Alargan vida de relleno sanitario

Posted on noviembre 12, 2009, 11:54 pm
9 mins

CANCÚN, MX.- La Dirección de Servicios Públicos municipales indicó que luego de un análisis al relleno sanitario actual se determinó que todavía quedan tres meses más de vida, por lo que todavía tienen tiempo de verificar otras opciones para determinar dónde pondrán los desperdicios de toda la ciudad.

Califica Semarnat de “berrinche” insistencia de alcalde de construir relleno en las parcelas 89-90

CANCÚN, MX.- La insistencia de construir el nuevo relleno sanitario en la parcela 89-90, pese a que se encuentra cerca de una zona de captación de agua potable, es “un capricho del presidente”, del municipio Benito Juárez, Gregorio Sánchez, declaró la delegada de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en Quintana Roo, Gabriela Lima Laurents.
La funcionaria lo consideró así, al señalar que se han aportado alternativas al ayuntamiento para ubicar, en otras zonas, el nuevo depósito de residuos sólidos, pero la autoridad municipal insiste en instalarlo en la parcela, localizada a un kilómetro de la zona de pozos que suministra de agua potable a Cancún y parte de Isla Mujeres.
Al preguntarle sobre la reciente amenaza del munícipe, en cuanto a aplicar el artículo 115 constitucional para desarrollar la obra, pese a la negativa de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) de ejecutar la obra en la parcela 89-90 o a la advertencia de abrir tiraderos a cielo abierto, según al ahora ex secretario de Obras y Servicios Públicos, Julián Ricalde, Lima Laurents respondió: “o siento como un berrinche. Creo que aquí no se trata de retar a la autoridad, porque en todo caso el gobierno federal les podría responder que si no hacen las cosas bien, no hay recursos. Me parece que esto es un capricho del presidente municipal, así lo siento”, sostuvo.
La también abogada subrayó que el edil no puede ampararse en el artículo 115 para violentar las leyes, ya que si bien ese apartado de la Constitución Mexicana declara la autonomía de los municipios, ésta está limitada al cumplimiento de las leyes y normas federales.
“Es cierto que el 115 da autonomía a los municipios, pero su límite es el cumplimiento de las leyes. La autonomía municipal se enmarca dentro del pacto federal”, dijo.
La Semarnat está obligada a verificar el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana 083, que establece los criterios para la elección del sitio, diseño, construcción, operación y clausura de los rellenos sanitarios.
En este caso, de acuerdo con la opinión técnica emitida por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el proyecto para la edificación de un relleno sanitario en la parcela 89-90, incumple varios numerales de esa norma, pues además de que está en zonas con cavernas y fracturas, se ubica por igual en área inundable.
De este modo, precisó que si después de analizar los estudios del Colegio de Ingenieros Geólogos que el ayuntamiento asegura haber entregado a la Seduma, se confirma que no es viable instalar ahí el vertedero, “tendrán que buscar otro terreno”.
Al preguntarle qué sucedería si el alcalde avanza en su empeño y decide construir ahí, pese a la negativa de la autoridad estatal y federal, respondió que Sánchez Martínez “se convertiría en un violador de la ley”.
Otro de los aspectos en los que corresponde intervenir a la Semarnat, es en emitir o no la autorización del cambio de uso del suelo en terrenos forestales.
Al respecto, Lima Laurents informó que personal de la dependencia, a nivel federal, visitó la zona como parte de la evaluación. Aún no se ha concluído ésta, agregó.
Hasta el momento la vida útil del actual depósito de residuos sólidos ha logrado ampliarse gracias al trabajo de personal de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, que ha conseguido hacerse espacio para continuar con el uso de la parcela 1113, localizada cerca de zonas habitacionales.
Sin embargo, funcionarios de esa área de la comuna han señalado que el tiempo corre y a ese vertedero le restan un par de meses para seguir recibiendo las 800 toneladas diarias que generan el millón de residentes que habitan este municipio. (Fuente: El Periódico)

Wilberth Esquivel Zanoguera, titular de la mencionada dependencia comentó que están a la espera de que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) de el permiso correspondiente, en base al dictamen del estudio realizado por el Colegio Nacional de Geólogos.
Apuntó que ellos ya cuentan con un permiso otorgado por la misma Seduma para ampliar el actual relleno sanitario, por lo que pueden prolongar el proceso de traslado del vertedero de basura hasta en un año y medio más.
Al ser cuestionado en torno a una posible negativa por parte de Seduma, el funcionario no descartó utilizar recursos legales para poder hacer relleno sanitario en la parcela 89-90.
“La opción es ampliar la parcela 1113 en caso de que no lo aprueben, pero jamás depositar a cielo abierto”, aseguró.
Esquivel Zanoguera apuntó que “hicimos un cálculo dond se determinó que el tiempo de vida es de dos meses en la corona y hasta un mes más haciendo compactación en las esquinas”, dijo.
Agregó que la postura del ayuntamiento no es llegar a esos extremos de poner hasta el límite ese tiradero, sino tirar la basura en otro lugar.
Por su parte la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) sostiene que de autorizarse el relleno sanitario en esa zona pondrá en riesgo la mitad del total del agua que se abastece en Cancún.
Informó que por el tipo de suelo (poroso) que tiene la península de Yucatán el subsuelo es vulnerable a contaminación. Agregó que si se construye un relleno sanitario en esa zona y en un futuro se diera una filtración de lixiviados la contaminación llegaría a las zonas de captación en un lapso de 10 horas, por la velocidad en la que se mueve el agua de manera subterránea.
La CAPA sostiene que los flujos de agua van con relación a las zonas donde se reciba la lluvia, es decir, si el agua cae en el norte, la presión parte de esa zona de manera dispersa. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)