La civilización maya y su representación cultural

0
26

La llegada de los colonizadores españoles acabó con gran parte de las tradiciones culturales de la civilización maya. Sin embargo, no con todas. Solo hace falta hacer una visita a México para darse cuenta de ello.

Pero ¿cuáles son esas tradiciones que han logrado sobrevivir al paso de los siglos y que siguen celebrándose con regularidad dentro del territorio mexicano? Vamos a verlo.

La representación cultural de la tradición maya

En primer lugar, tenemos que decir que la representación de la cultura maya sigue cautivando a millones de personas en todo el mundo. Prueba de ello son los juegos temáticos de casino que actualmente se pueden encontrar. Especial mención merecen los slots de este tipo, que cada vez cuentan con una ambientación más sofisticada.

Tampoco nos podemos olvidar del “pokolpok” o juego de pelota, que está considerado como uno de los primeros antecedentes del fútbol actual. Se jugaba con una bola que rondaba los 3 kilogramos de peso, la cual debía ser introducida por anillos de piedra colocados en lo alto de una pared. Cada equipo estaba formado por 7 individuos.

Mención especial merece el templo de San Juan Bautista, que es el epicentro religioso de la comunidad. No se puede considerar como una iglesia católica convencional, ya que en ella los fieles rezan frente a velas multicolores y realizan ofrendas de todo tipo. En muchos casos, sacrificios de animales.

También beben una bebida alcohólica llamada “posh”, que se elabora a partir de la fermentación del maíz y es clave en diversos rituales. Por si fuese poco, sus fieles creen en la fusión de San Juan con el “ajaw”, una antigua deidad maya. Todas estas tradiciones atraen a decenas de miles de turistas cada año a San Juan Chamula, población del estado de Chiapas en la que se encuentra este templo.

Otras representaciones interesantes

Una de las primeras historias que escucha cualquier turista al visitar un cenote es que los mayas los consideraban lugares sagrados. ¿El motivo? Creían que estaban conectados al inframundo y que las almas de los fallecidos tenían que pasar por ellos para llegar al más allá.

Por su parte, debemos hablar también de la celebración del Hanal Pixan entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre de cada año. Este término puede traducirse como “comida de las ánimas” y, como se puede intuir por las fechas, se trata de una predecesora de la actual Halloween. La tradición parte de la premisa de que, durante esos días, los muertos tienen permiso para abandonar el inframundo y visitar a sus seres queridos.

Las ceremonias de Sac Ha o de Xukulem son otras representaciones culturales propias de la cultura maya que siguen celebrándose y que cuentan con un gran arraigo. Es más, se está haciendo un notable esfuerzo con el propósito de recuperarlas y mantenerlas vivas con el paso del tiempo. Algo indispensable para recordar a esta importante civilización que casi desaparece con la llegada de los colonos hace ya más de 500 años.

Comentarios en Facebook