Exhibirá INAH restos óseos de más de 7 mil años de antigüedad encontrados en cueva de Puyil, Tabasco

Posted on agosto 09, 2018, 10:46 am
3 mins

TABASCO, MX.- El Museo Nacional de Antropología e Historia  (INAH) presentó la exhibición de los restos encontrados en la cueva de Puyil, ubicada en el municipio de Tacotalpa, los cuales, según los arqueólogos del instituto, datan del periodo Preclásico Temprano y Arcaico, con una longevidad que podría superar los 7 mil años, publicó Hoy Novedades.

La muestra Puyil, la Cueva de los Ancestros estará conformada por los hallazgos de restos pertenecientes a tres cuerpos diferentes, uno de ellos del periodo Preclásico Temprano (2500 a 1200 a.C) y los otros dos del Arcaico (8000 a 2500 a.C), según informaron las investigadoras Lourdes Muñoz Moreno y Teresa Navarro Romero, del Centro de investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Junto a los restos humanos fueron encontradas piezas de diferentes épocas, entre los que destacan jade, cerámica, conchas marinas, obsidiana y estructuras óseas de otros 29 individuos, lo que podría pertenecer a diversas ofrendas realizadas por los antiguos pobladores. Además, se reconoció entre las características de los huesos, rasgos similares a otros hallazgos descubiertos en Guatemala, Cuba, Perú, Bolivia y Brasil.

Gracias a los trabajos realizados por los arqueólogos del INAH, se logró confirmar que varios de los cráneos pertenecen al año 650 d.C, sin embargo, otros más fueron datados con más de 7 mil años de antigüedad, lo que, de acuerdo al especialista Luis Alberto Martos, podría ayudar a conocer más sobre la llegada de los primeros pobladores a América.

La importancia del hallazgo, explicó Martos, radica en el momento histórico en el que se dató a los restos, pues “coincide con la transición de los cazadores al sedentarismo”, no obstante, confirmó que debido a los a las diferentes épocas de los entierros, se puede pensar que diferentes generaciones tenían conocimiento de la cueva, que se utilizaba como lugar de ofrenda y “respetaron los huesos existentes y colocaron los suyos”.

Cabe señalar que los entierros en diferentes Cenotes de Yucatán se tienen documentados desde 12 mil años de antigüedad, por lo que se piensa, puede tratarse de una costumbre conocida entre los pobladores de la región, al considerarlos lugares de sus ancestros. (Fuente: Hoy Novedades)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)