, principalmente por roturas de los tubos de conducción que provienen de la Presa El Real, ubicada en el estado de Guanajuato.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del estado, la tarde-noche del domingo, el vehículo cisterna distribuía el recurso en varias casas de la calle Diamante, pero se acabó, lo que molestó a un sujeto, quien, acompañado de su hijo, reclamó al conductor y comenzaron a discutir.

El segundo de los inconformes, Raúl, de 29 años, y el chofer se liaron a golpes, pero éste sacó una arma punzocortante y se la clavó en el pecho y abdomen al conductor, quien quedó tendido en el piso, se desangró y minutos después falleció.

Aprehenden al presunto homicida

A una llamada de auxilio, arribaron agentes de la Policía Estatal, quienes aprehendieron al presunto homicida, quien fue trasladado a un hospital para recibir atención médica de una lesión en una pierna.

El secretario general de gobierno J. Guadalupe Torres Sánchez, condenó el crimen y dijo que el ayuntamiento de la capital del estado tiene que asumir su responsabilidad por la falta de agua, solucionar el problema y dejar de “nadar de a muertito” esperando que el estado resuelva el problema.

“Pareciera que solamente el estado sale a dar la cara por todo, tal se ve que las demás autoridades están siendo complacientes o quieren hacerse de la vista gorda frente a la problemática social”, criticó.

“Hago un llamado para que en el ámbito de su competencia las autoridades le hagan frente a estos problemas, sabemos que no hay justificación para privar de la vida a nadie, pero el origen de este hecho fue la falta de agua”, concluyó. (Fuente: La Jornada)

Comentarios en Facebook