Mueren dos hermanos en una fosa séptica

0
2

CHETUMAL, MX.- Trá­gi­ca muer­te ha­lla­ron dos her­ma­nos ayer en la ma­dru­ga­da cuan­do lim­pia­ban la fo­sa sép­ti­ca de co­no­ci­da pa­ni­fi­ca­do­ra ubi­ca­da en la co­lo­nia Cen­tro de Che­tu­mal, de­bi­do a que in­ha­la­ron ga­ses tó­xi­cos mien­tras rea­li­za­ban su tra­ba­jo, lo que oca­sio­nó que per­die­ran el co­no­ci­mien­to y ca­ye­ran en las aguas ne­gras, don­de mu­rie­ron aho­ga­dos.


Los oc­ci­sos fue­ron iden­ti­fi­ca­dos co­mo Ale­jan­dro y Da­niel Pech, de 22 y 17 años de edad, res­pec­ti­va­men­te, dos jó­ve­nes che­tu­ma­le­ños que co­men­za­ron a tra­ba­jar pa­ra una em­pre­sa pri­va­da de lim­pie­za de cis­ter­nas y fo­sas sép­ti­cas des­de ha­ce po­co más de cin­co me­ses.
Du­ran­te los pri­me­ros mi­nu­tos de ayer, Ni­co­lás Pu­ga So­lís, de 45 años de edad, so­li­ci­tó ayu­da al nú­me­ro de emer­gen­cias de­bi­do a que dos de sus tra­ba­ja­do­res ha­bían caí­do en la fo­sa sép­ti­ca de una pas­te­le­ría, ubi­ca­da en ave­ni­da Fran­cis­co I. Ma­de­ro, en­tre las ca­lles Pri­mo de Ver­dad y Cris­tó­bal Co­lón, en la que ha­bía sus­tan­cias tó­xi­cas, ade­más de re­si­duos fe­ca­les.
Al lu­gar se tras­la­da­ron ele­men­tos de la Po­li­cía Es­ta­tal Pre­ven­ti­va y pa­ra­mé­di­cos, quie­nes no­ta­ron que los dos jó­ve­nes es­ta­ban en el fon­do del de­pó­si­to de aguas ne­gras, y to­do in­di­ca­ba que ha­bían fa­lle­ci­do va­rios mi­nu­tos atrás.
Los uni­for­ma­dos in­ten­ta­ron res­ca­tar a los mu­cha­chos pe­ro los ga­ses tó­xi­cos que pro­ve­nían del su­mi­de­ro eran muy fuer­tes y te­mían que pu­die­ran co­rrer el pe­li­gro de per­der el co­no­ci­mien­to.
En el in­te­rior de la em­pre­sa es­ta­ba Pu­ga So­lís, pa­trón de las dos víc­ti­mas, quien ex­pli­có que in­tro­du­jo una man­gue­ra a la fo­sa sép­ti­ca pa­ra de­sa­guar­la y mien­tras eran ex­traí­dos los re­si­duos fe­ca­les, Ale­jan­do Pech se in­tro­du­jo al de­pó­si­to pa­ra lim­piar las pa­re­des con un po­ten­te quí­mi­co.
Agre­gó que des­pués de unos mi­nu­tos, Ale­jan­dro di­jo sen­tir­se ma­rea­do e in­ten­tó sa­lir del hue­co, pe­ro se des­ma­yó an­tes de lo­grar­lo y ca­yó en las aguas re­si­dua­les, don­de co­men­zó a aho­gar­se.
Pu­ga So­lís ex­pli­có que al ver lo su­ce­di­do, Da­niel se in­tro­du­jo a la fo­sa sép­ti­ca con la in­ten­ción de res­ca­tar a su her­ma­no, pe­ro tam­po­co so­por­tó los ga­ses tó­xi­cos y ter­mi­nó aho­gán­do­se en los re­si­duos.
Los po­li­cías in­for­ma­ron lo su­ce­di­do a las au­to­ri­da­des de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do, quie­nes en­via­ron tres ju­di­cia­les, dos pe­ri­tos y el agen­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co del Fue­ro Co­mún al lu­gar de los he­chos, quie­nes se en­car­ga­ron de res­ca­tar los cuer­pos de los her­ma­nos Pech, mis­mos que fue­ron tras­la­da­dos a las ins­ta­la­cio­nes del Ser­vi­cio Mé­di­co Fo­ren­se.
Fa­mi­lia­res de los oc­ci­sos di­je­ron que in­ter­pon­drán una de­nun­cia pe­nal en con­tra del due­ño de la em­pre­sa de lim­pie­za de cis­ter­nas y fo­sas sép­ti­cas, de­bi­do a que obli­ga­ba a Da­niel y a Ale­jan­dro a tra­ba­jar con pe­li­gro­sos pro­duc­tos quí­mi­cos, sin con­tar con más­ca­ras an­ti­gás, guan­tes y de­más he­rra­mien­tas de se­gu­ri­dad. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook