Muere niño atropellado por autobús en junio del 2009

Posted on enero 27, 2010, 11:52 pm
10 mins

CANCUN, MX.- “Luchó bastante, hasta donde pudo; platicaba con nosotros que ya se sentía bien, que ya iba a la escuela. Todavía el pasado domingo me dijo que se había sacado un diez”, narra con profundo dolor la abuela de Cristian Canché Aké, el niño de 10 años atropellado por un autobús de la línea Turicún en junio del año pasado.

Su salud se deterioró a raíz del accidente

CANCÚN, MX.- En medio del profundo dolor por la muerte de su hijo, Cristian Canché Ake, de 10 años, quien hace siete meses fue atropellado por un autobús de Turicun, la madre del menor, Mariana Ake Cano, de 25 años, consideró que la vida de su niño fue deteriorándose desde el accidente.
Mariana Ake, quien está velando a su hijo en su domicilio en la Región 227, mencionó que un chofer de la empresa Turicun tuvo la culpa en la desgracia de su hijo, porque su vida ya no fue igual, pero todavía no sabe si procederá legalmente contra esa empresa por el deceso de Cristian.
La madre de familia mencionó que primero atenderá el servicio funeral de su hijo y después verá que procede jurídicamente.
Mariana Ake señaló que su hijo fue dado de alta a principios del mes de noviembre y retomó sus estudios de tercer grado de primaria, aunque su estado de salud ya no era el mismo.
Sobre esto, la afligida madre expresó. “Desde noviembre…hacia sus actividades normales…si iba a la escuela…repentinamente se enfermó, el niño antes del accidente estaba bien, siempre estuvo bien, a raíz del accidente se le bajaron sus defensas, luego de que venimos de México fue que le dio neumonía…desde octubre, tuvo una tos que no se le quito”.
El niño Cristian Aké presentó calentura el martes pasado y su madre estuvo atendiéndolo hasta que se le bajó la fiebre, alrededor de la una de la madrugada de este miércoles.
Sin embargo, Mariana Ake manifestó que a las siete de la mañana notó que su hijo se quejaba y lo llevó a la clínica de ginecopediatría del Seguro Social, donde ingresó sin signos vitales.
La madre del menor consideró que Turicun es culpable de la muerte de su hijo, porque antes del accidente, éste llevaba una vida normal.
Cuestionada sobre si Turicun es responsable del deceso de su hijo, éstas fueron sus palabras. “Si, porque el niño estaba bien, nunca se me había enfermado de nada…ya se acercó Turicun…se están haciendo cargo…si, es lo que voy a ver, voy a platicar, que me asesoren bien con un licenciado”.
Mariana Ake compareció la tarde de este miércoles ante el Ministerio Público, durante dos horas, y explicó todo el tratamiento médico que llevó su hijo, en el hospital Américano, en el Seguro Social y en la ciudad de México.
Sobre la reactivación de las investigaciones, el director de Averiguaciones Previas, Ludwin Vivas Arjona informó. “Tenemos que esperar el dictamen de necropsia que emita el médico legista, para determinar las causas del fallecimiento, para que se determine si el fallecimiento tuvo origen o se derivó de ese hecho de tránsito que tuvo con anterioridad o se debió a otra causa”.
El niño había tenido una lenta recuperación y empezó a asistir a la escuela primaria, para continuar con sus estudios de tercer grado, pero constantemente se enfermaba, porque su estado de salud quedo delicado por el largo tiempo que permaneció en hospitales, debido a ese accidente.
Cristian Ake fue atropellado el 11 de junio del año pasado en el fraccionamiento Villas Otoch por un autobús de Turicun, empresa que en un principio intento dejar de brindarle atención médica y debido a esto, el menor estuvo a punto de quedar fuera del Hospital Americano por falta de pago de esa línea de transporte urbano, porque la aseguradora ya había cubierto el monto total de la póliza de accidente.
En ese entonces, por la presión de la familia, la empresa Turicun llegó a un arreglo y dio de alta a la madre del menor en el Seguro Social, para que recibiera atención médica.
De manera preliminar, la necropsia de ley arrojó que el niño presentaba un cuadro de anemia severo y que además tenía neumonía, lo que le originó un infarto. (Fuente: Enfoque Radio)

La abuela acudió ayer a las instalaciones de la Subprocuraduría de Justicia en la zona norte, para que le entreguen el cadáver de su nieto, quien murió la mañana de ayer luego de pasar varios meses de hospital en hospital a consecuencia de las graves lesiones. Sufría de una anemia severa que derivó en una neumonía bilateral que le ocasionó un infarto.
Según informes de los familiares, la mañana de ayer se levantó el hermano más pequeño de Cristian. Fue a despertar a éste a su cama, pero vio que no se movía y corrió a avisarle a su madre, Marian Aké Cano, de 25 años.
La mamá de inmediato lo trasladó al hospital pediátrico que se localiza en la avenida Kabah con López Portillo. Alrededor de las 07:30 horas llegó a dicho hospital y de inmediato lo trasladaron al área de choque, pero el menor ya no presentaba signos vitales.
El cuerpo del menor fue trasladado a las instalaciones del Semefo para la necropsia de ley. Ayer mismo la familia se presentó en la mesa de homicidios para iniciar los trámites de entrega del cadáver.
La madre del infante rindió su declaración al mediodía de ayer. La acompañaron su madre y abuela, Mirna Cano Loría y Teresa Loría Mauri, respectivamente, quienes dijeron a Novedades de Quintana Roo. “No le deseo mal a nadie, ahí lo dejamos en las manos de Dios”.
Con profundo dolor narró que Cristian era un niño sano hasta antes del accidente, que se registró el 11 de junio de 2009 en la Región 227, donde fue atropellado por el chofer de un Turicún.
A raíz del accidente empezó a deteriorarse su salud. Nunca quedó bien, a pesar de que ya había logrado caminar. Pero la temperatura y la tos nunca se le quitaron.
Esperan que el culpable pague por lo que hizo, porque si continúa en las calles, su imprudencia e irresponsabilidad van a seguir ocasionando más dolor a otras familias.
Exhortó a los conductores que hagan un poco de conciencia y conduzcan con precaución. “Ayer lo vimos todavía, fue a mi casa; estaba bien, sólo tenía un poco de tos. Cursaba el tercer año en la escuela Frida Khalo”, señalaron los familiares.
Por su parte, el director de Averiguaciones Previas, Ludwig Vivas Arjona, dijo que tienen que esperar a saber los resultados de la necropsia para saber si la causa de su muerte fue a consecuencia del accidente.
De ser así, al expediente se le daría seguimiento por el delito de homicidio, porque sólo se le otorgó el perdón al chofer por las lesiones del menor. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)