Balean camioneta en Tulum

0
14

TU­LUM, MX.- Pre­sun­tos in­te­gran­tes del cri­men or­ga­ni­za­do ba­lea­ron una ca­mio­ne­ta Chev­ro­let Equi­nox, con pla­cas de Quin­ta­na Roo, la ma­dru­ga­da del martes, cuan­do se en­con­tra­ba es­ta­cio­na­da en la ave­ni­da Sa­té­li­te, fren­te a co­no­ci­da fe­rre­te­ría.


Di­cha uni­dad es pro­pie­dad del ge­ren­te de un bar ubi­ca­do en la ave­ni­da Tu­lum.
Los he­chos se pre­sen­ta­ron al­re­de­dor de las 4:45 de la ma­dru­ga­da de es­te mar­tes, cuan­do tres su­je­tos a bor­do de otro ve­hí­cu­lo, cu­ya des­crip­ción no fue da­da a co­no­cer, ba­ja­ron pa­ra co­lo­car so­bre la Equi­nox una car­tu­li­na con la le­yen­da “De­ja de es­tar ti­ran­do dro­gas en mi zo­na. Te doy 24 ho­ras pa­ra que de­sa­pa­rez­cas, de lo con­tra­rio voy por tu fa­mi­lia; Ze­tas”, alu­dien­do a los in­te­gran­tes de co­no­ci­da cé­lu­la del cár­tel del Gol­fo, pa­ra lue­go dis­pa­rar so­bre la uni­dad has­ta en seis oca­sio­nes, y dar­se a la fu­ga.
Es­ta si­tua­ción cau­só alar­ma en­tre los ve­ci­nos del lu­gar, quie­nes die­ron par­te a la po­li­cía so­bre los dis­pa­ros, por lo que de ma­ne­ra in­me­dia­ta se re­for­zó la vi­gi­lan­cia en la zo­na. En ese mo­men­to, só­lo lo­gra­ron ubi­car una ca­mio­ne­ta 4 por 4 que pa­re­ció sos­pe­cho­sa y que fue re­mol­ca­da por una grúa has­ta el co­rra­lón de la cor­po­ra­ción.
Fue has­ta la ma­ña­na de es­te mar­tes cuan­do el pro­pie­ta­rio del ve­hí­cu­lo Equi­nox, co­lor azul, pla­cas UVH-8671, de nom­bre Car­los Báez Flo­res, en­car­ga­do del bar “Jean Car­lo”, ubi­ca­do en la ave­ni­da Tu­lum, vio la car­tu­li­na blan­ca con le­tras de co­lor ver­de, mis­ma que qui­tó del pa­ra­bri­sas sin leer el men­sa­je es­cri­to, y se di­ri­gió rum­bo a Pla­ya del Car­men, lu­gar don­de de­tec­tó que su ve­hí­cu­lo te­nia por lo me­nos 6 dis­pa­ros de ar­ma de fue­go, por lo que acu­dió a la agen­cia del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co a in­ter­po­ner la de­nun­cia co­rres­pon­dien­te, que que­dó asen­ta­da en la ave­ri­gua­ción pre­via 326/2009 por los de­li­tos de ame­na­zas, da­ños y lo que re­sul­te, por lo que de ma­ne­ra in­me­dia­ta los agen­tes mi­nis­te­ria­les y de la po­li­cía ju­di­cial se abo­ca­ron a las in­ves­ti­ga­cio­nes del ca­so.
Por otra par­te, se­gún el par­te de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal, cer­ca de las 5 de la ma­dru­ga­da, el su­per­vi­sor de la cor­po­ra­ción, a bor­do de la pa­tru­lla 9006, re­co­rría el sec­tor nor­te en la­bor de vi­gi­lan­cia, cuan­do es­cu­chó va­rias de­to­na­cio­nes. So­li­ci­tó el apo­yo de otras uni­da­des e ini­cia­ron con la vi­gi­lan­cia del sec­tor.
Aban­do­nan ca­mio­ne­ta
Fue en­ton­ces que en la ca­lle Tun­kul ob­ser­va­ron una ca­mio­ne­ta Chev­ro­let, do­ble trac­ción, co­lor ne­gro, con pla­cas TA-73-866, pro­pie­dad del lí­der del Par­ti­do Ver­de Eco­lo­gis­ta de Mé­xi­co en es­ta co­mu­ni­dad Iván Za­pa­ta Re­yes, con tres per­so­nas abor­do, dos hom­bres y una mu­jer, quie­nes al no­tar la pre­sen­cia po­li­cia­ca se die­ron a la fu­ga in­tro­du­cién­do­se a un do­mi­ci­lio par­ti­cu­lar, aun­que los ele­men­tos po­li­cía­cos apro­ve­cha­ron que la ca­mio­ne­ta que­dó mal es­ta­cio­na­da pa­ra so­li­ci­tar el au­xi­lio de una grúa que la re­mol­có al co­rra­lón de la lo­ca­li­dad.
Lo ex­tra­ño del asun­to es que, lue­go de ha­ber ase­gu­ra­do la uni­dad, los en­car­ga­dos de la guar­dia nun­ca die­ron es­ta in­for­ma­ción a la Po­li­cía Ju­di­cial, si no has­ta es­te mar­tes, cuan­do hi­cie­ron en­tre­ga de la uni­dad al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, y re­por­ta­ron los he­chos, lo que pu­do ha­ber per­mi­ti­do que los de­lin­cuen­tes es­ca­pa­ran y bo­rra­ran to­da evi­den­cia.
Es­te mis­mo mar­tes, al­re­de­dor de las 11 de la ma­ña­na, Ser­vi­cios Pe­ri­cia­les y de la Po­li­cía Ju­di­cial acu­die­ron al lu­gar de los he­chos pa­ra re­co­ger los cas­qui­llos que que­da­ron es­par­ci­dos en la ca­lle, y pa­ra ini­ciar con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes.
Igual­men­te in­te­rro­ga­ron a Iván Za­pa­ta Re­yes, pro­pie­ta­rio de la ca­mio­ne­ta, aun­que al mo­men­to de su re­vi­sión no pre­sen­ta­ba in­di­cios de que fue­ra em­plea­da pa­ra al­gún he­cho ilí­ci­to, de acuer­do con pe­ri­tos de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do.
Es de men­cio­nar que des­de ha­ce va­rios me­ses mu­chos de los due­ños de ba­res y dis­co­te­cas han tras­pa­sa­do sus es­ta­ble­ci­mien­tos y, so­bre to­do han de­nun­cia­do la in­cur­sión de ban­das del cri­men or­ga­ni­za­do quie­nes lle­gan a los ne­go­cios a con­su­mir gra­tis y, ba­jo ame­na­zas, los han es­ta­do ex­tor­sio­nan­do con una cuo­ta pa­ra po­der de­jar­los ope­rar. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook