Son territorio de delincuencia Regiones 94 y 95 en Cancún

0
42

CANCÚN, MX.- La cruda realidad que viven las regiones 94 y 95, consideradas las más peligrosas de la ciudad, es que están a la merced de la delincuencia. La escasez de personal y de patrullas ha llevado a los elementos policíacos a no interferir cuando se registra un enfrentamiento entre grupos de pandilleros o un hecho relacionado con la delincuencia organizada. Aplican su criterio y esperan hasta que llegue el apoyo.


La región 95 tiene el estigma, desde hace muchos años, de ser una zona conflictiva; en ella impera el pandillaje, por sus calles corre la venta de droga. Sus manzanas han sido escenarios de ejecuciones y robos violentos.
Se encuentra situada al sur-oeste de la ciudad. La rodean principales avenidas como son: Andrés Quintana Roo, Kinik, Nichupté e Industrial. Fue una de las primeras regiones que se formaron después del primer cuadro de la ciudad.
Pertenece al sector 7, el cual se encarga de vigilar de la 510 a la 522, 524 a la 532, de la Supermanzana 58 a la Región 99, así como la 317, entre otras.
Para la vigilancia dicho sector sólo cuentan con cinco patrullas y 20 elementos por turno, de 24 por 24 horas. Durante un recorrido que realizó Novedades de Quintana Roo por la Región 95, se constató la falta de vigilancia; no se vio por ninguna de las calles la presencia de patrullas.
Sólo dos se ubicaron aparcadas en el Oxxo de la esquina de las avenidas Industrial y Nichupté, al ver la cámara de esta casa editorial se retiraron del lugar.
El corazón de la región 95 es prácticamente la calle 105, entre la 8 y 22, que abarca 11 manzanas y un parque. En esta zona se encuentra la mayor actividad comercial y de gente, durante todo el día.
Farmacias, tiendas de abarrotes, café internet, tianguis, pescadería, carnicería, entre otros, se encuentran en este perímetro de la región. Entre la calle 105 y calle 8, manzana 32, existe una caseta de vigilancia de la Policía Preventiva, en el parque, hay otra. Es un elemento policíaco por cada una, son insuficientes para vigilar toda la zona.
Con optimismo, uno de los oficiales dijo a este rotativo que antes la zona sí era conflictiva por los enfrentamientos de pandilleros, ahora dice que ya no. “Todo está muy tranquilo”.
Sin embargo en sus calles y fachadas de las viviendas impera el graffiti, con los nombres de las pandillas que marcan su territorio.
En la región 94, se vive el mismo panorama de inseguridad. Se encuentra ubicada al poniente del municipio y pertenece al Sector 10, que abarca de la Región 91 a la 94, de la 219-221 y 228-230.
Sus límites son la avenida López Portillo, la calle 115 (conocida como tercera entrada), calle 103 (primera entrada) y calle 56. Esta región es considerada como una de las más violentas, por los enfrentamientos entre pandillas, asaltos a transeúntes y asesinatos.
Para todo este sector sólo hay cuatro patrullas, en operativo, y nueve elementos; aparte hay dos patrullas en sitios establecidos, pero no funcionan, una custodia un parque y otra una casa sobre la Ruta 4, donde se cometió un asesinato. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook