Se exhiben regidores… como totalmente inútiles

1
12

Ganan 50 mil pesos mensuales, no checan tarjeta, viajan, no están obligados a rendir cuentas y su permanencia en el puesto no depende de los resultados de su trabajo, son los regidores del ayuntamiento Solidaridad, los privilegiados del Palacio Municipal.


A través de la solicitud de información de folio 010/2009, Noticaribe requirió la entrega de los informes de trabajo de los integrantes del Cabildo: nueve regidores y el síndico municipal, quienes de acuerdo al artículo 26 del Reglamento interior del ayuntamiento, deben rendir un informe trimestral en el que detallen las actividades realizadas durante ese periodo.
El resultado: más de 400 hojas de paja, sin contenidos relevantes, sin trabajo real; en cambio, abundan amplias sangrías, tamaño de fuente del número 14, listados, recuadros y fotografías.
Al parecer, los miembros del cabildo equivocaron el oficio, pues más que un cuerpo colegiado emisor de propuestas, debate y consulta; son simples “contadores”, contadores de apoyos entregados a la población; contadores de las sesiones de Cabildo en las que estuvieron presentes, de las veces que acudieron a inauguraciones, presentaciones, ceremonias cívicas, clausuras, eventos especiales y demás.
Su compulsión por la numeralia también ha llevado a los regidores a contabilizar las veces que han figurado en los medios de comunicación, los artículos que los medios dedicaron a su labor, las entrevistas que les hicieron y hasta las ruedas de prensa en las que estuvieron presentes. Como si lo anterior fuera parte de su trabajo.
“Teóricos” de la acción, los regidores sólo sirven para integrar el quórum en las sesiones de cabildo, para tomarse fotos con el Gobernador, con el Presidente municipal, o con los directores generales, y por supuesto, su trabajo más arduo: levantar la mano.
En dos entregas (para no aburrir a los sacrificados lectores) presentaremos un “breve resumen” del “breve trabajo” realizado por los regidores y el síndico municipal, a casi un año de transcurrida la actual administración.
Noel Crespo Vázquez (PRI): el regidor sociable
Del primer regidor, Noel Crespo, no hay prácticamente nada que decir. En su informe sólo se limita a enumerar las inauguraciones, los eventos, las reuniones y cualquier otro acto de ‘socialización’ a los que ha asistido, además de las sesiones de Cabildo en las que ha estado presente para sólo… levantar la mano.
Y es que, aunque es su obligación estar en las sesiones de Cabildo, los regidores registran este dato en su informe como si tuviera especial relevancia.
Sobre la Comisión que le fue asignada, la de Obras públicas y desarrollo urbano: ‘mutis’, ‘chitón’, ni una sola palabra, nada que informar.
Lo que no ha desaprovechado el regidor de obras públicas son los viajes; en su primer año de gestión ya asistió al IV Congreso Latinoamericano de Ciudades y Gobiernos Locales en la ciudad de México, “evento organizado por una organización internacional de Derecho Privado que tiene entre sus metas erradicar la pobreza y el hambre (…)”, detalla en su informe.
Noel Crespo también viajó a Ixtapa, Guerrero, al XII Congreso Nacional de Cabildo y DIF municipal, y a Monterrey, Nuevo León, a la Novena Reunión Nacional de Comisiones Consultivas Regionales del Infonavit.
Juan Carlos Pereyra Escudero (PRI): el regidor viajero
Juan Carlos Pereyra, segundo regidor y encargado de la Comisión de Comercio y Turismo, poco se ha ocupado de los problemas relacionados con el comercio, en cambio, mucho ha empleado su tiempo en viajar, con recursos públicos, claro.
En once meses de trabajo, Pereyra ha viajado a Brasil, a Valladolid, España; a Londres, Inglaterra; a Berlín, Alemania; a Chihuahua; y a León Guanajuato.
Hasta ahora, los diversos “desplazamientos internacionales y nacionales” de Pereyra no han redundado en ningún beneficio para los habitantes de este municipio.
Lo memorable del informe del Segundo Regidor, es que consignó en éste lo que fue una sus mayores pifias: su intención de convertir, ilegalmente, un espacio privado en público, se trata del muelle de Ultramar, operando actualmente, y que Pereyra Escudero pretendía convertir en un área de recreación:
“la labor de preparar un diagnóstico respecto al Muelle de Ultramar…”. “El diagnóstico obedece al objetivo de sugerir un uso público para este muelle (…) para que esta zona sea un espacio para la estadía de los solidarenses”.
La torpeza del regidor fue rápidamente atajada por el titular de la Dirección General de Medio Ambiente y Desarrollo Urbano, Alonso Durán, quien, en su momento, recordó que el muelle se encontraba en un proceso legal ante instancias ambientales federales, y que la comuna “no puede estar haciendo sus proyecciones en supuestos”.
En el primer trimestre de actividades Pereyra Escudero también registra en sus informes que realizó 38 gestiones sociales, 65 demandas relacionadas con comercio, 1 de turismo; otorgó 70 apoyos, y atendió otras 93 solicitudes.
El regidor viajero, bien podría también ser el regidor egocentrista, pues Pereryra Escudero también consigna en su informe las notas publicadas sobre su persona en los periódicos locales, así como una galería fotográfica.
El Segundo Regidor destaca otras actividades como la asistencia a las reuniones de trabajo del Comité Dictaminador, y las relacionadas con la actualización del manual del Sistema de Apertura Rápida de Empresas (SARE); además de los encuentros con agrupaciones de tianguistas.
Delta Amada Moo Arriaga (PRI), la regidora “huertista”
No porque haya expresado alguna simpatía con el usurpador Victoriano Huerta, sino porque prácticamente el único proyecto que ha florecido en el jardín de los regidores es el de la regidora Amada Moo y los huertos familiares. Jitomates, calabazas, zanahorias y hasta chayotes… se han sembrado lo mismo en las casas de los habitantes de la colonia Ejidal que en los terruños de la Dirección de Seguridad Pública.
Por lo demás, la tercera regidora, Amada Moo es como cualquier otro miembro del cabildo: levanta la mano con alegría y sin chistar, cuando se trata de aprobar lo que sea, que sea; gestiona y otorga apoyos, regalos, licencias, vales de gasolina, medicinas, pasteles, tamales, cartas de recomendación y hasta sesiones de musicoterapia, por esotérico que suene.
Y para que no se diga que los regidores no saben usar Excel, la novena regidora detalla, en gráficas, la cantidad de apoyos otorgados, siempre in crescendo…
Marco Antonio Navarrete Hernández (PRI), un regidor como cualquier otro
El IV regidor se ha concretado a cumplir sus atribuciones de regidor como “asistir puntualmente a las sesiones de Cabildo ordinarias (…) así como participar en las discusiones con voz y voto, sin que puedan abstenerme de votar, salvo que exista impedimento legal (…)” dice textual en su informe.
Detalla también las reuniones en las que ha participado y las sesiones de Cabildo a las que ha asistido, así como algunos de los puntos aprobados en éstas.
Tampoco Marco Antonio Navarrete podía faltar a la cita de “los apoyos”, y señala en sus puntuales informes trimestrales que ha entregado juguetes, piñatas, dulces, recursos para medicamentos, análisis clínicos y hasta cartas de recomendación.
Pero si alguien tiene quejas sobre bailes, tardeadas, circos, corridas, o guateques, podrá pedir cuentas al también representante de la CTM en Solidaridad, pues el regidor de la Comisión de Diversión y Espectáculos, en coordinación con la Secretaría General, toma nota de la realización de este tipo de eventos, según declaró en sus informes.
Mucio Rodríguez Pool (PRI), el regidor de la Educación, la Cultura y la reverencia con sombrero ajeno
Quinto regidor, Mucio Rodríguez Pool, se atribuye la puesta en marcha del programa Educa-Arte, “enfocado a la difusión del fondo editorial municipal con el objetivo de encausar el gusto por la poesía, oratoria, canto, danza y todas las expresiones artísticas que causen un impacto positivo entre la ciudadanía”. Este programa, a decir del regidor, tiene lugar en el parque Lázaro Cárdenas, los sábados.
Durante casi un año, Rodríguez Pool ha mantenido múltiples reuniones con el director de Salud municipal, para conocer la situación en la que se encuentra este sector en el ámbito local, según comenta.
A este paso, el regidor terminará graduado de doctor, mínimo de enfermero.
Si el quinto regidor no otorgara apoyos, no sería regidor. A la lista de los “presentes” y ayudas otorgadas por los demás miembros del Cabildo, añádase los descuentos en infracciones de tránsito que dice haber gestionado Mucio Rodríguez Pool (¿es regidor de Educación o de Tránsito?).

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. Como habitante de este municipio… uff, qué vergüenza tener estos dizque \”representantes\” populares. Populacheros sí parecen, TODOS.

Comments are closed.