Alcanzaría fianza maestro acusado de pederastia

Posted on noviembre 14, 2009, 11:54 pm
16 mins

CANCÚN, MX.- En la rejilla de prácticas del Juzgado Cuarto de lo Penal, Juan de Dios Gómez Aguilar, rindió su declaración preparatoria después de haber sido consignado por el ministerio público.

Fotos incriminan al profesor pederasta

CANCÚN, MX.- Las imágenes son explícitas, con escenas fuertes y duras. En ellas se observa a Juan de Dios Gómez Aguilar, el profesor de Educación Física acusado por un adolescente de abuso, desnudo en una cama; del lado izquierdo abraza del hombro a un niño, de unos 3 o 4 años de edad, a la derecha a otro, de entre 5 y 6 años, también desnudos. Estas son las fotografías que figuran en el expediente 495/2009 que se inició en el Juzgado Cuarto Penal en contra del presunto pederasta.
Estas imágenes fueron extraídas por las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PJE) de los videos pornográficos que le decomisaron al presunto pedófilo y que ahora figuran como elementos de prueba en su contra.
Por respeto a las víctimas y lo grotesco de las ciento de imágenes que aparecen en los discos compactos, las autoridades encargadas de la investigación no dieron a conocer detalles del contenido de dicho material pornográfico.
Durante la diligencia ayer, de la declaración preparatoria del presunto pederasta, Juan de Dios Gómez Aguilar, Novedades de Quintana Roo tuvo acceso al material pornográfico que está incluido en el expediente.
En una de las fotografías se observa al presunto pedófilo practicándole sexo oral a un menor de edad no mayor de diez años.
Se desconoce si los rostros de esos niños son de los hermanos que fueron abusados por el maestro durante años. Uno de ellos, de 13 años, fue quien lo denunció el pasado jueves.
En las fotografías sólo aparece Gómez Aguilar con varones, niños y adolescentes. Las autoridades no descartan que haya víctimas en los diferentes centros educativos de presescolar donde laboraba como profesor de Educación Física.
Otras de las actividades sexuales que realizaba el presunto pederasta eran orgías con varios adolescentes, menores de 18. En las imágenes se observa a más de dos menores practicando sexo oral con Gómez Aguilar.
Estos son sólo algunos nombres y apodos de adolescentes que figuran en la lista del presunto, los cuales grabó sosteniendo relaciones con él: Francisco “El Keko”, “El Pigui”, Juan Carlos, Daniel “El Carbón”, “El Pecas”, “Brando”, “César”, “Edi”, entre muchos otros.
En una de las imágenes se aprecia a no más de diez jóvenes, de entre 15 y 17 años de edad, desnudos y en fila.
En otras, el presunto pederasta sodomiza a un menor mientras permite que otros lo hagan con él. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Sin embargo, el detenido podría quedar en libertad tras el pago de una fianza, pues únicamente fue consignado por el delito de abuso sexual, ya que por los otros delitos aún no se libra una orden de aprehensión.
La defensa del inculpado solicitó ampliación del término constitucional y que el juez le fijara una fianza por el delito mencionado.
A las 15:00 horas de este sábado, Juan de Dios Gómez Aguilar fue sacado de su celda para ser llevado a la rejilla de prácticas del Juzgado Cuarto de lo Penal.
La declaración preparatoria daba inicio y el inculpado comenzó a escuchar la declaración ministerial de los dos menores que lo denunciaron por abuso sexual y por lo que fue detenido y consignado.
En la declaración ministerial de los dos menores quedó asentado que desde hace tres años conocieron a Gómez Aguilar, porque su hermano mayor de nombre Juan Carlos Báez Vidal los presentó con él.
Después de tres meses de habérselo presentado a su madre Josefa Báez Vidal, ella fue quien le pidió al inculpado hacerse cargo de los dos menores, para darles alimentación, estudios y techo, pues su pareja sentimental es alcohólico y adicto a las drogas.
A continuación, se presentan extractos de las declaraciones ministeriales de los dos menores, en donde narran los abusos sexuales a los que eran sometidos por el detenido.
La primera, corresponde a F. L. V. de 14 años de edad, quien entre otras cosas declaró lo siguiente:
“Cuando terminamos de trabajar nos bañamos, estuvimos viendo la televisión y de ahí nos acostamos, Juan de Dios me dijo que me desnudara y que me metiera a la cama con él, vi que puso una cámara sobre la televisión y me di cuenta que la prendió y comenzó a grabar.
De ahí él se fue a acostar conmigo y ya estando desnudos me comenzó a tocar mi cuerpo con sus manos. Primero me tocaba mis pechos y me besaba mi cuello, mientras me besaba mi cuello yo le decía que no me hiciera eso porque no me gustaba, siendo que él me decía que no sentía nada, pero yo le decía que sentía que era malo lo que me hacía y él me metía su pene en mi retaguardia y sentía dolor de lo que me hacía Juan de Dios, por lo que una vez que terminaba de meter su pene en mi retaguardia, él se ponía a ver televisión como si no hubiera pasado nada, todo lo que me hacía lo grababa.
Desde esa noche hasta la fecha, todos los días me tocaba, me metía su pene en mi retaguardia, me lo metía en mi boca y me daba asco, ya que cuando el terminaba de meter su pene en mi boca, yo me la pasaba vomitando por el asco que me daba. Yo me tenía que aguantar porque no tenía otra opción, ahora me siento libre como un pájaro”.
En tanto, el menor M. L. V. de 13 años de edad, declaró entre otras cosas lo siguiente: “Al principio me trataba bien, no me tocaba ni me hacía nada, ya que él se iba al trabajo a las siete de la mañana y regresaba a las 12 del día, aunque había veces que se iba a trabajar a las ocho de la mañana y regresaba como a la una.
Pero después de dos semanas que llegamos a la casa del maestro, un día a las ocho y media de la noche sin recordar la fecha exacta me dijo el maestro Juan de Dios que me quitara toda la ropa, que me quedara desnudo, le dije que no me la iba a quitar, que si quería que me la quitara a la fuerza, por lo que el maestro Juan de Dios me quitó toda mi ropa a la fuerza y vi que el maestro Juan de Dios sacó una cámara de video de color con la cual vi que comenzó a grabar lo que me hacía, ya que la cámara la acomodó sobre la televisión, de ahí se me acercó el maestro y me dijo que yo se la mamara, refiriéndose a que yo le chupara su pene, en eso entró mi hermano y el maestro le dijo que se acostara en la cama, apagó la luz y escuché que el maestro le dijo a mi hermano que se desnudara y que se la mamara, que le chupara su pene.
De ahí en una ocasión el maestro nos pidió a mi hermano y a mí que nos desnudáramos ya que era muy noche, lo cual hicimos mi hermano y yo, pero no me di cuenta dónde puso su cámara para grabar. De ahí nos acostamos en la cama mi hermano y yo y el maestro puso una película pornográfica y todo lo que pasaba en la película nos pedía que hiciéramos todo lo que pasaba en la película, a lo cual yo le dije que no quería y el maestro me dijo que sólo era un juego, por lo cual se me acercó y comenzó a tocar mi pene con su mano, se pasó con mi hermano. El sí se dejaba tocar su pene, el maestro a mi hermano y después le dijo a mi hermano que le tocara su pene, lo cual hizo mi hermano.
De ahí el maestro Juan de Dios me metió su pene en mi boca a la fuerza ya que yo no quería, una vez que me obligó a chuparle su pene le hizo lo mismo a mi hermano. Eso nos lo hacía el maestro todos los días, pero yo era el más rebelde porque yo me negaba a mamarle su pene y es cuando me decía el maestro Juan de Dios que si yo le decía a alguien me iba a golpear, por lo que me dio miedo y no le decía nadie.
Como ya no aguantaba el lunes me escapé de la casa y vi una patrulla de Seguridad Pública y les dije lo que me hacía el maestro y los policías me dijeron que lo denunciara por lo cual lo denuncié y regresé a la casa porque me acordé de los videos que había grabado el maestro para entregárselos a esta autoridad.
Quiero que el maestro Juan de Dios se vaya a la cárcel porque no me gusta lo que me hacía a mi hermano y a mí y a varios niños más”.
En cuanto a la declaración ministerial del inculpado, la inició diciendo: “Lo que dicen los menores es 20 por ciento real, porque lo demás es choro de Martín”.
En dicha declaración, se hace mención de lo que hacía con los menores y otros a los que identificó con los nombres de: Miguel, Francisco (a) “El Queco”, Daniel (a) “El Carbón”, “Pecas”, Brandon, César, Edi, “Piwi” y el propio hermano de los dos agraviados, Juan Carlos Báez Vidal; además de Rosario, Jesús y Moisés.
Las actividades que eran grabadas por el perverso sujeto, incluían fiestas en las que participaban homosexuales vestidos de mujer, que tenían interacción con los menores.
Al término de la lectura de las declaraciones ministeriales, el inculpado aseguró que no todo lo que estaba asentado en actas, lo había dicho, sin embargo; aceptó haber grabado a los menores desnudos junto con él.
La defensa del inculpado solicitó ampliación del término constitucional.
Podría quedar libre
A pesar de las imputaciones que hay en contra del depravado maestro de educación física, podría quedar en libertad con el pago de una fianza, pues el ministerio público sólo lo consignó por el delito de abuso sexual en agravio de los dos menores que lo denunciaron de manera formal.
En cuanto a los delitos de pornografía infantil y violación, el juez tendrá que librar una orden de aprehensión en su contra para evitar que salga de la cárcel, de lo contrario, tras el pago de la fianza saldría en libertad.
El término de ampliación para que el juez determine la situación legal del inculpado, vence el próximo jueves. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)