YUCATÁN | Pierde la Península 196 hectáreas de selva diariamente

0
87

Por Itzel Chan

MÉRIDA, MX.-Cada día, entre Campeche, Quintana Roo y Yucatán se pierden 196 hectáreas de selva, lo que provoca que en los últimos cuatro años la península haya perdido un total de 285 mil 580 hectáreas, equivalente a una deforestación anual de 71 mil 395 hectáreas.

De acuerdo con la “Evaluación de la deforestación en la península de Yucatán 2019-2023”, realizada a través de la plataforma Sicamfor por el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, bajo la dirección técnica del doctor Edward Ellis, la zona tiene una tasa anual de pérdida de 0.4% y esta es la más alta en las últimas décadas, incluso por encima de la media nacional que es de 0.1%.

Haciendo una comparación entre las tres entidades, Campeche cuenta con la mayor superficie deforestada en los últimos cuatro años, con una pérdida de 29 mil 281 hectáreas anuales.

En segundo lugar se encuentra Yucatán con 27 mil 519 hectáreas deforestadas por año; mientras que Quintana Roo perdió 14 mil 595 hectáreas anualmente para el mismo período.

De 2019 a 2023 los estados perdieron:

Campeche:

Perdió 117 mil 124 hectáreas de terrenos forestales, lo cual representa una pérdida anual de 29 mil 281 hectáreas.

Siendo Hopelchén el municipio con mayor pérdida, seguido de Candelaria, Carmen, Calakmul y Palizada.

Los motivos principales son establecimientos de potreros, el paso de vías del Tren Maya, nuevas áreas de producción agropecuaria, así como la apertura de cultivos agroindustriales, en inmediaciones a la Reserva natural estatal Balam Kin.

Quintana Roo:

Perdió 58 mil 319 hectáreas de terrenos forestales, lo que representa una pérdida de 14 mil 595 hectáreas por año.

Bacalar y Othón P. Blanco, los municipios más deforestados, seguidos de Benito Juárez y Felipe Carrillo Puerto.

En el caso de Quintana Roo se ha identificado la ampliación y apertura de bancos de materiales que abastecen de sascab y piedra caliza al Tren Maya.

También afectó la construcción del aeropuerto internacional de Tulum, en ejido Chunyaxche, Municipio Felipe Carrillo Puerto; así como para la urbanización impulsada por desarrolladores inmobiliarios. A esto se suma el establecimiento de proyectos agroindustriales.

Yucatán:

Perdió 110 mil 077 hectáreas de terrenos forestales, lo que representa una pérdida de 27 mil 519 hectáreas por año.

Tizimín fue el municipio más deforestado del estado, después de Panabá, Tekax y Sucilá.

En estos municipios la deforestación se debe al avance de la agroindustria y la ganadería, la construcción de desarrollos inmobiliarios y mega granjas de cerdos y aves. Por ejemplo, en Puerto Progreso, se detectaron los efectos tras la urbanización y construcción de infraestructura logística de transporte.

De forma general en la zona de la Península de Yucatán la deforestación se debe a la agroindustria, ganadería, expansión inmobiliaria y turismo. Por ejemplo, Hopelchén en Campeche, y Tizimín y Tekax en Yucatán, ocupan los primeros lugares en la producción agroindustrial de soya y otros granos en la península.

En este estudio se describe que Benito Juárez en Quintana Roo, más conocido por Cancún, lleva ya más de cinco décadas de turistificación y desarrollos inmobiliarios y comerciales, situación que se agrava con la construcción del megaproyecto Tren Maya y de sus obras complementarias y aledañas que se convierten en un nuevo impulsor de la deforestación en la región.

De manera específica, las personas que documentaron la deforestación en este periodo concluyen que la problemática es consecuencia del debilitamiento de las instituciones ambientales del país.

Hay que mencionar que este estudio fue posible con el uso del Sistema de Información de Cambios de la Cobertura Forestal en la Península de Yucatán (Sicamfor), una aplicación en línea para visualizar y cuantificar la cobertura forestal y sus cambios, a nivel estatal, municipal y ejidal en el período de 2016 a 2023.

La península de Yucatán contribuye al patrimonio natural y cultural de México y del planeta y junto con los territorios forestales de Chiapas, Belice y Guatemala constituyen la mayor extensión continua de selva tropical de América después de la Amazonía: La Selva Maya.

En la península se encuentra el 54% de los manglares de todo el país, el mayor continuo de selva tropical y varios ecosistemas únicos como los petenes, los cenotes y un enorme sistema cavernario inundado. Adicionalmente, en esta región se localizan cuatro de los acuíferos más importantes de México, que recargan el 25% del agua total del país. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here