Cónclave de priístas en Cancún

Posted on enero 13, 2010, 11:52 pm
13 mins

CANCÚN, MX.- La clase priista de Cancún sostuvo el miércoles un cónclave para atajar cualquier rumor de ruptura, y que en la oposición no hay enemigo que pueda con ellos.

Advertisement

Darán a conocer convocatoria la próxima semana

CANCÚN, MX.- El PRI definirá la próxima semana los métodos de selección de sus candidatos a gobernador, diputados y presidentes municipales, anunció su líder estatal Cora Amalia Caastilla Madrid, durante un desayuno de salutación de año nuevo con toda la militancia del partido.
Según dijo, el PRI se mantiene como un partido sólido, pero que es preciso que sus militantes se mantengan unidos, atiendan los llamados a la cordura y no se dejen llevar por “calenturas ni pasiones”.
Luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación eliminó los “candados” que le impedían al alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez, contender por la gubernatura de Quintana Roo, las dirigencias estatal y municipal del PRI organizaron un encuentro en Cancún.
El convivio permitió cerrar filas en el PRI; pues lo encabezó el gobernador del estado, Félix González Canto y tres de los políticos que se mencionan para la candidatura de su partido, los legisladores federales, Carlos Joaquín González, Roberto Borge Martín, y Eduardo Espinoza Abuxapqui.
Llamó la atención que no estuviera el cuarto aspirante a la candidatura, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural e Indígena (SEDARI), Gabriel Mendicuti Loría, cuya ausencia generó todo tipo de rumores incluso, se dijo que había sido llamado a declarar por la Siedo, en calidad de presentado por el asunto de la licitación de la cárcel de Cancún a un familiar de poderoso narcotraficante mexicano.
Según se informó, el desayuno fue de “salutación” por el año nuevo, en el mensaje de bienvenida, la líder estatal del PRI; Cora Amalia Castilla Madrid sostuvo que el partido mantiene su fortaleza pero sin embargo, es preciso acatar el llamado a la unidad para enfrentar mejor preparados a la próxima contienda electoral.
En el ágape, estuvieron diputados locales del PRI; empresarios y dirigentes de centrales obreras así como ex alcaldes de Cancún.
El fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a la reforma del Artículo 80 de la Constitución del Estado de Quintana Roo, propuesta por la XI Legislatura del Congreso estatal, se convirtió en el tema principal del encuentro.
En entrevista, el gobernador Félix González Canto, señaló que ya no es tiempo de voltear atrás, que si se quiere hablar de tratar de nuevas modificaciones a la Constitución, corresponderá a la siguiente legislatura hacerlos.
Sobre el proceso electoral, sostuvo que será muy respetuoso de los tiempos electorales y que una vez iniciada la contienda se mantendrá como observador del mismo.
En cuanto al “destape” de Gregorio Sánchez como precandidato de los partidos de izquierda a la gubernatura del estado, el mandatario quintanarroense, sostuvo que no es nada nuevo que se mencione al edil cancunense como aspirante.
En entrevistas por separado, los priístas hablaron del alcalde Sánchez Martínez.
El diputado federal priísta, Roberto Borge Angulo sostuvo que no se le puede poner tanta atención a los esfuerzos de pequeños grupos por concretar una alianza cuando se tiene la certeza de que se enfrentarán a un PRI sólido y cohesionado.
-El único partido estable es el PRI -afirmó.
Por su parte, el legislador Carlos Joaquín González manifestó que tras el fallo de la Corte se percibe un ambiente político de tranquilidad que ayudará al desarrollo de las elecciones.
Finalmente, Eduardo Espinoza Abuxapqui, afirmó que el alcalde Sánchez Martínez no puede considerarse un funcionario público exitoso cuando apenas tiene año y medio en un cargo de elección popular.
En entrevista telefónica aparte, el ex diputado Gastón Alegre López, quien formó parte de la Legislatura que creó la reforma y que fue el único legislador que votó en contra, aplaudió la decisión de la Corte.
Por su parte, el senador priísta Pedro Joaquín Coldwell, consideró que no posible que se busque la aplicación de leyes que restringen a los ciudadanos y que pretendan establecer un “apartheid” en política. (Fuente: Diario de Yucatán)

Aunque el evento fue convocado como una salutación de unos 400 priistas al gobernador del estado, éste tuvo efecto contrario. Félix González tuvo que recorrer todas y cada una de las mesas que se instalaron ayer en céntrico hotel de la ciudad para saludar a los comensales, en su mayoría funcionarios del gobierno del estado y líderes de organizaciones y sectores afines al PRI.
La mesa principal estaba integrada por las dirigentes estatal y municipal del PRI, Cora Amalia Castilla y Guadalupe Novelo Espadas, las que para evitar malas interpretaciones, flanqueaban al gobernador Félix González. A un costado los diputados federales Roberto Borge y Carlos Joaquín, de quienes es un secreto a voces de sus aspiraciones por la gubernatura del estado. Sin embargo, Eduardo Espinosa ayer dijo que también quiere y que para ello tiene una amplia trayectoria política, y “no de un año y unos meses como Gregorio Sánchez”.
El secretario de Gobierno, Eduardo Ovando, más discreto, aunque prefiere no hacerlo público, prevé que de última hora él sea el ungido. Esta vez si se le haga, no como hace seis años que ya tenía todo listo, pero Félix González le ganó la partida.
El gobernador con un gesto adusto, fiel a su costumbre no suelta su teléfono celular…Sara Latife Ruiz Chávez sería la destinataria para reclamar por qué ella no fue invitada.
Cora Amalia Castilla Madrid, presidenta del PRI en el estado dirige un encendido discurso, aunque extenso que pone cara de aburridos a la mayoría, incluyendo al propio gobernador.
La distribución de los invitados se hizo de acuerdo a sus posiciones: En un lado los ex presidentes municipales de Benito Juárez: Arturo Contreras Castillo, compartiendo pan y sal con su otrora enemiga Magaly Achach. Junto a ellos, Carlos Cardín, Rafael Lara y Francisco Alor. Más tarde se incorporó Felipe Amaro Santana, aunque ya no alcanzó lugar en la mesa asignada a los ex gobernantes de Cancún.
En otra mesa los dirigentes de organizaciones obreras: Martín de la Cruz, de la CROC; Isidro Santamaría, CTM; Pascual de la Cruz, CTC, entre otros.
Aunque también había empresarios, como Diego de la Peña, quien acudió junto con su hijo, Rodrigo de la Peña, actual presidente de la Asociación de Hoteles; Carlos Constandse Madrazo y Eduardo Solís Preciat, de estos últimos de quienes se conocen sus afinidades por el PRI.
Fernando Espinosa de los Reyes, ex rector de la Universidad del Caribe también acudió, lo mismo que Leslie Hendricks, rectora de la Universidad Tecnológica, quien mientras se pronunciaban los discursos prefería platicar con Rodrigo de la Peña. En la misma mesa, el otrora líder de los hoteleros y hoy empleado del gobierno del estado, Jesús Almaguer, quien optó por el silencio.
Las mesas para los dirigentes de seccionales y “líderes naturales del PRI”, casi al final, lo mismo que para funcionarios de segundo y tercer nivel del gobierno del estado.
Sin embargo, el ánimo era el mismo: obtener todos los triunfos posibles en la elección del 4 de julio próximo.
El gobernador los convocó a entregar buenas cuentas, como el PRI de Quintana Roo lo hizo en la elección de julio del 2009.
Les dijo que Quintana Roo, junto con Colima y Yucatán obtuvieron la mejor diferencia de votos del PRI con los partidos de oposición.
En la reunión, los aspirantes a suceder a Félix González dejaron en claro que la batalla del PRI no está afuera sino hacia adentro, al dejar de manifiesto que no es uno sino varios los que buscan la candidatura para gobernar Quintana Roo.
El diputado federal Roberto Borge, quien fue el más aplaudido, incluso superando al propio Félix González, dijo que en el PRI “no se le teme a nadie”, y “no volteamos a ver lo que hacen los demás”, tras señalar que el PRI tiene gran fortaleza.
“Beto Borge en su momento va a contribuir con su partido, hay mucho trabajo por hacer”.
Eduardo Espinosa Abuxapqui, actual representante del gobernador en la zona norte, rechazó que esté en desventaja frente a Carlos Joaquín y Roberto Borge.
“Yo estoy más con el trabajo del pueblo que con las fotos”, dijo, tras advertir que hay varios que ya se están promocionando de manera indiscriminada.
Carlos Joaquín González, un poco más parco, anticipó que en su momento decidirá qué derrotero seguir, o busca la candidatura a gobernador por el PRI o se mantiene en su trabajo como diputado federal.
Reconoció que lo une una amistad con Gregorio Sánchez, pero “yo estoy en el PRI y estaremos tomando las decisiones correspondientes”.
Al final todos buscaban a sus “gallos”, y de este modo anticiparse a un acomodo una vez que el jefe defina a su sucesor. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)