Posted on noviembre 25, 2011, 9:34 am
48 secs

Julián Ricalde ya no quiere queso si no salir de la ratonera
Y es que el caso “Publixgate” el agua ya le estaba llegando a los aparejos.
No le quedó más que soltar la papa caliente y con la pena, no le quedó más que disponer el retiro de las estructuras de la empresa “Publix Outdoor”.
Asegura que convenció a los propietarios de la empresa para que retiren sus estructuras de los camellones de las avenidas más importantes del centro de la ciudad.
Eso parece relativamente fácil: casi como hablar al espejo.

Comentarios en Facebook

PREVIOUS ARTICLE

NEXT ARTICLE

Leave a Reply

  • (not be published)